Perrito corgi con nariz en forma de corazón abraza a todos los perros que se encuentra en sus paseos

Por The Epoch Times
12 de Noviembre de 2020
Actualizado: 12 de Noviembre de 2020

Corgis podría ser el perro más lindo del mundo (en mis libros), con sus piernas cortas y rechonchas, su pelaje esponjoso y sus enormes orejas levantadas.

Pero Wallace el Corgi tiene todo lo anterior más algunas otras cosas que lo llevan a la cima, una de las cuales es su llamativa nariz en forma de corazón, que habla de su apasionada personalidad.

Otra cosa adicional es algo adorable que hace: abraza a los perros del vecindario cuando sale a pasear con su dueño, Noah Raminick.

(Cortesía de Noah Benjamin Raminick)

Cuando Wallace y Noah salen a pasear y se cruzan con otros caninos, Wallace tiene el particular hábito de abrazarlos, literalmente envuelve sus patas delanteras alrededor de sus cuellos.

“Él es el más grande de los enamorados”, dijo Raminick al Dodo. “Siempre está muy contento de estar rodeado de gente y otros perros. Le encanta dar besos en la cara a la gente y cuando ve otro perro, siempre inicia una sesión de juego”.

El cachorro de corgi de un año no es tímido con otros perros, incluso con perros mucho más grandes que él. Abrazarlos no es problema; simplemente se levanta sobre sus patas traseras y les ofrece un abrazo completo y esponjoso.

(Cortesía de Noah Benjamin Raminick)

Hablando de perros más grandes, el mejor amigo de Wallace es una gran danesa llamada Daisy. Y se llevan muy bien, según su dueño.

“Siempre se abrazan cuando se ven”, dijo Raminick. “Y una de sus patas pesa lo mismo que todo el cuerpo de Wallace”.

Cuando se trata de perros más pequeños, Wallace muestra una disposición gentil y tiene cuidado de no ser rudo, siempre asegurándose de olfatearlos para ver si están bien con eso, antes de acercarse para el abrazo.

Siempre ha sido así, dice su dueño; dar abrazos es solo parte de su naturaleza amistosa.

Y no demuestra miedo, porque el amor lo conquista todo.

(Cortesía de Noah Benjamin Raminick)

“Lo que encuentro interesante de sus abrazos es que no estaba entrenado para hacer eso en absoluto”, dijo Raminick. “Creo que se reduce a que se emociona mucho por jugar con otro perro”.

Y el amor de Wallace no se limita a sus vecinos caninos. Le queda mucho para sus dueños.

(Cortesía de Noah Benjamin Raminick)

“Sus cosas favoritas son los mimos matutinos y vespertinos, jugar a la pelota y que yo lo persiga por toda la casa”, añade su dueño. “No creo que a Wallace le disguste”.

Además, los adorables rasgos de Wallace lo han hecho famoso en Internet, yendo más allá de su círculo de amigos peludos.

Tiene muchos admiradores en su cuenta de Instagram, donde su dieño relata sus hazañas con aspiradoras, disfraces de Halloween, masticando alfombras y, por supuesto, los abrazos.

(Cortesía de Noah Benjamin Raminick)
(Cortesía de Noah Benjamin Raminick)
(Cortesía de Noah Benjamin Raminick)
(Cortesía de Noah Benjamin Raminick)

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

A los 20 años no era saludable, pero descubrió que vivir de acuerdo con Verdad, Benevolencia y Tolerancia su vida podía cambiar

TE RECOMENDAMOS