Pistoleros matan y queman a una familia estadounidense al norte de México

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
05 de Noviembre de 2019 Actualizado: 06 de Noviembre de 2019

Pistoleros mataron en el norte de México presuntamente a nueve miembros de una familia mormona estadounidense, en su mayoría niños, dijeron miembros de la familia a la agencia Reuters.

Las víctimas, tres madres y seis hijos, pertenecían a la familia LeBaron de una comunidad mormona que se estableció en las colinas y llanuras del norte de México hace décadas.

Imágenes publicadas en los medios sociales muestran los restos carbonizados y humeantes de un vehículo plagado de agujeros de bala que presuntamente transportaba a parte de las víctimas cuando ocurrió el ataque en una carretera entre Sonora y Chihuahua.

“Esto es para que conste”, dice una voz masculina en el vídeo reportado por la familia LeBaron.  “Nita y cuatro de mis nietos fueron quemados y fusilados”.

“Asi se vive en el Gobierno de López Obrador. Mormones mexicanos, mujeres y niños inocentes emboscados en la Sierra de Chihuahua son acribillados y quemados vivos por los Carteles que mandan en Mexico!”, dice en su mensaje en la cuenta de Twitter.

Los familiares, Alex y Julian LeBaron, dijeron a Reuters que la tragedia tuvo lugar el lunes en un camino de tierra entre los estados de Chihuahua y Sonora, ambos fronterizos con Estados Unidos.

Julian LeBaron publicó fotos de la familia en Facebook y explicó en un mensaje de texto que algunos miembros de la familia fueron quemados vivos, en cambio otros miembros estaban siendo transportados a Phoenix, Arizona, para recibir tratamiento.

Fue una”masacre”, señaló, según Reuters. Cuatro niños, dos niñas y tres mujeres fueron asesinados.

“No sabemos por qué, aunque habían recibido amenazas indirectas. No sabemos quién lo hizo” y añadió que otros niños lograron huir del ataque y se perdieron durante horas en el campo antes de ser encontrados.

“Mi prima fue asesinada con sus hijos en el carro”, confirmó a su vez Alex LeBaron.

Fernando LeBaron dijo a Akro Noticias, que el automóvil en donde viajaba su hermana Rhonita Maria LeBaron y sus 4 hijos, 2 gemelos de 6 meses y otros 2 de 8 y 10 años, fue baleado y explotó.

“En la caravana iban otros vehículos, sin embargo aún no se sabe nada de Dawna Langford Ray y sus 8 hijos y Christina Langford con su bebé, siendo un total de 2 adultos y 9 niños los que aún están desaparecidos”, añadió.

Mas tarde los familiares dijeron a El Universal que Rhonita Miller sufrió una avería en un neumático, por lo que un segundo vehículo regresó a Bavispe en su búsqueda, pero al llegar al sitio donde los habían dejado vieron grandes cantidades de humo y los cuerpos totalmente calcinados. Luego también ellos fueron víctimas de balazos.

Dos mujeres y 10 menores de edad corrieron para ponerse a salvo pero en la huida Christina y Dawna, así como cinco de los niños fueron asesinados. Otros cinco niños se cree que se salvaron.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana comunicó hoy en su Twitter que “se instruyó el reforzamiento del estado de fuerza en Bavispe con motivo de las denuncias sobre la desaparición y agresión a varias personas que se desplazaban a La Mora”.

Luego anunció que “elementos de Guardia Nacional, del Ejército y de la Policía Estatal están en la región desplegando un operativo de búsqueda”.

No es la primera vez que la comunidad mormona y la familia LeBaron se ve afectada, señala el reporte de la agencia. En 2010, dos miembros de la comunidad, incluyendo uno de la familia LeBaron, fueron asesinados como presunta venganza después de que las fuerzas de seguridad rastrearon a miembros de pandillas de narcotraficantes. En otras ocasiones los mormones sufrieron secuestros.

Recientemente el incidente más notable ocurrido en relación al narcotráfico fue un ataque del cártel de Sinaloa que obligó al gobierno a liberar al hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien está cumpliendo una condena en una cárcel de Estados Unidos.

Dado que en el incidente murieron ciudadanos estadounidenses, Washington podría presionar al presidente Andrés Manuel López Obrador para que frene a los grupos armados.

“La seguridad de nuestros connacionales es nuestra gran prioridad. Estoy siguiendo muy de cerca la situación en la sierra entre Sonora y Chihuahua”, dijo el Embajador de EE.UU. en México, Christopher Landau, quien precisamente se encontraba el lunes en su primera visita a Sonora por reuniones de trabajo.

Las autoridades de Chihuahua y Sonora afirmaron que estaban enviando fuerzas de seguridad federales y locales adicionales a la zona cercana a la frontera entre los dos estados mexicanos, pero no dieron más detalles del caso.

Descubre

El complot entre carteles mexicanos, migrantes ilegales y antifacistas en la frontera México-EEUU

TE RECOMENDAMOS