Piloto belga se estrella y queda colgando en un cable de alta tensión desde donde pide matrimonio

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
20 de Septiembre de 2019 Actualizado: 20 de Septiembre de 2019

Un piloto militar belga quedó colgando en los cables de alta tensión por una hora cerca de un poblado francés hasta que pudo ser rescatado. Su avión se estrelló el jueves 19 de septiembre sobre un poblado rural sin causar víctimas fatales.

No pudo ser ayudado de inmediato por el problema eléctrico que amenazaba con su vida. Durante ese tiempo, testigos dijeron que el piloto pidió que llamaran a su novia para avisarle que quería contraer matrimonio, informó el medio Actu.

La prefectura de Morbihan, Francia, dijo que el avión cayó entre Landaul y Pluvigner en Morbihan, donde estableció “un perímetro de seguridad de 500 metros alrededor del área” para realizar las tareas de rescate. Por su parte la Fuerza Aérea Belga confirmó que uno de sus aviones F-16 se estrelló en suelo francés y los dos pilotos que iban lograron salir de sus asientos eyectables.

Uno de los pilotos, un hombre de 30 años quedó suspendido en un cable de tensión a unos 15 metros de altura.

Los testigos del accidente que se acercaron al lugar dijeron a la prensa que estaba inmóvil.

“Pensamos que estaba muerto”, dice un testigo de acuerdo al informe de Actu. “Estaba en pánico”, agrega. “Su colega de abajo estaba intentando bromear con él para calmarlo un poco”.

Entre todos lo alentaron a saltar después de poner un paracaídas debajo de sus pies y unos pajares, pero no logró soltarse del gancho. Luego llegaron más ayudantes pero la electricidad impidió hacer cualquier acción.

El informe añade que al lugar otros soldados, quienes tomaron un teléfono para tranquilizar a los familiares de los dos pilotos.

En ese momento el que aún colgaba gritó al suelo: “¡Llama a mi esposa y dile que me caso con ella!”, según Actu.

Durante el accidente, un ala del avión destruyó parte del techo de una casa y el impacto del aparato provocó un incendio de un cobertizo. Además, la prefectura dijo que ocho casas fueron evacuadas como parte de las medidas de seguridad. No se reportaron víctimas ni heridos entre los pobladores.

Problema de motor

El avión de combate del ejército belga del tipo F-16 B se estrelló durante un entrenamiento en un lugar llamado Guernic, a la altura del D16, informó la prefectura.

Las autoridades dijeron que había despegado de Florennes (Bélgica) y tenía previsto hacer escala en la base naval aérea de Lann-Bihoué antes de regresar al país, informó France 3 .

“Aparentemente, hubo un problema con el motor del avión”, que data de 1983. “Una investigación técnica tendrá que determinar las causas precisas”, explicó en una conferencia de prensa el general Frédérik Vansina, comandante de la Fuerza Aérea belga, según France 3.

El soldado suspendido con su paracaídas de una línea de alta tensión fue recuperado por el cuerpo de bomberos y equipos de rescate.

El comandante dijo que habló con uno de los dos pilotos por teléfono. “Me dijo que él y su colega estaban bien. Están en el hospital de Vannes para los exámenes médicos, pero deberían estar con sus familias en Florennes esta noche”.

La prefectura de Morbihan anunció en un mensaje de Twiter que movilizó a 40 brigadas de bomberos y 20 vehículos de rescate. El tráfico se interrumpió en la zona, especialmente en el eje Landévant-Pluvigner.

“Se estableció una prohibición de sobrevuelo dentro de un radio de 5 km y 2500 pies (1 km) de altura alrededor del área del accidente a los fines de las investigaciones”, añadió.

La situación estaría bajo control.

***

Descubre a continuación

Un genocidio oculto se realiza hoy en el país más poblado del planeta

TE RECOMENDAMOS