Perdieron a sus 2 niños pequeños en un trágico accidente, pero la vida les reserva una gran sorpresa

Por La Gran Época
05 de Junio de 2019 Actualizado: 25 de Junio de 2019

Cuando suceden cosas sean buenas o malas, no siempre nos damos cuenta que hay detrás de aquello; ni nos detenemos a pensar que tal vez todo ocurre por algo. Cuando una pareja tuvo uno de los momentos más trágicos en su vida, no se alcanzaban a imaginar que sin embargo, tenían un regalo a la vuelta de la esquina. 

Una pareja, Gentry y Hadley, de Carolina del Norte, Estados Unidos, estaba celebrando su sexto aniversario mientras asistían a la boda de la hermana de Gentry. Cuando retornaban a casa en autos separados, un camión golpeó por detrás el coche de Hadley, en el condado de Pender, cerca de Wilmington, Estados Unidos.

Su hijo Dobbs, de 2 años de edad, murió en el impacto, y Hadley, embarazada de ocho meses, tuvo que someterse a una cesárea de emergencia. Pero su bebé (al cual ella llamó Reed) murió unos días después. Era mayo de 2015.

“Al menos teníamos que alcanzar a sostenerlo”, dijo Hadley a Charlotte Observer. “Nos pusieron en una habitación privada [con Reed] y pudimos cargarlo y darle un poco de cariño. Tuvimos algo de tiempo para tomar una pequeña siesta con él, lo cual fue maravilloso. Gentry también piensa lo mismo. Sólo nos sentamos y lo abrazamos”.

La comunidad estuvo muy afligida: 800 personas se reunieron al siguiente domingo en memoria de Dobbs, ese niño feliz que amaba bailar y tocar la batería, según cuenta People. Igualmente todos también lloraron al hermanito menor que nunca conocerían.

Gentry es pastor, y su familia es muy querida en su comunidad. La hermana de Gentry, Amber Justice, dijo en ese momento: “Ellos están afligidos, pero afligidos con esperanza – esperando los días en que se reunirán con sus hijos en el Cielo”. “Hadley y Gentry son verdaderamente las personas más fuertes que conozco” agrega Amber.

Los condolencias llegaron de todo el mundo. Miles de comentarios fueron dejados en una página de Facebook que su iglesia creó para ellos, y un amigo abrió una página de GoFundMe que recaudó 53.000 dólares (sobre la meta de 150.000) para ayudar a la familia a cubrir los gastos médicos.

View this post on Instagram

 

Go Liv-pool!!!

A post shared by Gentry Eddings (@gdobbsii) on

La pareja se unió, y en sus corazones encontró el perdón.

“Estamos muy afectados por esta pérdida. Pero sabemos que Dios es bueno y tiene un plan, creemos eso”, dijo Hadley.

El conductor del camión conducía distraído, y fue acusado de dos cargos de fallecimiento por vehículo, y exceso de velocidad.

“Bueno, solo piensa en ello desde su perspectiva”, agregó Hadley. “¿Puedes imaginarte siendo la persona que chocó por la parte trasera a tres coches y mató a dos hijos? ¿Puedes imaginarte la carga que sentiría tu corazón? Estaría devastada”.

La pareja mantuvo las habitaciones de los chicos como antes del accidente durante unos meses. Seguiría siendo un “largo viaje”, dijo Gentry, no algo que pudieran “ocultar”.

“Sentimos un millón de emociones”, expresó Hadley a WRAL.

Pero casi dos años después del incidente, los médicos tenían noticias milagrosas para los Eddings.

Hadley estaba otra vez embarazada, de gemelos.

“¡Todos ustedes nos han sostenido en oración y estamos muy agradecidos! ¡Ahora les pedimos que agreguen dos Eddings más a sus oraciones! ¡Estamos esperando gemelos para este verano!”, escribió entusiasmada Hadley en un post de Facebook .

“¡Estamos muy emocionados de que Dobbs y Reed sean los hermanos mayores de estos gemelos! Estamos muy agradecidos por nuestra familia, tantos amigos que han orado por nosotros y nos animaron en nuestro camino”.

Han nombrado a los muchachos Isaías Dobbs Eddings y Amos Reed Eddings.

 

View this post on Instagram

 

I have the privilege, joy and blessing of being married to this sweet, loyal, and courageous woman. #blessed

A post shared by Gentry Eddings (@gdobbsii) on

Stacey Martin, una amiga de la familia y portavoz de Forest Hill Church, dijo en un comunicado:

“Estamos encantados por Gentry y Hadley, y estamos continuamente sorprendidos de cómo Dios continúa redimiendo su historia. Desde la trágica pérdida de sus hijos, Dobbs y Reed, hasta el notable nacimiento de sus gemelos, Isaías y Amós – Dios está creando belleza a partir de las cenizas”.


Estos padres encuentran la manera de superar la muerte de su hijo

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS