Perro se deprime al ser separado de la vaca que lo crió y un video muestra su reencuentro

Por Jack Phillips - La Gran Época
01 de Agosto de 2019 Actualizado: 01 de Agosto de 2019

Un perro que aparentemente fue criado por una vaca fue separado de su madre sustituta.

Según un vídeo de Kritter Klub en YouTube, el perro se quedó “llorando” cuando la vaca se fue. Sin embargo, American Kennel Club dice que los perros no pueden producir lágrimas a causa de un sentimiento, aunque algunos dueños de mascotas han jurado lo contrario.

Kritter Klub cuenta a los espectadores que la madre del perro llamado Rookie, murió después de dar a luz al cachorro, y una vaca crió al perro haciendo el papel de madre.

Durante dos años, los dos vivieron, comieron y durmieron uno al lado del otro en un granero sin nombre. El informe decía que el perro y la vaca eran inseparables, y que incluso el perro se arrastraba entre las patas de la vaca cuando estaba asustado.

El granjero, según el vídeo, se dio cuenta de que criar sus dos vacas era demasiado intensivo, por lo que entregó la vaca marrón a otra persona.

La narración del video de YouTube dice que Rookie, estuvo llorando y se negó a comer durante varios días, y pasó una cantidad considerable de tiempo buscando a la vaca.

“El perro estará bien después de un tiempo”, dice el granjero en el video. En un momento dado, el animal se escapa en busca de la vaca, que se encuentra en la propiedad de otro granjero.

“Decidí quedarme con ella por el bien de Rookie”, dice el granjero, que parece ser de Corea del Sur.

El video muestra el momento en que la vaca marrón vuelve a encontrarse con Rookie.

Un veterinario en el vídeo dice que si Rookie sigue viviendo de esa forma “con la vaca, podría tener una falta de habilidades sociales” y necesita la oportunidad de “hacer nuevos amigos”.

El granjero entonces impregno a otro perro con el olor de la vaca marrón “para motivar un sentido de fraternidad”, dice el video.

Al parecer, los animales se familiarizaron entre sí.

¿Llorando?

Kennel Club, por su parte, afirma que “como la mayoría de los mamíferos, los perros tienen conductos lagrimales”.

Sin embargo, no existe una “conexión entre el cerebro de un perro y sus conductos lagrimales”, señala. “Aunque los caninos expresan sus necesidades y deseos vocalmente, no hay evidencia científica que demuestre de hecho que los perros, o cualquier otro animal, producen lágrimas como respuesta a lo que están sintiendo. Parece que somos la única especie capaz de derramar lágrimas emocionales”.

“Lo que sí sabemos es que los perros pueden tener respuestas empáticas y compasivas cuando nos secamos las lágrimas con un pañuelo de papel. Un estudio interesante muestra que el consuelo puede estar conectado a los perros”.

Si el perro parece tener lágrimas, podría haber otro problema de salud más grave.

“Puede que tenga alergias. Si tiene una reacción sensible o alérgica a algo -polen, ingredientes de alimentos, humo, caspa o polvo, por ejemplo-, sus ojos pueden lucir llorosos”, dice el sitio web. “Podría tener un conducto lagrimal bloqueado, lo que causa que los ojos de su perro estén húmedos y posiblemente irritados”.

El perro también podría tener un tipo de infección ocular, añade. El perro también podría tener un arañazo en la córnea o suciedad en los ojos, dice el Kennel Club.

*****

Te puede interesar:

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS