Pelosi: Ley de seguridad de Hong Kong es un “movimiento descarado” de China

Beijing podría enfrentar sanciones, incluyendo las limitaciones de visa y sanciones económicas, dijo la presidenta de la Cámara
Por Emel Akan
28 de Mayo de 2020
Actualizado: 28 de Mayo de 2020

WASHINGTON–La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.) condenó el 28 de mayo las acciones tomadas por Beijing para anular la autonomía de Hong Kong y dijo que Estados Unidos podría imponer sanciones que incluyen “limitaciones de visa y sanciones económicas”.

“Es un movimiento descarado por parte del gobierno chino”, dijo Pelosi durante una conferencia de prensa.

“Hong Kong es una parte importante de la vitalidad de la industria y el comercio que entra a China continental. Uno pensaría que querrían que esa vitalidad continuara”.

El Congreso Nacional del Pueblo de China aprobó el 28 de mayo un proyecto de resolución sobre una denominada ley de seguridad nacional para Hong Kong, en medio de críticas internacionales.

La medida de China se produjo luego de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, declarara el 27 de mayo que “Hong Kong ya no es autónomo de China” debido a los esfuerzos del régimen chino para reforzar su control sobre la ciudad.

Pelosi dijo que estaba “decepcionada” con la decisión de la administración Trump sobre Hong Kong, pero también señaló que “no hay otra decisión a la que llegar”.

Se requiere que Pompeo evalúe anualmente la autonomía de Hong Kong en virtud de una ley aprobada por el Congreso de los Estados Unidos en octubre de 2019: la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong de 2019. El gobierno de los Estados Unidos debe garantizar que la ciudad sea lo suficientemente autónoma para poder retener sus privilegios comerciales.

“Veamos qué va a hacer la administración. Hay una gran variedad de opciones en la ley”, dijo Pelosi. “Se incluyen sanciones contra individuos u otras sanciones. Veremos a dónde van a partir de aquí”.

El marco de “un país, dos sistemas” que gobierna la relación entre Hong Kong y Beijing hasta 2047 le permite a la ciudad conservar una amplia autonomía y libertades, incluido un sistema legal separado. Este acuerdo ha permitido a los Estados Unidos negociar con Hong Kong como una entidad separada y ofrecerle un trato especial en las áreas de visas, comercio e inversiones.

La erosión de la autonomía de Hong Kong ha sido una preocupación creciente para Washington durante varios años. No está claro si la administración Trump procederá a revocar los privilegios especiales de Hong Kong, lo cual requiere una orden ejecutiva del presidente. El presidente Donald Trump dijo el 28 de mayo que daría una conferencia de prensa sobre China el 29 de mayo.

Pelosi instó a otros países a apoyar a Hong Kong.

“Todos deberíamos hablar en contra de esa ley de seguridad, no solo Estados Unidos. La UE, la gente de todo el mundo debería hablar en contra de ella”, dijo, y agregó que el Partido Comunista Chino (PCCh) está tomando “acciones brutales” en China continental, Xinjiang, Tíbet y Hong Kong.

Pelosi también emitió un comunicado pidiendo colaboración para responder a Beijing.

“El siguiente paso ahora es que la Administración trabaje con el Congreso en una respuesta apropiada. Debemos considerar todas las herramientas disponibles, incluidas las limitaciones de visa y las sanciones económicas”, afirmó.

“Si Estados Unidos no habla por los derechos humanos en China debido a intereses comerciales, perdemos toda autoridad moral para hablar en otra parte”.

Un grupo de demócratas liderados por el representante Charlie Crist (D-Fla.) envió una carta a los líderes de la Cámara de Representantes y del Senado esta semana pidiéndoles que prosigan los esfuerzos bipartidistas para investigar el manejo fallido del PCCh sobre el brote de COVID-19 que ha paralizado la economía de los Estados Unidos, y mató a más de 100,000 estadounidenses.

“Es imperativo que los miembros del Congreso trabajen por encima de las afiliaciones políticas si queremos influir en la política china y responsabilizar al PCCh cuando sus acciones cruzan la línea, como lo ha hecho en el caso de la COVID-19”, decía la carta.

“Si nos retiramos a nuestros rincones partidistas, solo debilitaremos a Estados Unidos, [y] fortaleceremos a China”.

Pelosi dijo anteriormente que las críticas de Trump a China por la pandemia son una “desviación interesante” de los problemas internos cuando se le preguntó si Beijing debería rendir cuentas por la respuesta retrasada de la COVID-19.

El 7 de mayo, los republicanos de la Cámara de Representantes lanzaron una “Fuerza de Tarea de China” para investigar el papel de Beijing en la propagación del virus. Los demócratas se negaron a participar en el panel.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), dijo que hay muchas preguntas que deben plantearse con respecto al mal manejo del virus por parte de China.

“Pero desafortunadamente, la Presidenta tiene un gran control en la Cámara. Ella cree que es una ‘desviación’. Así que los republicanos no se detendrán allí. Es por eso que pusimos un grupo de trabajo”, dijo McCarthy durante una conferencia de prensa el 28 de mayo.

“Es bueno ver que hay algunos demócratas que no están de acuerdo con la Presidenta. Les damos la bienvenida a unirse a ese grupo de trabajo porque creemos que debemos ver esto juntos como estadounidenses”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Gente de Wuhan ridiculiza la propaganda de “energía positiva” de China | Virus del PCCh | COVID-19

TE RECOMENDAMOS