Partido español rechaza el 8M y apela a no colectivizar por sexos: “Tenemos que remar todos juntos”

Por EFE
07 de Marzo de 2019 Actualizado: 07 de Marzo de 2019

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, reclama a la izquierda “no penalizar la concordia” entre hombres y mujeres y no “dividir a la sociedad” entre sexos por la demagogia de algunos y su “incapacidad” para resolver los problemas de la sociedad.

En un acto en Madrid, con motivo del Día de la Mujer, ha criticado el “paternalismo” de la izquierda con las mujeres y ha dicho que “no es cuestión de victimizar a las mujeres ni criminalizar a los hombres”, sino adoptar medidas eficaces contra los delincuentes independientemente de su sexo.

Casado, que ha recordado que el PP no participará este viernes en las movilizaciones por el 8M porque considera “inadmisible” el manifiesto, ha reunido en este acto a varias de las 29 candidatas del PP para las elecciones autonómicas y municipales, que representan el 44 por ciento del total.

Explicó la decisión de su partido de no participar en la manifestación por el 8M porque no pueden compartir una pancarta o una motivación que habla de “un país colonial, unas instituciones prácticamente dictatoriales, de hablar de asignaturas sexuales para niños”.

Un país que, a su juicio, no es reconocible, y el PP no puede aceptar “que se hable de capitalismo y de comunismo cuando tiene que ser la reivindicación de un día de las mujeres”.

El líder de los populares ha presentado el lema de su partido para celebración de este viernes, 8 de marzo: “No hablamos por ti, hacemos para ti”, con el que quieren reivindicar los “logros” de los gobiernos del PP en las políticas de igualdad.

“Yo no quiero vivir en un país en el que se enfrente a mi hija y mi hijo, en el que se manifiesten las mujeres o haya colores o haya reivindicaciones de las mujeres y se contrapongan con las de sus compañeros a la otra mitad del mundo”, ha afirmado antes de advertir que su partido no va a admitir “ni una sola manipulación más”.

Ha asegurado que él cree en un feminismo entendido como “igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres” pero sin “colectivizar” por sexos, edad o religión.

“Tenemos que remar todos juntos, apelo a la responsabilidad para que todos los partidos vayamos de la mano”, ha insistido Casado, quien ha retado a la izquierda a aceptar la petición del PP de prisión permanente revisable para ciertos delitos y que los agresores no pueden volver a las calles.

En este sentido, ha destacado que lo que plantea el PP es “menos demagogia y más hacer”.

Ha comprometido que el PP no “abandonará ni un solo euro” en sus políticas contra la violencia contra las mujeres, algo que ve “compatible” con la lucha contra la violencia doméstica o intrafamiliar que “no es lo mismo”.

 

TE RECOMENDAMOS