Perro sigue esperando a su dueño en la carretera después de 18 meses de su muerte en un accidente

Por Jesús de León
16 de Julio de 2019 Actualizado: 16 de Julio de 2019

Un perro leal en Grecia se niega a abandonar el lugar donde su dueño murió en un accidente hace 18 meses, según se informaron medios locales.

Los habitantes de Nafpaktos, en Grecia, intentaron adoptar el sabueso, pero el testarudo animal insiste en quedarse solitario al borde de la carretera.

Según los reportes de los medios de comunicación locales, es tan leal que permanece allí a pesar del cambio de las estaciones, moviéndose sólo un poco hacia la sombra más cerca cuando hace mucho calor.

En el lugar donde vive, los lugareños le construyeron una pequeña perrera para que se refugie, además la gente le da comida y agua para que pueda estar cómodo mientras permanece en el lugar de la tragedia.

También construyeron un santuario para el que era su dueño, Haris, de 40 años, que fue golpeado por un camión que trasladaba hormigón, y como resultado falleció en 2017, informó Nafpaktia News.

La noticia de su muerte había conmocionado a la comunidad local, ya que su hermano había perdido la vida unos años antes, según el medio griego gazzetta.

El animal, que no tiene nombre, fue filmado en la carretera cerca de donde ocurrió el accidente fatal.

Pero no está claro cómo llegó allí, ya que la escena del accidente está a más de 12 kilómetros de su casa.

Lo extraño del perro es que vive solo en un área desierta sin abandonar el lugar, haciendo recordar a muchos la historia Hachiko, el famoso perro japonés que esperó hasta su vejez a su dueño en una estación de tren.

Por esa razón algunos comenzaron a llamar a este perro de Grecia, el ‘Hachiko de Nefpaktia’.

Hachiko en sus últimos años. (Wikimedia)

Desde hace muchos años se tienen noticias de perros que permanecieron en las tumbas de sus dueños.

El año pasado un perro llamado Capitán murió en la tumba de su dueño después de pasar 10 años en el Cementerio Municipal de Villa Carlos Paz, una ciudad de la provincia argentina de Córdoba.

Miguel Guzmán, el dueño del pastor alemán de 15 años, murió en 2006, y el perro desapareció de la casa de la familia unos meses después.

La familia de Guzmán pensó que Capitán había huido pero se sorprendió al encontrar al perro junto a la tumba de su dueño meses después.

Nadie está seguro de cómo Capitán encontró el cementerio donde su dueño fue enterrado.

Quizás la historia más conocida es la del can Greyfriars Bobby que pasó 14 años vigilando la tumba de su dueño en Edimburgo.

El perro de la raza Skye terrier tocó los corazones de los residentes de la ciudad cuando se negó a abandonar la tumba de John Gray, que murió en 1858.

El perro murió en 1872 y está enterrado en el interior de Greyfriars Kirkyard, no muy lejos de donde está enterrado su dueño.

También se erigió una estatua en su memoria y se escribieron varios libros sobre su historia así como tres películas basadas en su vida.

***

Descubre a continuación:

El increíble viaje de un hombre para convertirse en un maestro de Kung Fu

TE RECOMENDAMOS