Periodista ciudadano chino reaparece dos meses después de que policía entrara a su hotel en Wuhan

Por Débora Alatriste
23 de Abril de 2020
Actualizado: 24 de Abril de 2020

Un periodista ciudadano chino, quien se encontraba desaparecido luego de que la policía entrara a su hotel en Wuhan durante una transmisión en vivo desde Youtube, reapareció en un nuevo video el pasado miércoles.

Li Zehua, un expresentador de noticias de la cadena de televisión estatal china CCTV, fue el tercer videoblogger arrestado a fines de febrero en el epicentro del virus del PCCh (Partido Comunista chino).

Li había llegado a Wuhan el 12 de febrero siguiendo los pasos de Chen Qiushi y Fang Bin, quienes habían sido arrestados por la policía local.

Durante esas dos semanas, antes de que la policía lo atrapara, visitó el complejo residencial Baibuting, donde muchos se infectaron después de asistir a un banquete a gran escala, entrevistó a un trabajador de una funeraria y fue a una estación de tren local donde se decía que habían trabajadores migrantes varados.

Sin embargo, al regresar de un laboratorio local de virología, se dio cuenta de que lo perseguían. “Estoy conduciendo muy rápido. (…) Por favor, ayúdenme”, dijo sin aliento por debajo de una máscara.

Horas después, policías vestidos de civil llamaron a la puerta de su hotel. No se supo nada de Li hasta que publicó un nuevo video el 22 de abril.

Li contó que luego de que la policía entrara a su hotel, lo llevaron a la comisaría de Badajia, en el distrito de Qingshan, y decidieron “no castigarlo”, pero fue puesto en cuarentena en un hotel con el argumento de que había estado en “zonas sensibles a las epidemias” hasta el 13 de marzo.

A la mañana siguiente, el expresentador de noticias dijo que siete miembros del Comité de Salud del Distrito de Qingshan lo recogieron del hotel y lo llevaron a su ciudad natal donde fue puesto nuevamente en cuarentena en un lugar designado por ellos hasta el 28 de marzo.

“Después de ser transferido al lugar de cuarentena de mi ciudad natal, recibí mi cámara y otros equipos”, dijo Li en el video.

La reportera china, Jennifer Zeng, posteó el video publicado por Li y comentó al respecto.

“Básicamente dice que estaba bien, que estuvo en cuarentena en dos lugares, le confiscaron su celular y computadora, hasta el 28 de marzo. Después de eso estuvo con su familia”.

“Muchos ciudadanos chinos dicen que esto podría ser otra forma de ‘confesión televisiva’, que se suele imponer a los disidentes”, añadió.

Zehua había renunciado a su trabajo de presentador en el CCTV para reportar de forma independiente desde Wuhan sobre el brote del virus del PCCh a través de Youtube.

En el último video que grabó desde su hotel antes que la policía entrara a su habitación, Li comenzó a aludir a las protestas a favor de la democracia de Tiananmen dirigidas por estudiantes en 1989, que llegaron a un final sangriento después de que Beijing desplegara tanques y armas. Li lamentó la ignorancia de la juventud china sobre la historia reciente, las protestas son un tema muy censurado en China.

“Siento que es poco probable que no me lleven y me pongan en cuarentena. Pero quiero dejar esto claro: no me da vergüenza enfrentarme a mí mismo, ni a mis padres, ni a la Universidad de Comunicación de China donde me gradué (…) y a este país”, dijo poco antes de abrir la puerta y dejar entrar a la policía.

Safeguard Defenders, una ONG de derechos humanos, señaló que el último video subido por Li es diferente a sus otros materiales. “En este, extrañamente, elogia a la policía, contrarrestando las críticas contra ellos tras su desaparición”.

“Parece y suena como un video de ‘confesión’, de un tipo muy similar (…) a muchas ‘confesiones’ emitidas en la televisión estatal china desde 2013”.

Según la organización, en los últimos años la policía china y el estado han “explorado nuevas formas de entregar más confesiones forzadas, empleando medios sociales y usando diferentes estilos”.

Por otro lado, los dos ciudadanos periodistas, Chen Qiushi y Fang Bin, quienes también habían publicado imágenes de hospitales desbordados y cadáveres apilados en un minibús, no han vuelto a aparecer, de acuerdo con Reuters.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Video relacionado

Abogado liberado es obligado a estar en aislamiento en nombre de la cuarentena

TE RECOMENDAMOS