Pescador captura y devuelve un bagre legendario de 130 kilos en un río de Europa (fotos)

Por Catherine Silverman - La Gran Época
18 de Febrero de 2019 Actualizado: 18 de Febrero de 2019

La mayoría de los pescadores experimentados en el agua pueden pescar un bagre de tamaño decente en algún momento, pero es bastante raro encontrarse con los monstruos que habitan los ríos en algunas partes de Europa.

Sin embargo, en un viaje al río Po el pescador de 37 años Benjamin Gründer, logró una captura tan masiva como nadie haya visto antes, ¡literalmente!

Cortesía de Benjamin Gründer

Gründer estaba esperando algo grande en el río, que era la ubicación de una serie de emocionantes videos de pezca y liberación realizados por otros pescadores populares en busca de un bagre gigante. Yuri Grisendi, por ejemplo, se las arregló para sacar un bagre tan largo como su bote y con una boca tan amplia como para tragarlo antes de soltarlo de nuevo en el agua.

Aún así, cuando el señuelo de Gründer finalmente se enganchó en algo, tuvo tantas dificultades para levantar el cebo que al principio pensó que estaba enganchado en un árbol.

Cortesía de Benjamin Gründer

Finalmente, pudo mover la caña y se dio cuenta de que no era un árbol en absoluto, ¡sino un pez del tamaño de un tiburón!

Gründer tardó más de 45 minutos en capturar correctamente el pescado, luchando contra su enorme tamaño y resistencia. No obstante, al final pudo subir su descubrimiento a bordo, donde se dio cuenta que la captura podría establecer un nuevo récord.

El pescado no fue pesado oficialmente en una balanza, así que no aparecerá en ningún libro de registros. Pero el cálculo no oficial para su tamaño y peso es de 2,68 metros de largo y 129 kilogramos.

Cortesía de Benjamin Gründer

Se trataba un bagre de Wels, que es uno de los peces de agua dulce más grandes del mundo y es fácil ver lo impresionante de la captura en las fotos; no solo era tan largo como el bote, sino que sus aletas eran más grandes que las manos de Gründer.

Al igual que algunos de los pescadores de bagre que van a pescar por tamaño, Gründer no planeó la captura para quedarse con el pez. Después de medir y documentar el hallazgo, lo liberó de nuevo, tomando las fotografías y sus recuerdos como única recompensa.

¡Esta es una captura que no olvidará pronto!

Cortesía de Benjamin Gründer

Te puede interesar:

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

TE RECOMENDAMOS