Perrito callejero agonizaba en la calle hasta que alguien decide luchar por él hasta el final

Por La Gran Época
18 de Marzo de 2019 Actualizado: 18 de Marzo de 2019

ADVERTENCIA: ESTE ARTÍCULO CONTIENE IMÁGENES QUE PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR

Los perros que están extraviados, abandonados o perdidos usualmente viven en condiciones miserables. Desafortunadamente, no todos los perros tienen la buena suerte de ser rescatados o adoptados. Siendo ese el caso, las historias de caninos siendo rescatados del borde de la muerte son siempre alentadoras.

El 23 de diciembre 2017, a solo a un par de días de Navidad, una rescatista de animales llamada Pia visitó a sus amigos en Buenos Aires, Argentina que le dijeron que había un perro abandonado cerca de su casa pero que fueron incapaces de atraparlo, así que le pidieron a Pia que los ayude.

Luego de recorrer el vecindario, Pia encontró al perro tirado y quedó horrorizada al ver las condiciones en las que se encontraba. Sus ojos parecían vacíos, su estado era esquelético y tenía el cuerpo cubierto de llagas. El perro parecía al borde de renunciar a la vida.

“Lloré porque no podía creer que nadie lo había ayudado”, declaró Pia a The Dodo.

(Imagen cortesía de herculesysubanda)

Ella lo colocó en una caja y lo llevó un veterinario, ya que tenía la impresión de que no sobreviviría hasta el día siguiente.

El veterinario le dijo a Pia que el perro tenía posibilidades de sobrevivir, si pasaba la Navidad, pero que tendría que cuidarla en todo momento.

Pia sabía que tenía que concentrar toda su atención en el perro para que pudiera vivir.

“Dejé todo para asegurarme de que él estuviera bien”, recordó Pia.

(Imagen cortesía de herculesysubanda)

A pesar de los esfuerzos, el canino se rehusó a comer durante los dos primeros días y continuó perdiendo peso. Ella le dio agua cada tres horas para asegurarse  que estuviera hidratado y nunca dejó de animarlo.

Había que ser muy optimista para pensar que en 48 horas saldría adelante.

“En dos ocasiones pensé que iba a morir, porque realmente no lucía bien”, confesó Pia.

(Imagen cortesía de herculesysubanda)

Pero para su completa sorpresa, el perro continuó luchando, lo que inspiró a Pia a llamarlo “Hércules”. Con el paso de los días, Hércules fue mejorando y demostró que era mucho mas fuerte de lo que parecía.

Mientras se recuperaba, Pia lo levantaba y ayudaba a caminar. Un día, repentinamente Hércules se levantó y empezó a caminar por sí mismo; aunque dio solo unos pasos, fueron la señal de la recuperación que Pia tanto anheló.

(Imagen cortesía de herculesysubanda)

“Sí que lloré. Lloré como un bebé”, aseguró Pia con emoción.

Poco a poco, no solo vio a Hércules caminar sino también correr. Mientras más se recuperaba, mas se fortalecía, ganaba peso y su pelaje empezaba a crecer.

(Imagen cortesía de herculesysubanda)

Inicialmente, Pia planeó poner a Hércules en adopción luego de que recuperara por completo su salud. Pero debido a que el vínculo entre ambos se hizo fuerte, ella ya no pudo dejarlo ir.

Tener una mascota como Hércules es un asunto de orgullo para Pia, ya que él mostró una indómita voluntad para sobrevivir. Luego de todas esas noches de sufrimiento que el dúo atravesó, Pia y Hércules pueden mirar hacia días llenos de vida y alegría.

(Imagen cortesía de herculesysubanda)

Mira el video a continuación:


Rescate de un perro atrapado en un río congelado

TE RECOMENDAMOS