Perro hambriento comió palos y piedras para sobrevivir, luego una publicación viral le salva la vida

Por Robert Jay Watson - La Gran Época
04 de Julio de 2019 Actualizado: 08 de Julio de 2019

Cuando una foto de un Weimaraner que literalmente parecía estar muriendo de hambre apareció en una página de control de animales en una parroquia de Louisiana, los amantes de los animales en Nueva Orleans llevaron al perro al único refugio de rescate que no mata en la ciudad, la Southern Animal Foundation. Deanna Theis, que era la asistente de dirección, había visto casi todo antes de conocer al perro esquelético, Alex.

Pero cuando vio lo grave que era su situación, le destrozó el corazón. “Negligencia severa e inanición, eso es lo que vimos en la foto. Era un perro aterrorizado y demacrado que necesitaba ayuda rápidamente”, le dijo a WVUE en Nueva Orleáns.

Cuando atraparon a Alex, no podían creer que hubiera llegado tan lejos. “Cómo seguía vivo en ese momento fue un milagro”, dijo Deanna a WVUE. Si su organización no lo hubiera rescatado, lo más probable es que lo hubieran puesto en el refugio de la parroquia. “Estuvo muy cerca de la muerte. Si no son rescatados, se les practica la eutanasia”.

La Southern Animal Foundation comenzó a alimentar a Alex con una dieta controlada para ayudarlo a fortalecerse y aumentar de peso. Incluso después de solo 24 horas, el pobre perro ya había engordado aproximadamente 1 kg como SAF publicó en su Facebook, ¡una prueba de lo hambriento que estaba!

Quizás el momento más triste fue cuando los rayos X revelaron exactamente de qué había estado sobreviviendo el perro traumatizado: de una dieta de piedras y palos. Tuvo que someterse a una cirugía para remover los escombros antes de poder volver a la normalidad. Pero creció, engordó y se acercó cada vez más a ser acogido y adoptado.

No hace falta decir que la desgarradora historia de Alex llamó la atención de los residentes de toda Nueva Orleans, y que recibiría muchas atenciones cuando lo sacaran a pasear. Como señaló SAF en una publicación de Facebook, “no sabe que se ve miserable, y ya nos ama”.

Muy pronto, mucha gente había visto las fotos y leído la historia de este perro milagroso que sobrevivió a una intensa inanición y que solo buscaba ser amado y amar a alguien más.

Mientras tanto, Alex ayudó a SAF a recaudar dinero y atención para sus esfuerzos e incluso consiguió una sesión de fotos profesional. Además, la gente de todo el país le enviaba paquetes de cuidado con divertidas golosinas y juguetes. Su vida definitivamente había cambiado completamente desde aquellos primeros días aterradores, cuando el personal de SAF no sabía cuánto tiempo más viviría.

Entonces llegó el día en que Deanna Theis y sus compañeros tuvieron que despedirse de la increíble mascota de su refugio, a la que cuidaron hasta que se recuperó y a quien se apegaron mucho.

La nueva dueña de Alex, Diane Lundeen, ya tenía dos Weimaraners, así que se encontró en buena compañía. Además de haber ganado mucho peso, pesaba alrededor de 36 kg una vez que se instaló en su nueva casa, Diane dijo que había mejorado de muchas otras maneras, según Doggies Care.

“Tiene buen color en las encías, sus ojos son brillantes, cuando va a sentarse no se queja. Tiene una alegría increíble por la vida que es increíble”, dijo su orgullosa dueña.

En cuanto a SAF, “se entristecieron al verlo irse, pero es hora de que experimente la vida en un hogar amoroso”, escribieron en Facebook. Desde el umbral de la muerte hasta el cielo de Weimaraner, este ha sido un viaje increíble para Alex, el perro milagroso.

Los perros alegran nuestras vidas con su ternura

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS