“Pez Vampiro” chupasangre está desovando en aguas de Vermont, pero no hay que temer, dicen expertos.

Por Agencia de noticias
29 de Junio de 2020
Actualizado: 29 de Junio de 2020

La lamprea marina, una criatura con forma de anguila que ha sido etiquetada como “pez vampiro” por algunas publicaciones, proporciona beneficios que superan a su mordedura, dice el Vermont Fish & Wildlife.

A pesar de su apodo y apariencia aterradora, una boca sin mandíbula con dientes curvos y afilados, la lamprea marina es una parte crucial del ecosistema de agua dulce del estado, incluida la cuenca del río Connecticut, dijo la agencia en una publicación reciente de Facebook.

“La lamprea marina es nativa de la cuenca del río Connecticut y juega un papel vital en el ecosistema”, dijo Lael Will, biólogo pesquero de Vermont Fish & Wildlife, en la publicación de Facebook. “En sus 350 millones de años en el Océano Atlántico, la lamprea marina anádroma ha evolucionado conjuntamente con sus huéspedes oceánicos y se considera que sus poblaciones están en equilibrio”.

Sin embargo, una especie no nativa de lamprea marina se considera una especie invasora en el lago Champlain, en la frontera occidental del estado, según la publicación.

Lamprea del Pacífico, atrapada en río Middle Fork, en Oregón. (CC BY 2.0)

Según la agencia, la lamprea de mar primero excava bajo el sedimento del lecho del río y se alimenta de los detritos, lo que más o menos significa materia descompuesta, antes de llegar al océano y vivir parasitariamente de otros organismos, como en los alevines (peces pequeños).

Hacia el final de sus vidas, los succionadores de sangre regresan al agua dulce para desovar y luego mueren poco después, según la publicación. Las personas que se encuentran con la lamprea marina nativa en agua dulce no tienen que preocuparse por ser atacadas, ya que no parasitan cuando se reproducen, según la publicación.

Los cadáveres encontrados en el río Connecticut tampoco son motivo de preocupación, dijo Vermont Fish & Wildlife, ya que su descomposición recicla los nutrientes en el ecosistema.

Aunque luego sobreviven con la sangre de sus anfitriones, las lampreas marinas no son conocidas por atacar a los humanos y deberían dejarse tranquilas, dijo Vermont Fish & Wildlife.

“Si ves una lamprea marina en desove o un cadáver de lamprea, no te alarmes”, dijo Will en la publicación de Facebook. “Los peces proporcionan una serie de importantes beneficios ecológicos y se consideran especies que requieren una mayor necesidad de conservación tanto en Vermont como en New Hampshire”.

CNN Wire contribuyó a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Esta talentosa artista de joyería nos presenta ‘artesanía entre el cielo y el hombre’ en diseños brillantes

TE RECOMENDAMOS