Perrita que recibe 40 disparos y es sepultada viva, es rescatada y milagrosamente sobrevive

Por Robert Jay Watson - La Gran Época
06 de Julio de 2019 Actualizado: 06 de Julio de 2019

Mientras que los oficiales de control animal de todo el mundo se acostumbran a ver horribles actos de crueldad, incluso ellos se sorprenden de lo que la gente les hace a las mascotas inocentes que ya no quieren. En la isla de Malta, cerca de la cueva Għar Ħasan, se avisó a los oficiales sobre la desaparición de una perrita. Entonces oyeron el gemido de un animal. ¿De dónde podría venir?

Mientras miraban a su alrededor, era evidente que el sonido provenía del subsuelo. Cuando comenzaron a cavar, lo que encontraron fue tan horrible que el Daily Mail  lo describió como posiblemente “el peor caso de crueldad hacia los animales de todos los tiempos”.

Como dijeron a Sky News los funcionarios malteses encargados del bienestar animal, cuanto más cavaban, peor se ponía. “Cuando me acerqué a la tierra y empecé a cavar, vi su nariz”. No solo la perrita fue sepultada viva, sino que su dueño trató de asegurarse que se fuera para siempre. Los rescatistas encontraron a Star en mayo de 2011.

“Entonces descubrimos que su hocico estaba atado con un cordón”, dijeron los oficiales a Sky News. “Hasta sus patas estaban amarradas. Así que quería asegurarse que la perra no escapara”. Se pusieron a sacarla lo antes posible, sin poder creer que la perrita sobrevivió —y cómo su dueño podría estar tan enfermo.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Oleg Kopyov/Shutterstock)

Cuando por fin lograron desenterrar a la perra, estaba tan emocionada de estar viva. Uno de los oficiales de control animal se emocionó al contarle a Sky News sobre su reacción al ser rescatada después de 14 horas bajo tierra.

“No podías creer que tan pronto como la recogimos, ella movía la cola como si de nuevo volviera a ser feliz”.

Como si el crimen no fuera lo bastante horrible, al desenterrar a la perra, a la cual llamaron Star, descubrieron que le dispararon más de 40 veces con perdigones de una escopeta modificada. El veterinario que la atendió, el Dr. Trevor Zammit, pensó que no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir ese día.

Cuando Sky News le preguntó si creía que Star podría sobrevivir las siguientes 24 horas, el veterinario respondió: “No, no en este momento, no con tantos perdigones, y disparados a quemarropa”.

Pero Star sobrevivió de forma milagrosa a las cirugías y a medida que su historia se difundió por toda la isla, Europa y el mundo, llegaron peticiones de justicia, junto con donaciones y ofertas para adoptar a Star. Times of Malta escribió en una página de Facebook creada para la perrita que obtuvo más de 50.000 votos de apoyo y se recaudaron USD 9317 (8200 euros) para ayudar a encontrar al culpable.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: SNP_SS/Shutterstock)

Como dijo a Sky News un funcionario responsable del bienestar animal, lo mejor que se puede esperar de este horrible ataque es el deseo de acabar con la crueldad hacia los animales en Malta.

“Se las arregló para que todos estuvieran de acuerdo, en un frente unido por el bienestar de los animales. Ahora es el momento en que la ley maltesa se vuelva un poco más dura con los acusados, que no son tan buenos con los animales”.

La historia de Star causó una enorme marcha contra la crueldad hacia los animales en las calles de Sliema, Malta, en la que participaron funcionarios del gobierno, según International Animal Rescue. Como dijo el Ministro de Asuntos Rurales, George Pullicino, el evento fue “una protesta de desaprobación no solo del caso de Star, sino de todas aquellas personas que son crueles con los animales para alardear de su poder”.

Aunque Star ha “mejorado a pasos agigantados, teniendo en cuenta la gravedad de sus heridas”, como dijo la Dra. Zammit a International Animal Rescue, en última instancia, su cuerpo sufrió demasiados daños como para recuperarse.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Jude Black/Shuttersotck)

Star murió el 6 de junio de 2011, según Sky News, alrededor de un mes después de ser rescatada, al cuidado de voluntarios de acogida que le dieron todo el amor que pudieron.

Aunque el veterinario y los rescatistas quedaron devastados, se hizo justicia. Dos semanas después de la muerte de Star, su antiguo “propietario” y torturador, Alfred Vella, fue juzgado y condenado por crueldad con los animales, condenado a tres meses de cárcel y una multa de 10.000 euros, según informó The Times of Malta.

Aunque la vida de Star fue trágicamente interrumpida, ¡su historia hizo que toda una isla se enfrentara a la crueldad animal!

Personas escucharon a un cachorro llorando, así que buscaron ayuda para si rescate

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS