Pentágono exigirá vacuna contra COVID-19 a los soldados

Por Zachary Stieber
09 de Agosto de 2021 4:03 PM Actualizado: 09 de Agosto de 2021 4:03 PM

El Departamento de Defensa exigirá a todos los militares en servicio activo que se vacunen contra el COVID-19, dijo el lunes el secretario de Defensa, Lloyd Austin.

El requisito podría entrar en vigor en los próximos días, dijo Austin en un memorando enviado a todos los empleados del Pentágono que fue obtenido por The Epoch Times.

“Quiero que esten enterados de que buscaré la aprobación del presidente para que las vacunas sean obligatorias a más tardar a mediados de septiembre, o inmediatamente después de la autorización [total] de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), lo que ocurra primero”, dijo Austin.

Las tres vacunas COVID-19 que se administran en Estados Unidos están bajo autorización de uso de emergencia, pero las autoridades han sugerido que la vacuna de Pfizer-BioNTech podría aprobarse totalmente este mes.

La aprobación total requiere más pruebas de eficacia y seguridad que la autorización de emergencia.

“Las próximas semanas se dedicarán a preparar esta transición. Confío plenamente en que el liderazgo del servicio [militar] y sus comandos aplicarán este nuevo programa de vacunación con profesionalidad, habilidad y compasión. Tendremos más que decir sobre esto cuando los planes de implementación estén completamente desarrollados”, añadió Austin.

También dijo que las autoridades vigilarán de cerca el aumento de las infecciones y hospitalizaciones por COVID-19 en Estados Unidos.

“No dudaré en actuar antes o en recomendar un curso diferente al presidente si siento la necesidad de hacerlo”, dijo.

Epoch Times Photo
Jeringas con la vacuna COVID-19 de Pfizer se muestran listas para su uso en una clínica móvil en Los Ángeles, California, el 9 de julio de 2021. (Frederic J. Brown/AFP vía Getty Images)

El presidente Joe Biden ha favorecido los mandatos de vacunación y probablemente estará de acuerdo con la petición de Austin.

En el memorando no se mencionan posibles excepciones a la próxima política. Un portavoz del Pentágono declinó responder cuando se le preguntó sobre las posibles excepciones.

Los funcionarios del Pentágono tenían programada una reunión informativa a las 14:30 horas.

Otros empleados del Pentágono serán alentados a vacunarse y se enfrentarán a pruebas periódicas y normas más estrictas si no lo hacen, según la reciente directiva de Biden, dijo Austin a la fuerza el lunes.

“Para defender esta nación, necesitamos una fuerza saludable y preparada. Animo encarecidamente a todo el personal militar y civil del Departamento de Defensa —así como a los empleados de contratistas— a vacunarse ahora y a los miembros del servicio militar a no esperar al mandato”, dijo.

La actualización se produce varios días después de que el representante Mark Green (R-Tenn.) y otros 15 miembros del Congreso instaran a Austin a no imponer las vacunas contra el COVID-19 a los soldados.

“La ley de Estados Unidos es clara: la vacunación obligatoria es ilegal para los militares antes de su completa aprobación”, escribieron en una carta (pdf).

“Mientras la vacuna esté autorizada bajo una Autorización de Uso de Emergencia, el Departamento de Defensa no tiene la autoridad para implementar tal orden. No se puede exigir a los militares que no deseen recibir la vacuna hasta que se complete el proceso de aprobación. Cualquier acción para exigirla es ilegal. El secretario de Defensa no está por encima de la ley. Los tribunales están de acuerdo”, añadieron, citando la Ley de Investigación Nacional de 1974 y la decisión judicial de 2004 en el caso Doe contra Rumsfeld.

Green, un médico, y sus colegas dijeron que creen que las vacunas son seguras y eficaces, pero no apoyan un mandato en este momento.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.