Niño de 2 años desaparece en maizal y policía se sorprende al ver que sus perros lo mantienen a salvo

Por Li Yen
15 de Julio de 2019 Actualizado: 15 de Julio de 2019

Una familia en Richmond, Minnesota, estaba muy preocupada cuando no pudieron localizar a su hijo de dos años que desapareció. Por suerte, el niño se encontró a salvo en un campo de maíz con los leales perros de la familia. Los caninos permanecieron a su lado hasta que alguien vino a rescatarlos.

El aventurero Mason jugaba fuera de su casa con sus tres primos de 7, 11 y 12 años de edad, alrededor de las 6:15 p.m. un escalofriante día de otoño de 2017, cuando deambulaba por el maizal de Richmond. Por fortuna, Bella Grace, la Springer Spaniel inglesa de la familia, lo vio y le siguió, también acompañada por Madeline, la cachorrita de 12 semanas de edad de Bella Grace.

Cuando la familia se dio cuenta que Mason y los perros desaparecieron, los buscaron…, pero fue en vano. Al caer la noche, la familia afectada por el pánico no tuvo otra alternativa que llamar a las autoridades para que los ayudaran.

Unos 200 voluntarios, además de la policía, bomberos, personal del departamento de rescate y dos sabuesos de las fuerzas del orden, participaron en la operación de búsqueda para encontrar a Mason. Incluso un helicóptero de la Patrulla Estatal llegó cuando el cielo se tornó oscuro.

El helicóptero, que sobrevolaba las tierras de cultivo, logró detectar las “señales de calor” del niño y de los perros a través de cámaras de imágenes térmicas (imágenes infrarrojas). Cuando la cámara del helicóptero los detectó, Bella Grace movía la cola mientras permanecía fiel al lado de Mason.

Uno puede imaginar lo difícil de esta búsqueda sin la cámara térmica del helicóptero debido a los densos matorrales de maíz, lo que hace casi imposible para cualquier persona escanear con facilidad el área.

La imagen gris y negra muestra a la perra mayor, Bella Grace, caminando alrededor de Mason, sentada a su lado de vez en cuando, al parecer protegiendo al niño de cualquier daño. “La perra [mayor] estaba en modo de preservación y protección”, dijo el teniente Vic Weiss Sheriff del Condado de Stearns a Star Tribune.

Resultó que Mason se alejó alrededor de medio kilómetro del patio trasero hasta el maizal de un vecino.

El piloto entonces dirigió al equipo de búsqueda en tierra a la ubicación del niño; ¡por fin, encontraron a Mason alrededor de las 9:20 p.m.! El teniente Vic Weiss dijo que el equipo de búsqueda “oyó el ladrido de la perra en un momento [antes de que el niño fuera localizado], y luego dejó de ladrar”.

Al fin, después de tres horas desaparecido, encontraron a Mason. El niño temblaba de frío. Estaba sano y salvo con Bella Grace y Madeline a su lado. El abuelo Rick Gertken dijo que Mason “no lloró ni una vez”. “No se asustó, y eso que estuvo en la oscuridad durante tres horas”, compartió.

En alusión a Mason, añadió Rick Gertken: “Es aventurero. Es el chico del abuelo”.

Aunque con un poco de frío y hambriento, Mason estaba bien y “en buenas condiciones”. La policía trajo al niño de vuelta a casa para reunirse con su familia, que sin lugar a dudas estaba aliviada y contenta.

“Los perros son muy protectores con todos los niños. Se sentó junto a él y ladró todo el tiempo. Es totalmente [cierto], ‘el perro salva al niño'”, dijo Jerri Gertken, la abuela de Mason, en una entrevista con InsideEdition.

¡Qué alivio! Los perros son conocidos por su profundo sentido de la lealtad y su fuerte instinto de arriesgarse para proteger a sus dueños. Si no fuera por Bella Grace y Madeline, Mason estaría fuera de sí con miedo.

¡Estaba horrorizada! No sabía que algo así podría pasarle a alguien 

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS