Pentágono descarta conversaciones sobre la participación del ejército en las disputas electorales

Por Jack Phillips
13 de Agosto de 2020
Actualizado: 13 de Agosto de 2020

Un portavoz del Departamento de Defensa descartó las afirmaciones sobre la posibilidad de que el ejército se involucre en una disputa después de las elecciones de noviembre.

“Tenemos una Constitución, y nuestra Constitución, a la que todos los miembros del ejército han prestado juramento, no prevé ningún papel para el ejército de EE.UU. como árbitro de las disputas políticas o electorales”, dijo el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, a los periodistas el jueves.

“Este asunto parece surgir de un pensamiento sin seriedad que refleja una falta fundamental de apreciación por la historia de nuestra democracia y la relación civil-militar establecida bajo nuestra Constitución”, añadió.

Dos oficiales militares retirados escribieron una carta abierta al jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, afirmando que debe ordenar al ejército que destituya al presidente Donald Trump de su cargo si pierde ante el presunto candidato demócrata Joe Biden y se niega a abandonarlo.

“Si Donald Trump se niega a abandonar el cargo al término de su mandato constitucional, el ejército de Estados Unidos debe destituirlo por la fuerza, y usted debe dar esa orden”, escribieron en una carta los exoficiales John Nagl y Paul Yingling.

Yingling y Nagl recibieron duras críticas en línea por sus declaraciones, diciendo que es irresponsable por su parte sugerir que el ejército se involucre. Las autoridades federales de aplicación de la ley y las autoridades civiles serían responsables si Trump no aceptara los resultados de las elecciones.

“Escribimos para repudiar la posición profundamente irresponsable tomada por John Nagl y Paul Yingling en estas páginas ayer. Su petición de que el jefe del Estado Mayor Conjunto esté listo para dar órdenes al ejército estadounidense para remover por la fuerza al presidente Trump de su cargo es tan peligroso para nuestra república como el problema que pretenden resolver”, escribieron Kori Schake, el académico residente y director de estudios de política exterior y de defensa del American Enterprise Institute, y Jim Golby, investigador principal del Centro Clements para la Seguridad Nacional de la Universidad de Texas en Austin.

Añadieron: “Incluso contemplarlo es perjudicial para la confianza entre el pueblo estadounidense y los ciudadanos que sirven en nuestras fuerzas armadas. Sus comentarios denigran la Constitución, sugiriendo que un oficial militar no elegido debería ocupar la única posición como su juez, jurado y verdugo”.

En julio, el presidente Trump fue interrogado por Fox News sobre si aceptaría los resultados de la elección.

“No soy un buen perdedor”, dijo Trump en la entrevista. “No me gusta perder”. También dijo que “tendrá que ver” después de que se completen las elecciones.

En junio, Trump dijo a los periodistas que dejaría la Casa Blanca pacíficamente si perdía y que “seguiría adelante con otras cosas”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

PCCh prefiere que Trump no gane un segundo mandato

TE RECOMENDAMOS