Pelosi y Schiff afirman que Trump está tomando represalias contra testigos del impeachment

Por Jack Phillips
09 de Febrero de 2020
Actualizado: 09 de Febrero de 2020

La presidente de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-Calif.) y el presidente de inteligencia de la Cámara Adam Schiff (D-Calif.), acusaron al presidente Donald Trump de tomar represalias contra un testigo del impeachment, el teniente coronel Alexander Vindman, que fue despedido de su trabajo en el Consejo de Seguridad Nacional la semana pasada.

En un comunicado el viernes por la noche, la presidenta dijo que fue un “claro y descarado acto de represalia”.

“Vindman ha demostrado ser un patriota americano: en el campo de batalla cuando se ganó el corazón púrpura, y en el juicio de la Cámara cuando dijo la verdad al poder. Su valiente testimonio demostró a América que lo correcto todavía importa”, añadió Pelosi.

Schiff, uno de los líderes demócratas clave en el impulso de impeachment contra Trump, se hizo eco de las afirmaciones de Pelosi y escribió que Trump “está exigiendo retribución” a un testigo “que cumplió con las citaciones”. Repitió las acusaciones de la investigación de impeachment de que Trump “cree que está por encima de la ley”.

Durante una audiencia pública de investigación, Vindman dijo que era “inapropiado” que Trump pidiera al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky que investigara a Joe y Hunter Biden durante una llamada telefónica ocurrida 25 de julio. Vindman señaló que escuchó la llamada, ya que era parte de su trabajo, pero tanto Zelensky como Trump dijeron que su conversación estuvo bien.

Alexander Vindman, por entonces director de Asuntos Europeos del Consejo de Seguridad Nacional, testifica ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes en el edificio de oficinas de la Cámara de Representantes de Longworth en el Capitolio el 19 de noviembre de 2019 en Washington, DC. (Chip Somodevilla/Getty Images)

“No podía creer lo que estaba escuchando”, dijo al panel de la Cámara de Representantes controlado por los demócratas.

Durante las audiencias de noviembre, su jefe, Tim Morrison, director de asuntos europeos del Consejo de Seguridad Nacional, dijo que muchos otros funcionarios habían puesto en duda el juicio de Vindman. Morrison dijo que estos colegas habían expresado su preocupación sobre si Vindman había filtrado información y confirmó que Vindman no lo mantuvo “al tanto en todo momento”. Vindman tampoco habló inmediatamente con Morrison sobre su preocupación por la llamada del 25 de julio, indicó Morrison también durante las audiencias.

Durante el fin de semana, Trump comentó el despido de Vindman, diciendo que no tenía nada que ver con el impeachment en su contra.

“En realidad, no lo conozco, nunca hablé con él, o me reuní con él (¡no creo!) pero, fue muy insubordinado, reportó el contenido de mis llamadas ‘perfectas’ incorrectamente, y recibió un informe horrendo de su superior, el hombre al que reportó, quien declaró públicamente que Vindman tenía problemas de juicio, adhesión a la cadena de mando y filtración de información”, escribió Trump en un comunicado en Twitter. “En otras palabras, ‘FUERA'”, añadió.

Gordon Sondland, embajador de EE.UU. ante la Unión Europea, testifica ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes en el Capitolio el 20 de noviembre de 2019. (Chip Somodevilla/Getty Images)

El abogado de Vindman, David Pressman, confirmó que el funcionario fue escoltado fuera de la Casa Blanca después de ser despedido el viernes. Pero negó las afirmaciones del presidente a los medios de comunicación el sábado.

“Están en conflicto con el claro registro de gabinete y la totalidad del registro de impeachment del cual el presidente es consciente”, dijo en un comunicado.

El presidente del Senado Lindsey Graham (R-S.C.), dijo el domingo que “la gente de la cadena de mando de Vindman sospechaba de él en cuanto a su punto de vista político”.

Los hechos sucedieron después de que Gordon Sondland, el embajador de EE.UU. ante la Unión Europea, confirmara el sábado que le dijeron que el presidente “tiene la intención de retirarme con efecto inmediato”. Sondland fue quizás el testigo más importante del impeachment, ya que había hablado directamente con Trump.

Pero la declaración de Sondland fue mucho menos contradictoria que la del abogado de Vindman.

“Estoy agradecido al presidente Trump por haberme dado la oportunidad de servir, al Secretario Pompeo por su constante apoyo y a los excepcionales y dedicados profesionales de la Misión de EE.UU. ante la Unión Europea”, comentó Sondland.

Los republicanos, durante las audiencias de impeachment del año pasado, trataron de poner de relieve una serie de declaraciones contradictorias hechas por Sondland cuando testificó, incluida una llamada telefónica de Trump que decía explícitamente: “No quiero nada. No quiero nada. No quiero ningún quid pro quo. Dile a Zelensky que haga lo correcto”. Pero antes en su testimonio, Sondland había dicho al panel de Inteligencia de la Cámara que creía que había un vínculo entre la suspensión de la ayuda militar a Ucrania y las investigaciones: “Todo el mundo estaba al tanto. No era un secreto”.

*****

Descubra:

El peligro de poner la vara del ‘impeachment’ tan bajo: Juicio político a Trump, Estados Unidos

TE RECOMENDAMOS