Policía rescata a perrita maltratada y encadenada en medio de la nieve

Por La Gran Época
24 de Mayo de 2019 Actualizado: 14 de Junio de 2019

Una Pitbull descuidada fue encadenada en la calle en un clima helado, pero fue rescatada y posteriormente entrenada para ser una perra policía. Sin embargo, cuando un entrenador de la unidad K-9 la vio, sabía qué cualidades tenía.

Una pitbull, llamada Kiah, había sido abandonada para morir congelada, también había sido golpeada en la cabeza con un martillo antes de que fuera rescatada y llevada al refugio. Cuando un entrenador de perros policía la encontró allí, sintió que tenía el potencial para formar parte de la unidad K9.

“Por lo que vi, no podía creer que ella sobreviviera, pero lo hizo”, dijo Brad Croft, director de operaciones de Universal K9, una organización que entrena perros policías. Brad lo encontró milagroso, pero aún más que la pitbull no tuviera ningún resentimiento sobre cómo había sido tratada.

A juzgar por su temperamento, Brad decidió llevar a Kiah a su casa en San Antonio e intentar entrenarla.

Después de ocho semanas, Kiah le demostró que tenía razón: tenía un talento excepcional y exudaba confianza e inteligencia.

“Si tuviéramos algún tipo de concurso, ella trabajaría más que [los otros perros] todos los días de la semana”, dijo Brad. “Esta perra está muy bien”, agregó.

Brad, que ha entrenado a cientos de perros para el trabajo policial, dijo: “Kiah es uno de los tres mejores perros que he entrenado”.

Kiah es uno de los primeros pitbulls entrenados para ser un perro policía y el primero en el estado de Nueva York. Como miembro de la unidad K9 del Departamento de Policía de la Ciudad de Poughkeepsie, ahora tiene un compañero con quien trabaja, el Oficial Justin Bruzgul.

Ahora, Kiah trabaja con Justin como perro de detección de narcóticos y personas desaparecidas. También es embajadora de razas, demostrando a la gente que el estereotipo de que todos los pitbulls son violentos y agresivos por naturaleza es falso.

“Todos los pitbulls no son desagradables y agresivos”, dijo su compañero Justin. “Kiah es un ejemplo perfecto de eso. Ella ama a todos, es amigable y, aunque experimentó duros momentos, demostró al final que tiene un corazón de oro”, comentó.

“Son perros muy, muy buenos”, dijo Croft, y agregó: “Ella es muy amable, no lastimaría a una mosca”.

Mira el video a continuación:

Para ver el siguiente video puedes activar los subtítulos en español en tu navegador, en la barra de abajo a la derecha (Configuración >>> Subtítulos >>> Inglés >>> Subtítulos >>> Traducir automáticamente >>> Español).


Este perro no puede controlar su emoción al ser adoptado

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS