Perrita “perezosa” sale a orinar y participa en media maratón por accidente

Por Louise Bevan
28 de Julio de 2019 Actualizado: 28 de Julio de 2019

La Media Maratón de Elkmont tuvo 166 participantes en su año inaugural. La “célebre” corredora número 166, que por cierto terminó en séptimo lugar, fue un Bloodhound hembra de dos años y medio de edad llamada Ludivine que había entrado en la carrera de Alabama por accidente.

April Hamlin, de 46 años, había dejado salir a su perrita de la casa para ocuparse de “sus necesidades”, y Ludivine se propuso unirse a las actividades de recaudación de fondos que se estaban llevando a cabo. La Media Maratón de Elkmont, también conocida como Trackless Train Trek, fue ideada para recaudar recursos para el programa de atletismo del sistema escolar local.

“La habíamos dejado salir de su corral la noche anterior y ahí es donde terminó”, escribió April, que es la consejera de orientación de Elkmont High School, en  Facebook el día después de la carrera. “Vivimos en una granja, fuera de la carretera, con un área en hectáreas”, dijo más tarde a  ABC News. “Pensamos que había salido a husmear un rato”.

Todo el mundo en Elkmont conoce a Ludivine, así que el paseo de la solitaria cachorra no perturbó a su dueña. Pero en realidad finalizó la carrera de 21 kilómetros. “Ella es relajada y amigable”, explicó April. “¡Es realmente muy perezosa!”.

La incrédula compañera humana de Ludivine se sintió aliviada cuando unos amigos de la carrera le enviaron mensajes de texto para decirle que habían visto a su cachorra errante. “Mi primera reacción fue que me preocupaba que se hubiera interpuesto en el camino de los corredores serios que se habían entrenado para el evento”, dijo April a  Today por correo electrónico. “Y que Barry Pugh, el coordinador de la carrera (también compañero de trabajo) me mataría”.

El espíritu competitivo se apoderó rápidamente de la joven perrita, que terminó corriendo junto al sexto clasificado, Tim Horvath, de 52 años. Sin embargo, durante gran parte de la carrera tuvo numerosas distracciones.

“Se había detenido a comer un conejo atropellado que estaba en el camino”, dijo Tim a Runner’s World. “Cuando me acerqué a ella, levantó la cabeza y empezó a correr de nuevo, cerca de mí”.

Un arroyo acogedor, dos descansos para ir al baño y mezclarse con algunas vacas, absorbieron su atención durante la carrera, pero Ludivine mantuvo el ritmo a pesar de todo.

“Ludivine fue criada para ser una perra de rastreo en la prisión local,” dijo April a Today, “y fue retirada debido a su incapacidad de concentrarse en la tarea que tenía por delante”. La distraída cachorra, después de haber agudizado su atención lo suficiente como para terminar la carrera, galopó por encima de la línea de meta a solo unos pasos de su compañero de carrera Tim con un impresionante tiempo de llegada de 1 hora, 32 minutos y 56 segundos.

La nueva afición de Ludivine podría haber inspirado a April a recoger sus zapatillas para correr. “No puedo correr un kilómetro en ese tiempo”, bromeó April en  Facebook, “pero el excepcional debut de Lu me ha inspirado”. Después de que Ludivine cruzara la línea de meta, unos voluntarios asombrados colocaron una medalla alrededor del cuello de la orgullosa cachorra y comenzaron a tomar fotos.

April estaba emocionada por la publicidad que su mascota fugitiva había traído a la carrera. “Es la primera media maratón en Elkmont”, dijo, “y la gente que la inició son los padres de los niños que corren a campo traviesa. Debido a esta perra, están recibiendo mucha publicidad, y creo que esa es la mejor parte”.

Canadian Running Magazine informó a sus lectores que Ludivine causó tal impacto que la carrera fue rebautizada como “Elkmont’s Hound Dog Half” (Media Maratón del Perro Sabueso de Elkmont). ¡Ludivine para la victoria!

Mira la agilidad de estos perros al pescar. ¡Esos peces son enormes!

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS