Pentágono refuerza apoyo en las fronteras ante nueva caravana de migrantes que salió de Honduras

Por Anastasia Gubin
15 de Enero de 2019 Actualizado: 15 de Enero de 2019

Una nueva caravana de migrantes partió de San Pedro Sula, Honduras, el 14 de enero y avanza hacia el norte con intenciones de cruzar la frontera de México con Estados Unidos, lo que motivó la alerta de los tres países, incluyendo Guatemala.

Se desconoce cuántas semanas tardará el nuevo grupo de migrantes en llegar a su destino, y si lo lograrán. La caravana anterior después de cruzar las primeras fronteras con actos de violencia que atentaron la vida de los policías, contó con un sorprendente apoyo de las autoridades mexicanas en cuanto a medios de transporte, alojamiento y alimentos, motivando quejas de los ciudadanos. Luego usaron a las mujeres y niños como escudos para intentar pasar a suelo estadounidense.

El Pentágono anunció este lunes que para garantizar la seguridad en la frontera de Estados Unidos, el Ejército extenderá su misión de apoyo prevista para finalizar el 30 de enero, comunicó el Ministerio de Defensa. El secretario interino de Defensa, Patrick Shanahan, autorizó la extensión el lunes luego de recibir una solicitud del Departamento de Seguridad Nacional.

El despliegue en la frontera fue ordenado en octubre por el presidente Donald Trump y el exsecretario de Defensa Jim Mattis lo extendió hasta el 31 de enero. Actualmente alrededor de 2350 soldados desplegados a lo largo de la frontera están colaborando en instalar cables de protección y brindando apoyo aéreo a los agentes de Aduanas, reportó NY Post.

En las tres caravanas anteriores, una de ellas con cerca de 7000 personas, viajaba un gran número de criminales y pandilleros, dijo el portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Tyler Houlton, a principios de octubre.

Migrantes se abren camino por la cerca fronteriza de EE. UU. justo donde termina la entrada peatonal este del cruce de San Ysidro en Tijuana, Mexico, el noviembre 25 de 2018. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Entre los migrantes han sido atrapados traficantes de personas que llevaban siete niños en la caravana, según las autoridades guatemaltecas.

Algunos periodistas también han visto a inmigrantes con el tatuaje “MS”, lo que indicaría que son miembros de la violenta pandilla hondureña MS-13. Además, decenas han admitido que están intentando volver a entrar a Estados Unidos después de haber sido deportados previamente, lo cual es un delito grave, como uno que dijo que fue condenado por intento de asesinato y deportado.

Los migrantes hondureños se reúnen fuera de la terminal de autobuses de Gran Central Metropolitana para unirse a una segunda caravana, debido a su partida mañana temprano rumbo a los Estados Unidos, en San Pedro Sula, 180 km al norte de Tegucigalpa, el 14 de enero de 2019. (ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images)

Cientos de migrantes en autobuses

Las imágenes de televisión mostraron varios cientos de personas que partieron el lunes bajo la lluvia antes de la hora convenida del martes a la 5 de la mañana. Hoy los medios de prensa reportan que están viajando más de 1000 integrantes.

Los migrantes hondureños se reúnen fuera de la terminal de autobuses de Gran Central Metropolitana para unirse a una segunda caravana, debido a su partida mañana temprano rumbo a los Estados Unidos, en San Pedro Sula, 180 km al norte de Tegucigalpa, el 14 de enero de 2019. (ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images)

Una parte de los viajeros subieron a 30 autobuses en dirección a la frontera con Guatemala y otros cientos se fueron caminando hacia el puesto fronterizo Agua Caliente. Informó la agencia AP. Se desconoce a cuál puesto fronterizo entre México y EE. UU: tienen planeado llegar.

Los migrantes hondureños que participan en la segunda caravana a los Estados Unidos, caminan por las calles de Santa Rosa de Copán, un municipio en el oeste de Honduras, camino a El Poy en la frontera con El Salvador, el 15 de enero de 2019. (ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images)

Presunto organizador tiene orden de captura desde 2015

Las fuerzas de seguridad de Honduras detuvieron a un supuesto organizador del grupo, dijo el subdirector de la Policía de Fronteras de Honduras, Miguel Pérez.

El sujeto de 26 años contaba con una orden de captura por violación emitida el 31 de agosto de 2015, informó Poder Civil.

“Identificamos que una de las personas que formaba parte del grupo que salió en horas de la noche (de este lunes), fue requerido en la caravana que salió el 13 de octubre de 2018 por tener una orden de captura por el delito de violación”, explicó Pérez, según El Sol de México.

El hombre fue detenido en el sector de Cofradía, departamento de Cortés, al norte del país.”No descartamos que es una de las personas coordinadoras de la caravana. Además estaba viajando con un documento que no le corresponde”, enfatizó.

Pese a las advertencias de los riesgos, robos, violaciones y extorsiones, la nueva caravana de migrantes también incluye niños, mujeres y adultos mayores.

La Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos se prepara para detener a los inmigrantes después de que pasaron por una brecha en la cerca de la frontera entre los Estados Unidos y México en la playa el 2 de diciembre de 2018 en Tijuana, México. Los miembros de la caravana de migrantes cruzaron desde Tijuana a San Diego antes de que los agentes fronterizos de los Estados Unidos repararan la brecha. Fueron detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza casi inmediatamente en el lado de los Estados Unidos. La mayoría había planeado solicitar asilo político en los Estados Unidos después de viajar más de 6 semanas desde América Central. (Foto por John Moore/Getty Images)

Advertencia de Trump

El presidente Donald Trump dijo previamente que está revisando un plan para considerar que la frontera y la inmigración ilegal sean una emergencia nacional para financiar un muro a lo largo de la frontera sur, después que la mayoría demócrata no destinara los fondos para su construcción.

Hoy el presidente comunicó que “una gran caravana nueva se dirige a nuestra frontera sur desde Honduras”, en un mensaje de Twitter.

“Dígales a Nancy y Shuck que un dron que vuela alrededor no los detendrá. Solo un muro funcionará. ¡Solo un muro o barrera de acero mantendrá a nuestro país a salvo! ”, comentó el presidente citando a Nancy Pelosi y Schuck Schumer, los líderes demócratas que se oponen al Muro fronterizo propuesto en las zonas faltantes entre Estados Unidos y México, cuya construcción cada vez suma más adherentes en el país.


Trump solicitó al Congreso la aprobación de USD 5700 millones para la construcción del Muro, y leyes que permitan la deportación de los inmigrantes ilegales. La resistencia de los demócratas mantiene uno de los cierres más largo del gobierno, cuya crisis comenzó a fines de 2018.

“El 23% de los reclusos federales son inmigrantes ilegales. Los arrestos fronterizos han subido un 240%. En el Gran Estado de Texas, entre 2011 y 2018, tuvo un total de 292.000 delitos cometidos por extranjeros ilegales, 539 asesinatos, 32.000 asaltos, 3426 asaltos sexuales y 3000 cargos de armas. ¡Los demócratas vuelven!”, escribió Trump en su Twitter el 12 de enero.

Crece el apoyo para un Muro

La última encuesta de ABC News y Washington Post revela que casi todos los grupos demográficos en todo el país tienen mayor interés en apoyar la construcción de un muro en la frontera sur para controlar la migración, en comparación con el año pasado.

El sondeo de un 34 por ciento de los votantes que apoyaba un muro en 2018, aumentó este año a 42 por ciento.

Un grupo de migrantes centroamericanos -en su mayoría hondureños- suben una barrera metálica en la frontera entre México y Estados Unidos, cerca del paso fronterizo de El Chaparral, en Tijuana, Estado de Baja California, México, el 25 de noviembre de 2018. (Foto de PEDRO PARDO/AFP/Getty Images)

Los votantes del medio oeste lo apoyaban solo en un 35 por ciento y ahora es de casi el 50 por ciento, un aumento de un 14%.

Trump compartió un Twitter que advierte que “la inmigración ilegal es una grave amenaza. El 90% de toda la heroína llega a la frontera. Miles de niños son traficados sexualmente. Los ilegales cuestan a los contribuyentes estadounidenses USD 135 mil millones al año. Apoyamos el cierre de una pared!”

Construcción de aproximadamente 32 kilómetros del muro fronterizo por orden del Presidente Donald Trump en la frontera entre Ciudad Juárez, estado de Chihuahua, México y Santa Teresa, Estado de Nuevo México, el 17 de abril de 2018. (Herica Martinez/AFP/Getty Images)

México podría reforzar sus fronteras

La secretaria de Gober­nación de México, Olga Sánchez Cordero, afirmó la semana pasada que el Gobierno reforzará la frontera sur para evitar que más ciudadanos de países centroamericanos in­gresen ilegalmente a su territo­rio.

Los migrantes llegan a México después de cruzar el río Suchiate desde Tecun Uman en Guatemala a Hidalgo en México, 29 de octubre de 2018. (Carlos Alonzo/AFP/Getty Images)

La funcionaria hizo estas declaraciones en el marco de la XXX Reunión de Embajadores y Cónsules Mexicanos entre el 7 y 11 de enero. La funcionaria dijo que las entradas de migrantes se harían de manera ordenada y controlada.

El Gobierno tiene 12 puntos de internación y debe controlar unos 379 cruces ilegales.

El 25 de noviembre de 2018, los migrantes se apresuran a pasar frente a la policía antidisturbios al pie de un puente que conduce desde el campamento de migrantes hasta la entrada peatonal de El Chaparral, en el cruce fronterizo de San Ysidro, en Tijuana, México. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Más de 7000 regresaron a Honduras

De las 13.000 personas que viajaron en las caravanas de 2018,  7270 han regresado a Honduras, informó la embajada de Honduras en México. Once han muerto, el último de ellos fue un joven de 23 años arrollado por un tren luego de separarse del grupo, reportó El Heraldo.

Unos 2500 migrantes quedan en el puesto fronterizo de Tijuana. La embajada dice que solo un 3% tendría posibilidades de ingresar  a Estados Unidos mediante una solicitud de asilo.

Una caravana de migrantes ingresa a México luego de cruzar la frontera con Guatemala cerca de la Ciudad Hidalgo, México el 21 de octubre de 2018. (John Moore/Getty Images)

A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS