PCCh probablemente destruyó posibles pruebas de filtración del laboratorio de Wuhan: Exjefe del M16

Por Tom Ozimek
04 de Junio de 2021
Actualizado: 04 de Junio de 2021

El exjefe de la inteligencia británica, Sir Richard Dearlove, dijo que cree que es muy probable que las autoridades chinas hayan destruido cualquier posible evidencia de que el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) se filtró desde el laboratorio en Wuhan.

Los interrogantes sobre el origen del virus del PCCh, el agente patógeno que causa COVID-19, se replicaron con dos teorías contrapuestas que siguen acaparando los titulares —una, que el virus dio un salto natural desde un animal al ser humano, y otra, que surgió por una filtración del laboratorio.

Si bien la tesis de que el virus se filtró desde un laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan fue inicialmente descartada por varios científicos prominentes, incluido el asesor de la Casa Blanca, el Dr. Anthony Fauci, ahora se produjo un notable cambio. Fauci reconoció que ya no está tan seguro de que el virus no se filtró desde el laboratorio, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó a los servicios de inteligencia estadounidenses que “redoblen” sus esfuerzos para examinar ambas teorías, las que calificó de igualmente plausibles.

Pero Dearlove, que de 1999 a 2004 dirigió el MI6, la agencia de inteligencia británica, dijo el jueves en un podcast de Planet Normal, del periódico Telegraph, que los esfuerzos para establecer el verdadero origen del virus se enfrentan al desalentador obstáculo de que los funcionarios comunistas de China probablemente destruyeron las pruebas clave.

“No sabemos si eso es lo que ha ocurrido, pero es probable que muchos datos hayan sido destruidos o hechos desaparecer, por lo que va a ser difícil demostrar definitivamente que una quimera de ganancia de función es la causa de la pandemia”, dijo Dearlove.

El exjefe del MI6, Sir Richard Dearlove, en Londres el 20 de febrero de 2008. (Cate Gillon/Getty Images)

La investigación sobre la ganancia de función consiste en aumentar la virulencia o transmisibilidad de los agentes patógenos para comprender y predecir mejor la aparición de estos agentes como causantes de enfermedades y facilitar así la búsqueda de una solución antes de que la enfermedad se convierta en una pandemia. Aunque es probable que las instalaciones de Wuhan, que tienen vínculos con el ejército chino, se dedicaran a la investigación de ganancia de función sobre los coronavirus, se desató una acalorada controversia sobre si se utilizaron subvenciones del gobierno estadounidense para este fin.

Fauci reconoció recientemente que se destinaron unos 600,000 dólares en subvenciones a las instalaciones de Wuhan y aunque negó que se utilizaran para financiar investigaciones de ganancia de función, admitió que no podía estar seguro de que el dinero no se utilizara en algo diverso al objetivo previsto, que era estudiar los coronavirus en los murciélagos.

“La subvención fue de unos 600,000 dólares en un periodo de cinco años. Por tanto, era una cantidad modesta y el propósito era estudiar la interfaz animal-humano, vigilar y determinar si estos virus de murciélago eran capaces de transmitir la infección a los humanos”, dijo recientemente Fauci a los miembros del Congreso.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, declara en una audiencia del Senado en Washington, el 30 de junio de 2020. (Kevin Dietsch/Pool/Getty Images)

Aunque en un principio descartó la teoría de la filtración del laboratorio, Fauci dijo recientemente que “no está convencido” de que el virus se haya desarrollado de forma natural, y pidió una investigación más profunda de sus orígenes. Dearlove insistió también en la necesidad de una investigación exhaustiva.

“Por esta razón es tan importante ahora el análisis científico, porque aunque no se puede probar el caso al ciento por ciento, el análisis bioquímico exhaustivo pondría en evidencia que se trata de un experimento de laboratorio hecho por el hombre, un virus natural que ha sido mejorado”, dijo el exjefe de espionaje.

Calificando al PCCh de “régimen bastante aterrador”, Dearlove dijo que las autoridades comunistas chinas hacen “algunas cosas que consideramos inaceptables y extremas para silenciar la oposición a la línea oficial”.

El PCCh ha negado cualquier conexión entre los orígenes del virus y el laboratorio de Wuhan y ha impulsado la hipótesis de la “zoonosis natural” —que el virus se transmitió a los humanos desde un huésped animal— aunque todavía no se ha encontrado ningún huésped intermedio. Además, el régimen chino también ha afirmado que el virus se originó fuera de China. En una rueda de prensa celebrada el 24 de mayo, el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian, acusó a Estados Unidos de liberar el virus desde la base militar de Fort Detrick, en Maryland.

“Al final esto se va a reducir a las pruebas científicas porque los datos ya no están disponibles, a menos que algún individuo chino valiente, probablemente un científico, se presente”, dijo Dearlove.

El Dr. Chris Gottlieb, excomisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), dijo el 30 de mayo que “China podría proporcionar pruebas que serían exculpatorias en este caso”, incluyendo el acceso a las muestras de sangre del personal del laboratorio de Wuhan, así como otros registros de laboratorio, incluyendo algunas de las cepas originales de la fuente viral.
“Se han negado a hacerlo”, dijo Gottlieb.

El Comisionado designado de la FDA, Scott Gottlieb, testifica durante una audiencia del Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado el 5 de abril de 2017, en el Capitolio de Washington. (Zach Gibson/Getty Images)

Según Gottlieb, la teoría de la fuga del laboratorio se ve reforzada por pruebas circunstanciales que apuntan a problemas conocidos en las instalaciones de Wuhan.

“Sabemos que ese laboratorio estaba mal construido, tenía malos controles”, dijo Gottlieb. “Sabemos que el laboratorio realizaba investigaciones de muy alto riesgo, incluyendo la infección de animales transgénicos, animales con sistemas inmunológicos totalmente humanos”.

Gottlieb también dijo que el brote de COVID-19 habla de la necesidad de ver “la salud pública a través del lente de la seguridad nacional”, e instó a los servicios de inteligencia de Estados Unidos a involucrarse más en la investigación del origen del virus.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS