Perrito espera día y noche por 18 meses en la tumba de su amo que perdió la vida en accidente de auto

Por Michael Wing
24 de Julio de 2019 Actualizado: 24 de Julio de 2019

Tanto las leyendas urbanas como las de las redes sociales han dado fe de la lealtad del mejor amigo del hombre. Una de estas historias ocurrió en Grecia y fue reportada en los principales medios de comunicación a principios de este mes, contándonos de un perrito que esperó 18 meses en el lugar donde su amo murió en un accidente automovilístico.

Los residentes cercanos le ofrecieron comida e incluso trataron de adoptarlo, pero se negó a mudarse del lugar. Cuando hace calor, se refugia bajo unos arbustos cercanos.

Los lugareños lo han apodado un “Hachiko griego”, haciendo referencia a la historia de un perro de Japón que esperó 10 años enteros a que regresara su dueño fallecido.

El amor y la lealtad del perro griego han derretido los corazones de los residentes cercanos, que incluso le construyeron una perrera.

Su amo, un hombre de 40 años llamado Haris, fue atropellado por un camión de cemento en 2017. El nombre del perro sigue siendo desconocido.

Otro hecho notable de esta historia es que la casa del dueño está alrededor de 12 kilómetros de distancia, según Nafpaktia News, y nadie sabe cómo se las arregló el perrito para localizar el lugar del accidente.

Se erigió un santuario en memoria del dueño del perrito.

La historia de Hachiko, de manera similar, cuenta de un perro en Tokio que esperó en una estación de tren durante 10 años. Eso fue hace mucho tiempo, en 1925. A veces la lealtad de los perros nos sorprende y nos obliga a verlos desde una nueva perspectiva.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Max Khoo/©Shutterstock)

Una historia aún más antigua es la de Greyfriars Bobby en Edimburgo

Una vez que fue propiedad de un vigilante de la policía en el siglo XIX, Bobby fue un skye terrier que protegió la tumba de su amo muerto durante 14 años antes de que falleciera el perrito.

Su dueño, John, murió en 1858 y fue enterrado en Grey Friars. Bobby fue al cementerio, donde permaneció incluso en condiciones climáticas adversas sin alejarse del lado de su amo.

Bobby se hizo famoso y la gente venía a visitarlo. Bobby murió en 1872. Un año después, una estatua de Bobby fue erigida para conmemorar su legado.

Imagen Ilustrativa. (Crédito:©David Dixon, cc-by-sa/2.0)

Otro fiel perro llamado Capitán

El Capitán era un pastor alemán en Argentina que permaneció en la tumba de su amo durante 12 años, incluso durmiendo en la tumba de su amo todas las noches. En 2006, su dueño, Miguel Guzmán, murió.

El Capitán permaneció a su lado hasta 2018, cuando murió el fiel perro.

Según las fuentes, era viejo y débil, pero se negó a abandonar el cementerio.

Los perros tienen emociones fuertes y son verdaderamente fieles a sus dueños. Estas historias muestran su lealtad sincera a sus dueños.

Crédito: Nafpaktianews Web TV

¡El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS