Pasajera pide al chofer del autobús que expulse a un desamparado, su respuesta deja mudos a todos

Por Daniel Cameron - La Gran Época
25 de Junio de 2019 Actualizado: 25 de Junio de 2019

La bondad está aquí, la bondad está allí. La bondad está de hecho en todas partes.

Un pasajero anónimo, que viajaba en autobús, publicó una historia con Love What Matters el 8 de febrero de 2016, sobre un conductor de autobús consciente, cuyo buen corazón no pasó desapercibido ese turno.

Lo que primero impresionó a este observador callado fue lo considerado que era el conductor del autobús.

Cuando un hombre en silla de ruedas mecánica subió al autobús, “el conductor del autobús se tomó su tiempo y habló con él, preguntándole dónde estaba su parada y asegurándose que el hombre estuviera cómodo”, escribió el pasajero.

Ese hombre en silla de ruedas se bajó unas cuantas paradas después. Parecía todo un lujo, pero esto es lo que más impresionó al pasajero.

Fue en una parada posterior cuando un desamparado, que tenía sus pertenencias amontonadas sobre su silla de ruedas, subió al autobús.

El conductor del autobús instaló una rampa para sillas de ruedas para el hombre y dobló algunos asientos en el área designada para sillas de ruedas del autobús para que este hombre pudiera sentarse.

“Viendo el estado del hombre y sus pertenencias, una mujer le dijo al conductor: ‘Señor, no creo que eso sea muy higiénico'”.

Ante esto, el vagabundo parecía triste y avergonzado.

“El conductor miró a la mujer y le dije tranquilamente: ‘Señora, con todo respeto, no voy a forzar a este hombre a perder las únicas pertenencias que tiene solo porque necesite llegar a un lugar seguro'”.

“Todo el autobús se quedó en silencio mientras terminaba de atar la silla de ruedas y continuaba nuestra ruta”, recordó el pasajero.

La gratitud surgió en el corazón de este observador anónimo, que expresó un deseo genuino -después de haber sido inspirado por esta experiencia- de ser amable con los demás también.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Shutterstock/Syda Productions)

“Nunca olvidaré a ese conductor de autobús que fue tan amable con aquellos que necesitaban amabilidad”, concluyó el pasajero.

Aunque el conductor del autobús es el punto culminante de esta historia, la usuaria de Facebook Alice Schaefer compartió su refrescante perspectiva sobre la dama que hizo el comentario inapropiado a bordo del autobús.

“Rezo para que Dios perdone a esa mujer y llene su corazón de amor y bondad, para que pueda ser más humilde la próxima vez”, escribió.

El de Schaefer fue el comentario principal de la historia, recibiendo más de 400 reacciones.

En respuesta al comentario de Schaefer, un usuario escribió: “Estoy muy agradecido de ver tu respuesta tan positiva”.

Otro agregó: “La verdadera medida de la bondad es cuando la extiendes a los que no la merecen”.

No solo es fantástico aprender de la gente que cumple con su deber en la sociedad, como el conductor del autobús, sino que es un soplo de aire fresco ver el comentario de Schaefer sobre el perdón y la esperanza para la otra dama.

Un hombre valiente se lanza al agua helada para rescatar un gatito

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS