Pentágono toma medidas para limitar víctimas civiles tras un ataque aéreo fallido en Kabul

Por Mimi Nguyen Ly
28 de Enero de 2022 10:44 AM Actualizado: 28 de Enero de 2022 10:44 AM

El secretario de Defensa Lloyd Austin ordenó al Departamento de Defensa que elaborara un plan de acción para mejorar la forma de prevenir, mitigar y responder a los daños a los civiles causados por los ataques aéreos de EE. UU.

En una directiva de dos páginas (pdf), Austin pidió a los altos funcionarios civiles y militares que le proporcionaran en un plazo de 90 días un “Plan de acción para mitigar y responder a los daños a los civiles”.

El plan de acción describiría los pasos y los recursos necesarios para aplicar las recomendaciones que se habían emitido a partir de los estudios sobre daños a los civiles recientemente completados y patrocinados por el Pentágono, así como las evaluaciones de la Oficina del Inspector General del Departamento de Defensa y las revisiones independientes que Austin había dirigido sobre los ataques que provocaron víctimas civiles.

“La protección de los civiles inocentes en la realización de nuestras operaciones sigue siendo vital para el éxito final de nuestras operaciones y como un importante imperativo estratégico y moral”, dijo Austin en el memorando.

La medida se produce después de un fallido ataque aéreo con drones el 29 de agosto en Kabul (Afganistán), que mató a 10 civiles afganos inocentes, entre ellos siete niños.

Residentes afganos y familiares de las víctimas se reúnen junto a un vehículo dañado dentro de una casa, un día después de un ataque aéreo de un dron de EE. UU. en Kabul el 30 de agosto de 2021. (Wakil Kohsar/AFP vía Getty Images)

El Mando Central de EE. UU. había anunciado inicialmente que el ataque tenía como objetivo a un miembro del grupo terrorista ISIS, después de que el grupo se atribuyera la responsabilidad de un ataque que tuvo lugar el 26 de agosto frente a las puertas del aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul, en el que murieron 13 soldados estadounidenses y más de 100 ciudadanos afganos.

Pero los oficiales militares dijeron más tarde que una revisión, dirigida por el general estadounidense Frank McKenzie, comandante del Comando Central de EE. UU., encontró que el objetivo, el cooperante Ezmarai Ahmadi, no estaba involucrado con el ISIS.

McKenzie se disculpó por el ataque en septiembre de 2021.

“Ahora evaluamos que es poco probable que el vehículo y los que murieron estuvieran asociados con el ISIS-K o fueran una amenaza directa para las fuerzas de EE. UU.”, dijo en ese momento. “Ofrezco mis profundas condolencias a la familia y a los amigos de los que murieron”.

“Este ataque se llevó a cabo creyendo seriamente que evitaría una amenaza inminente para nuestras fuerzas y los evacuados en el aeropuerto. Pero fue un error y ofrezco mis más sinceras disculpas. Como comandante combatiente, soy plenamente responsable del ataque y de este trágico resultado”.

Austin dijo en su nota del jueves que el fin de la misión militar de EE. UU. en Afganistán, junto con otros factores, ofrece nuevas oportunidades para mejorar la prevención y mitigación de los daños a los civiles.

“Revisaremos las formas en que evaluamos los incidentes que pueden haber provocado daños a los civiles, reconoceremos los daños a los civiles que resultaron de dichos incidentes e incorporaremos las lecciones aprendidas en la planificación y ejecución de futuras operaciones de combate y en nuestras tácticas, técnicas y procedimientos”, dijo.

Anteriormente, el jueves, la Corporación RAND, un grupo de reflexión no partidista financiado en parte por el gobierno federal, publicó un informe en el que se afirmaba que el Pentágono “no está adecuadamente organizado o dotado de recursos para evaluar, reducir y responder suficientemente a los incidentes con daños a civiles”.

“Las mejoras requerirán que el DoD aborde los problemas de daños a civiles con cambios institucionales, no solo operativos”, dijo en una declaración el investigador principal de RAND, Michael McNerney.

Según el informe de RAND Corp., los cambios institucionales incluyen la creación de puestos en el ejército dedicados a la protección de civiles; la mejora de la recogida y el análisis de datos; y la mejora de la orientación para investigar y responder a los incidentes de daños a civiles.

El informe dice que debe establecerse un proceso estandarizado de información operativa sobre daños a civiles, que debe conservar la información crítica para mejorar el aprendizaje de incidentes anteriores.

Los investigadores también dijeron en el informe que el Pentágono había limitado la distribución de sus investigaciones sobre incidentes de daños a civiles, lo que limita la capacidad de los militares para evitar la repetición de errores.

“En las entrevistas, los investigadores del RAND descubrieron que incluso el personal implicado en un incidente a menudo no recibía los resultados de la investigación y, por tanto, no podía aprender nada de ellos”, anunció el think tank en un comunicado.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.