Perro surfista es toda una estrella de Argentina: “Disfruta más surfear que masticar un rico hueso”

Por Romina Garcia
29 de Mayo de 2021 12:46 AM Actualizado: 13 de Julio de 2022 9:55 PM

Un perro surfista ha cautivado a todos en la playa de Miramar, Argentina. Con su destreza sobre la tabla, ha demostrando ser todo un experto y ahora es la gran estrella del lugar.

Goro es un labrador retriever que surfea desde los tres meses de vida. Ahora ya tiene 10 años y ha ganado experiencia convirtiéndose en la principal atracción de la playa. Su dueño, el profesor de surfeo Manuel Gorostiza, fue quien le enseñó a desplegarse en las olas, según Surfing Latino.

Gorostiza creó la escuela de surf para niños y adultos: Goro’s Beach donde Goro se ha convertido en todo un maestro en el deporte extremo.

“Me lo regaló un amigo cuando […] justamente abrí la escuela de surf, me acompañaba todos los días”, dijo Gorostiza del canino.

(Cortesía: Escuela de Surf Goro’s Beach Miramar)

Gorostiza comentó que al principio Goro le temía al agua, pero que después de un tiempo fue ganando confianza, sin obligarlo. “Así fue como a los 3 meses empezó a seguirme cada vez que entraba a surfear o dar una clase de surf”, recordó el surfista.

(Cortesía: Manuel Martin Gorostiza)

El profesor de surf contó que cuando las condiciones del mar eran óptimas entraba con su tabla y Goro mar adentro. El canino se paraba buscando el equilibrio, “la flotabilidad de la tabla”. El perrito también acompañaba a los niños de la escuela de surf a remar. Sin embargo, un día Goro instintivamente dejó que su dueño lo subiera a la tabla y comenzó a surfear en sus primeras olas, pero estaba tan asustado que no quiso hacerlo más.

Gorostiza no forzó a Goro a aprender de inmediato, le dio su tiempo y el siguiente año el can logró perder el miedo y encontró la diversión en el mar.

(Cortesía: Manuel Martin Gorostiza)

“Desde ese momento no deja de surfear conmigo, mis amigos, los alumnos o solo”, aseguró Gorostiza.

Gorostiza, que además es profesor de educación física y guardavidas, todos los veranos enseña entre 30 y 40 alumnos a surfear, acompañado del surfista experto Goro.

“Todos lo conocen y lo quieren, los alumnos más chicos se vuelven locos por surfear una ola con él”, dijo el profesor.

El propietario de la escuela y del can explicó cómo hace para que Goro atrape las mejores olas y pueda surfear sin problemas.

“Lo llevo hasta adentro, pasando la rompiente y desde donde comienza la ola lo empujo. Él busca la flotabilidad de la tabla y equilibra el peso. Y va solo”, manifestó Gorostiza.

La habilidad del intrépido perrito llama la atención de los visitantes de la playa que le toman fotos y graban videos de él desplazándose sobre las olas.

“Los que vienen todos los años ya lo conocen. Es la estrella de la playa”, relató a Infobae.

Sin embargo el dueño de Goro confiesa que a pesar de haberse convertido en un maestro del surf a veces comete errores como cualquier otro animal, le dijo a Surfing Latino.

“Ha mordido tablas de bodyboards, algunas tablas de surf y siempre levanta la pata en los torpedos de rescate de los guardavidas, ahh y también [ha mordido] sombrillas que están en la orilla”, dijo con gracia el sufista.

La familia Gorostiza tiene dos perros más, pero ninguno tiene desarrolladas las grandes habilidades que tiene Goro en el mar. “Goro disfruta más de nadar y surfear que de masticar un rico hueso”, señaló bromeando su dueño a Infobae.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.