Dueña cree que su perro fue picado por insectos: el veterinario llama a la policía al saber la verdad

Por Louise Bevan
17 de Julio de 2019 Actualizado: 17 de Julio de 2019

Ninguna criatura viva merece estar en el lado receptor de la violencia no provocada. Pero eso es lo que le pasó a un mastín inglés de 181 kilos llamado Jackson que se encontró en el lugar equivocado en el momento equivocado, a pesar de que ese “lugar equivocado” era su propio patio trasero. A Jackson le dispararon 60 veces con una pistola de perdigones, y el atacante estaba, literalmente, un poco demasiado cerca de casa.

Jackson quedó con múltiples heridas punzantes y todavía, hasta el día de hoy, tiene algunos de los fragmentos alojados dentro de su cuerpo. La dueña del perro, Hayden Howard, de 26 años, de Seymour, Indiana, le dijo a la KTLA que su cachorro estaba en su patio trasero vallado cuando ocurrió el ataque.

Jackson, que tenía menos de 12 meses en ese momento, actuaba con normalidad antes de que Hayden notara un extraño patrón de heridas por todo su cuerpo. Primero pensó que las marcas eran picaduras de insectos, pero al examinarlas más de cerca se dio cuenta de que parecían mucho más siniestras. Hayden llevó a Jackson al veterinario.

“El sábado por la noche empecé a notar agujeros en él”, le dijo la dueña del perro a KTLA. “Estaban mirando todos los agujeritos y cosas, y cuanto más lo afeitaban, más y más encontraban”, mencionó. “Estaba en shock, ni siquiera sabía qué pensar”.

Jackson tenía una dolorosa herida punzante debajo del párpado, una en la oreja, otra en la rodilla y otra que cubría su vientre. “Ellos salieron y él me dio esta pequeña taza”, recuerda Hayden, “y me enseñó todos estos pequeños balines; simplemente no sabía qué decir o qué hacer”.

Eventualmente, abrumada por la situación, Hayden tuvo que dejar la sala para el resto del procedimiento de Jackson.

Después de afeitar la espalda de Jackson para ver más de cerca, el veterinario descubrió que la piel del pobre perro había sido perforada por 20 balines y siete perdigones. Pero Hayden se enteró por un oficial de policía de Seymour que era probable que se hubieran disparado al menos el doble de veces.

“Veinte y pico fueron retiradas de él”, dijo Hayden, “veinte que probablemente todavía estaban en él, y luego veinte que probablemente lo golpearon y rebotaron. Así que dijo que probablemente había sido más de sesenta y pico [veces] que en realidad le dispararon”.

Las autoridades buscaron pistas en el patio trasero de Hayden y se encontraron con varias balas BB alojadas en un árbol en la propiedad de la dueña del perro. Usando cálculos deductivos, rastrearon la dirección probable de donde disparon hasta la casa de al lado hasta la de Hayden. Su vecino Tim Woodward se convirtió en sospechoso inmediato, y después de obtener una orden de registro, la policía investigó la propiedad.

Las autoridades descubrieron parafernalia de drogas dentro de la casa de Tim, una pistola de aire comprimido y perdigones que coincidían visualmente con los que se sacaron del cuerpo de Jackson durante su visita al veterinario. Tim fue arrestado por cargos de drogas y bajo sospecha del ataque a Jackson. Además, la policía envió los perdigones para que fueran analizados en el laboratorio con el fin de compararlos con las lesiones de Jackson.

arma-perdigón
Imagen ilustrativa. (Crédito: Vladislav S/Shutterstock)

El Departamento de Policía de Seymour anunció sus hallazgos en Facebook. “Oficiales del Departamento de Policía de Seymour fueron enviados a una dirección en el Bloque 400 de Vehslage Road en referencia al abuso animal reportado”, escribieron. “La persona que llamó informó que a su perro le habían disparado más de 27 veces con una pistola de balines y perdigones”.

“Bajo la Ley, los cargos criminales son simplemente acusaciones y el acusado se presume inocente a menos que y hasta que se demuestre lo contrario”, explicó el departamento, añadiendo: “La investigación del incidente continúa, y es probable que se presenten cargos adicionales”.

Hayden se quedó en estado de shock. “No sé qué pensar, porque mis vecinos han sido muy buenos con [Jackson]”, admitió Hayden a KTLA. “Su hija lo saca a pasear”, dijo. “Quiero decir, han sido buenos con él, así que no sé qué pensar de eso”.

El Jefe Asistente Craig Hayes le dijo al Daily Mail que las heridas de Jackson fueron el peor caso de crueldad contra animales que había visto en su vida. “Nunca he visto a un animal que le dispararan tantas veces”, admitió. “Es un caso muy grave y es triste de ver”.

Pero el fuerte y fornido Jackson, a pesar de su terrible experiencia, regresó a casa con Hayden y comenzó el paciente trabajo de hacer una recuperación completa. “Es bueno”, dijo Hayden. “Está bien, está en casa tomando medicamentos y todo eso”.

Perros que tienen una personalidad propia y única

¿Te gustó este artículo?  Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS