Perú sufre una alarmante tasa de mortalidad debido al virus del PCCh, pese a la vacunación

Por Autumn Spredemann
17 de Noviembre de 2021 8:32 PM Actualizado: 17 de Noviembre de 2021 8:32 PM

Desde el inicio de la pandemia, el virus del Partido Comunista Chino (PCCh) ha matado a 200,635 personas en Perú, convirtiéndolo en el país con el mayor número de muertes por densidad de población en el mundo.

A pesar de tener más del 50 % de su población completamente vacunada contra el virus, la cantidad de pacientes infectados que sufren síntomas graves y potencialmente mortales no disminuye.

Por el contrario, el país vecino, Bolivia, tan solo tiene el 34 % de su población completamente vacunada, no obstante ha sufrido un porcentaje mucho menor de muertes.

Una trifecta de factores ha contribuido a la alta tasa de mortalidad de Perú, incluyendo la escasez de oxígeno, una gran población rural y la baja efectividad de la vacuna china Sinopharm para prevenir la infección.

En la ciudad de Iquitos, Emilio Álvarez de 49 años, se recupera de los efectos del COVID-19. Tosía en el teléfono mientras le decía a The Epoch Times: “Este virus me ha quitado todo”.

En febrero, Perú sufrió un importante pico en los casos del virus del PCCh. Álvarez perdió a su esposa de 23 años, quien murió mientras esperaba que llegara un cargamento de oxígeno suplementario a la aislada ciudad selvática.

“Hay que entender que a este pueblo [Iquitos] no se puede llegar por carretera. Todo lo que llega aquí es por aire o por barco”, explicó Álvarez.

Y dijo que los hospitales de la ciudad se quedaron sin suministros críticos como tanques de oxígeno, que le costaron la vida a cientos de pacientes que padecían síntomas extremos como a la esposa de Álvarez.

Los profesionales médicos de la atribulada nación han denunciado las nefastas consecuencias de la escasez de oxígeno durante la pandemia.

El Dr. Javier Gutiérrez, director de la Facultad de Medicina de la región de Arequipa, dijo: “Hay una falta de oxígeno [en las instalaciones médicas] y muchas gente está falleciendo por eso”.

El doctor explicó además que el gobierno ha sabido que la escasez de oxígeno se encuentra entre los factores detrás de la tasa de mortalidad elevada en Perú desde el año pasado, pero no ha hecho nada para resolver el problema.

Carlos Calampa del Aquila, director regional de salud del departamento de Loreto, confirmó tal apreciación y dijo: “El problema del oxígeno es a nivel del país”.

Después de perder a su esposa, Álvarez optó por la vacunación a petición de sus hijos. Sin embargo, en septiembre, desarrolló síntomas y terminó dando positivo por el virus del PCCh.

A los tres días de dar positivo, la hija mayor de Álvarez tuvo que comprar un tanque de oxígeno para ayudar a aliviar el empeoramiento de los síntomas respiratorios de su padre.

Casi dos meses después, sigue luchando contra la tos y la fatiga extrema, lo que lo ha mantenido en casa bajo el cuidado de sus hijos adultos.

“Primero, [el virus] se llevó a mi esposa, luego mi fuerza y ​​mis pulmones. ¿Qué sentido tenía la vacuna si no era para evitar esto?”, cuestionó Álvarez.

Un estudio realizado por el Ministerio de Salud peruano durante el pico de la segunda ola de este año en el país, reveló que en un grupo de casi 400,000 trabajadores de la salud de primera línea, la vacuna china Sinopharm BBIBP-CorV solo fue efectiva en un 50.4 % en la prevención de infecciones.

Sinopharm se encuentra entre las vacunas aprobadas para su uso por el gobierno peruano y también fue la que recibió Álvarez antes de que contrajera el virus en septiembre.

Patricia Herrera, residente de Yarabamba, dijo a The Epoch Times que vivir en pueblos pequeños puede ser una sentencia de muerte durante la pandemia.

“Incluso tan solo 30 pacientes pueden abrumar nuestros recursos”, explicó.

En su aldea, Herrera no pudo encontrar atención sanitaria avanzada para su hermano, quien se enfermó con el virus en junio y desarrolló rápidamente peligrosos síntomas respiratorios.

Ella dijo: “Tenía que llevarlo a Arequipa, que todavía no tiene el tipo de instalaciones que él necesitaba”.

El hermano de Herrera falleció debido a complicaciones y el retrasó del acceso a la oxigenoterapia crítica, que según ella fue un tema común visto en las comunidades rurales durante la pandemia.

Casi el 22 % de la población peruana de 33 millones de personas vive en áreas rurales, lo que crea problemas para quienes necesitan acceso a atención médica avanzada y ha sido un asunto apremiante incluso antes de la llegada del virus.

Perú notificó un total de 2,214,543 casos del virus del PCCh y administró 37,300,001 dosis de vacuna hasta el 12 de noviembre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.