Pence critica las prácticas poco éticas del régimen chino y expresa su apoyo a Hong Kong y Taiwán

Por Eva Fu
25 de Octubre de 2019
Actualizado: 25 de Octubre de 2019

El vicepresidente Mike Pence criticó al régimen chino por restringir “derechos y libertades” en la ciudad de Hong Kong, durante un importante discurso político el 24 de octubre, mientras reafirmaba el compromiso de Estados Unidos de defender esos valores.

En un discurso de aproximadamente 40 minutos sobre el futuro de las relaciones entre Estados Unidos y China, Pence reprendió a Beijing por sus prácticas comerciales poco éticas y los abusos de los derechos humanos, pero señaló que Estados Unidos presionaría para que se estableciera una relación de cooperación con China basada en la “justicia, el respeto mutuo y las normas internacionales de comercio”.

“Nada en el último año ha puesto tanto de manifiesto la antipatía del Partido Comunista Chino hacia la libertad como los disturbios en Hong Kong”, dijo Pence en el Wilson Center de Washington.

“Hong Kong es un ejemplo vivo de lo que puede suceder cuando China abraza la libertad”, afirmó Pence, a la vez que señaló que el estatus de la ciudad como centro financiero internacional, sus instituciones legales y su “prensa libre y animada” son cosas que la gente de China continental no disfruta.

“Sin embargo, durante los últimos años, Beijing ha aumentado sus intervenciones en Hong Kong”, indicó Pence. El territorio pasó del dominio británico al chino en 1997, con la garantía expresa de que su autonomía y libertades serían preservadas.

Manifestó que Estados Unidos apoya a los manifestantes en su lucha por la libertad. El presidente Donald Trump ha advertido previamente a Beijing que un acuerdo comercial sería más difícil si Beijing decidiera adoptar una línea dura y reprimir violentamente las protestas en curso, añadió.

“A los millones de personas en Hong Kong que se han manifestado pacíficamente para proteger sus derechos en los últimos meses, les apoyamos, nos sentimos inspirados por ustedes y les instamos a que se mantengan en el camino de la protesta no violenta”, apuntó.

Comercio

Pence hizo las observaciones mientras las dos superpotencias económicas trabajan en una nueva ronda de negociaciones comerciales. El 11 de octubre, Trump anunció que ambas partes habían llegado a un acuerdo parcial sobre propiedad intelectual, servicios financieros y agricultura.

Pence comentó que Estados Unidos no busca “desvincularse” de China, sino más bien buscar la igualdad de condiciones.

Dijo que la nueva primera fase del acuerdo podría ser firmada “tan pronto como se celebre la Cumbre de APEC en Chile”, programada para el 16 y 17 de noviembre, pero que “toda una serie de cuestiones estructurales y significativas” -el robo de propiedad intelectual de China, las operaciones de piratería informática dirigidas por el Estado y la exportación de fentanilo y otros opiáceos mortales-“también deben ser abordadas”.

“El pueblo estadounidense quiere lo mejor para el pueblo chino. Pero en la búsqueda de ese fin, debemos tomar a China como es, no como la imaginamos o esperamos que sea algún día”, dijo.

Declaró que el Partido Comunista Chino se estaba “desvinculando” del mundo libre con sus prácticas opresivas, con la persecución de creyentes religiosos, con la censura de Internet y con la agresión militar en el Mar del Sur de China.

Compromiso con los valores americanos

Pence también regañó a las corporaciones estadounidenses por caer en la trampa del dinero de China, permitiendo su “amordazamiento de las expresiones afirmativas de los valores estadounidenses”.

Las tiendas Nike en China retiraron los productos de Houston Rockets de sus estanterías después de que el director general del equipo deportivo, Daryl Morey, publicara un tuit de 9 palabras: “Lucha por la libertad. Párate junto a Hong Kong”, una consigna popular que expresa la solidaridad con los manifestantes prodemocráticos de Hong Kong, que se oponen a la intromisión del régimen chino en los asuntos de la ciudad. El tuit ha encendido una tormenta política en China continental, donde los medios de comunicación estatales han pintado las protestas como un movimiento separatista fomentado por países extranjeros.

“Nike se promociona a sí misma como la llamada ‘campeona de la justicia social’, pero cuando se trata de Hong Kong, prefiere verificar su conciencia social ante la puerta”, dijo Pence.

Luego criticó a las estrellas, a los dueños de equipos y a la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) por seguir la línea de Beijing. El propietario de los Houston Rockets, Tilman Fertitta, intentó distanciar al equipo del tuit de Morey en una declaración pública, mientras que el jugador de los Rockets, James Harden, se disculpó ante China. Lebron James de L.A. Lakers criticó a Morey por el tuit.

“Al aliarse con el Partido Comunista Chino y silenciar la libertad de expresión, la NBA está actuando como una subsidiaria del régimen autoritario”, indicó Pence.

Añadió que la presión de Beijing equivalía a exportar la censura para formar la opinión pública estadounidense. “No sólo está mal, es antiamericano”, dijo Pence.

Luego instó a las corporaciones estadounidenses a “defender los valores estadounidenses aquí en casa y en todo el mundo”.

En la misma línea, Pence también reafirmó el apoyo de Estados Unidos a Taiwán y a las “libertades ganadas con tanto esfuerzo” de la isla frente a la creciente intimidación de Beijing. Durante el último año, Beijing ha presionado a dos de los aliados de Taiwán en el Pacífico para que intercambiaran lazos.

Pence llamó a los movimientos de Beijing “diplomacia de chequera”, y dijo que la administración estadounidense continuará vendiendo armas para la autodefensa de Taiwán.

También hizo hincapié en que los valores estadounidenses, como la libertad individual y la libertad de religión, surgieron en la fundación de la nación y continuarán sirviendo a los intereses globales del país.

“Estados Unidos está extendiendo su mano a China. Y esperamos que pronto Beijing retroceda, esta vez con hechos, no con palabras, y con un respeto renovado por Estados Unidos”, dijo.

*****

Video relacionado:

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS