Perro discapacitado rescata a bebé enterrado vivo en un campo de yuca

Por La Gran Época
18 de Mayo de 2019 Actualizado: 18 de Mayo de 2019

Un perro con sólo tres patas funcionantes de una comunidad rural en Tailandia comenzó a excavar en un campo de yuca y salvó a un bebé recién nacido de morir enterrado vivo.

Este miércoles el perro llamado Ping Pong de la comunidad Tha Talat de Korat comenzó a excavar mientras olfateaba algo extraño bajo la Tierra, relataron las autoridades. Los granjeros notaron su comportamiento extraño y excavaron con él hasta encontrar al bebé con vida, según Khaosod.

Se apresuraron cuando vieron una de las pequeñas piernas del bebé sobresaliendo de la tierra, dijo a la prensa local el dueño de la mascota, Usa Nisaika, según la BBC.

Después de rescatar el menor, los granjeros ayudaron a trasladarlo al hospital, donde el personal médico lo limpió y aseguró que se encontraba en buen estado de salud. Imágenes publicadas por Khaosod muestran al bebé con una venda en una mano.

Ping Pong fue aclamado como un héroe de la comunidad. Con toda su discapacidad no dudó en comenzar el rescate y llamar la atención de todos de que se trataba de una acción de vida o muerte. Es ahora el orgullo de Tha Talat, informó Khaosod.

La policía dijo inicialmente a la prensa que identificó a su madre, una niña de 15 años, a quien acusó de maltrato e intento de asesinato, después de que ella confesó que enterró a su hija viva.

La adolescente le dijo a la policía que temía que su padre la golpeara por quedarse embarazada”, añade el reporte.

Un oficial de policía del distrito Chum Phuang, Panuwat Puttakam, declaró después al diario Bangkok Post que la adolescente fue luego dejada bajo el cuidado de sus padres y un psicólogo, reportó la BBC.

Puttakam declaró que la madre está arrepentida de sus acciones y que sus padres han decidido ocuparse de la crianza del bebé.

La familia de la madre había solicitado previamente a las autoridades la custodia del recién nacido.

Ping Pong

Ping Pong, el salvador del bebé, es un perro de raza tailandesa. Nisaika, un residente local de 41 años, dijo que lo crió desde el nacimiento.

“Ping Pong fue golpeado por un automóvil, por lo que quedó discapacitado. Pero lo conservé porque es muy leal y obediente, y siempre me ayuda cuando entro a los campos para atender a mi ganado “, dijo Usa.

Es amado por todo el pueblo. Es increíble que haya encontrado al bebé“.

***

A continuación

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

TE RECOMENDAMOS