Pareja que no lograba tener hijos por sobrepeso logra concebir, ¡tras perder 432 lbrs entre los dos!

Por SWNS
14 de Septiembre de 2021
Actualizado: 15 de Septiembre de 2021

Una pareja de obesos perdió la asombrosa cantidad de 432 libras (aprox. 196 kg) para convertirse en padres después de intentar concebir durante siete años.

Dustin Hall, de 37 años, se deshizo de las impresionantes 317 libras (aprox. 144 kg), y su esposa Raquel, de 34 años, perdió 115 libras (aprox. 52 kg) después que los médicos les dijeran que adelgazar era su única oportunidad de ser padres.

Por suerte, la pareja, originaria de Lathrop, al norte de California, se convirtió en padres de Presley el 20 de diciembre de 2020, e insisten en que su proceso de perder peso hizo posible que pudieran ser padres finalmente.

“La única razón por la que podemos tener hijos es porque perdimos una cantidad significativa de peso y lo mantuvimos”, dijo Dustin. “No podía ser un padre activo con 534 libras (aprox. 242 kg)”.

Raquel y Dustin Hall con su bebé después de perder peso. (SWNS)

Raquel, que trabaja en una organización sin ánimo de lucro, está de acuerdo con su esposo. Dijo: “Ser madre vale cada segundo de perder peso, cada caloría quemada, cada momento de sudor en el gimnasio”.

Los médicos de Dustin le advirtieron que si no reducía su voluminosa figura, podría morir en seis meses.

“Me costaba respirar en mitad de la noche, no podía atarme los zapatos, no podía caminar más de 100 metros sin tener que sentarme”, cuenta Dustin, que trabaja en el sector de los seguros.

Dustin consumía entre 13,000 y 15,000 calorías al día en ese momento.

“Iba a Taco Bell y almorzaba 2500 calorías”, dijo Dustin. “Bebía dos o tres botellas de refresco de 2 litros al día”.

Añadió que realmente era “inculto en cuanto a la comida”.

Raquel y Austin Hal antes de perder peso. (SWNS)

Sin embargo, admite que una conversación con su médico fue lo que lo asustó para ponerse finalmente en forma.

En julio de 2016, Dustin se sometió a una cirugía de bypass gástrico, un procedimiento en el que el cirujano crea una pequeña bolsa en el estómago, restringiendo la cantidad de comida que puede contener. Después de eso, Dustin revisó profundamente su dieta, y dejó de lado la comida rápida para adoptar una dieta alta en proteínas y baja en carbohidratos. Sus comidas se centraron entonces en el pollo, el pescado o el marisco, la fruta y las verduras.

Además de hacer cambios en su alimentación, Dustin hizo entrenamientos HIIT y adoptó la meditación consciente como parte de su rutina.

“También analicé por qué utilizaba la comida como mecanismo para afrontar las cosas”, dijo Dustin. “La meditación consciente fue realmente importante para mí: simplemente tomarme unos momentos para practicar la respiración”.

(SWNS)

En dos años y medio, Dustin pasó de pesar 534 libras (aprox. 242 kg) a 217 libras (aprox 98.4 kg).

Raquel se sintió motivada para perder peso cuando su marido llegó a pesar menos que ella.

“Cuando empecé, él ya tenía un six-pack”, dice Raquel.

Raquel padecía el síndrome de ovario poliquístico (SOP), una enfermedad que dificulta que las mujeres queden embarazadas.

“Nunca ovulaba, ni siquiera con medicamentos, así que mi médico me dijo que para quedar embarazada tenía que perder peso”, cuenta Raquel. “Seguí lo que hizo Dusty”.

En diciembre de 2018, Raquel se sometió también a un bypass gástrico. También asumió una dieta baja en carbohidratos.

Al poco tiempo, las citas de la pareja implicaban hacer ejercicio juntos en lugar de salir a comer.

“Nos mantuvimos en nuestro programa y me esforcé por ir al gimnasio seis veces a la semana”, cuenta Raquel. “Íbamos juntos de excursión; nuestras citas empezaron a ser diferentes”.

Raquel y Austin en el gimnasio. (SWNS)

El régimen de ejercicio y dieta de Raquel la llevó de 298 libras (aprox. 135 kg) a 183 libras (aprox. 83 kg).

Después de su increíble trasformación, la pareja se sorprendió cuando Raquel quedó embarazada en abril de 2020.

“Nos hicimos una prueba al azar y mostró una segunda línea muy tenue”, dijo Dustin. “Decidimos hacernos una segunda prueba y aparecía diciendo que estaba embarazada”.

“Se me iluminaron los ojos, miré a mi esposa y me quedé sin palabras”, añadió.

Dustin está convencido de que él y Raquel son padres gracias a su asombrosa pérdida de peso.

Raquel y Dustin Hal anes y después de perder peso. (SWNS)

“Mi afán por estar sano fue para poder tomar a mi hija y arrodillarme para jugar con ella”, dijo.

Raquel dijo: “Perder peso me permitió llevar una vida que no sabía que podía tener. Sigue siendo el sueño más increíble e incluso mejor de lo que imaginaba”.

Con información del personal de Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS