Perrita sacrificada debido al maltrato se vuelve un ejemplo de conciencia contra la crueldad animal

Por Robert Jay Watson
09 de Agosto de 2019 Actualizado: 09 de Agosto de 2019

Mientras que muchas historias de negligencia y abuso animal terminan con asombrosas historias de rescate y adopción, es importante recordar a aquellos perros que nunca se recuperaron del terrible trato a manos de sus crueles dueños. Sus muertes son trágicas, pero sus recuerdos pueden perdurar y ayudar a garantizar que se ponga fin a futuros abusos.

Esa es la increíble historia de “Puppy Doe”, una perrita de Quincy, Massachusetts, que fue torturada, fue tan grave que al ser rescatada, la única opción era sacrificarlo para evitarle más agonía. Pero la historia no terminó ahí; en última instancia, ayudó a provocar un gran movimiento de ciudadanos de Massachusetts a favor del bienestar animal e incluso cambiaron las leyes estatales sobre crueldad contra los animales.

Según el documental Puppy Doe, la perrita era una mezcla de pitbull puesta en adopción a través de Craigslist en el 2013 con la pie de foto: “libre hacia un buen hogar”. Desafortunadamente, la facilidad de adopción llevó a Puppy Doe a ser “arrastrada de casa en casa”, según el documental, hasta que finalmente la perrita terminó con un hombre que solo puede ser descrito como un monstruo.

Cuando Puppy Doe fue descubierta en un parque infantil en Quincy, Massachusetts, el 31 de agosto del 2013, la perrita se encontraba en un estado verdaderamente espantoso. La Dra. Maria Smith-Blackmore, entonces vicepresidenta de Bienestar Animal de la Liga de Rescate Animal, describió lo que se le había hecho a la canina a WBZ en Boston.

“Partirle la lengua, quemarle la nariz, apuñalarle el ojo, es la totalidad de los tipos de heridas. No solo la golpearon, la apuñalaron, la quemaron, sino que también la lastimaron. Es una mente enferma que puede hacerle esto a un animal”, señaló.

Aunque los veterinarios estimaron que Puppy Doe tenía solo entre un año y dos años en el momento en que fue rescatada, parecía que había sufrido lesiones durante un período de tiempo regular. Cuando se encontró a Puppy Doe, el Boston Globe informó: “Los veterinarios dijeron que el perro pesaba 8.25 kilos, en comparación con un peso normal de 18 kilos para un perro de esa edad”.

En ese momento, el fiscal de distrito de Norfolk, Michael Morrissey, advirtió que el abusador que había infligido tanto daño a un perro inocente sin duda tendría como objetivo a la gente.

“Es muy poco probable que este nivel de crueldad sádica se pueda mostrar a un animal y no sea parte de un patrón que involucre a otros animales o quizás a personas vulnerables”, dijo Michael en una declaración citada por Boston.com.

Lamentablemente, las heridas de Puppy Doe eran tan graves, especialmente las puñaladas que había recibido en el ojo, la lengua y los costados, que los veterinarios de la Liga de Rescate Animal pensaron que no podría seguir viviendo y se vieron obligados a dormirla.

Resultó que Michael tenía razón sobre el tipo de persona que le haría algo así a una perrita inofensiva. El abusador, Radoslaw Czerkawski, un inmigrante polaco de 38 años, había comprado a Puppy Doe en Craigslist en junio del 2013, según la policía citada por Patch.

La defensa de Radoslaw fue que había perdido a Puppy Doe y que las horribles heridas eran responsabilidad de alguien que la había capturado, pero la policía encontró manchas de sangre, huellas de patas y marcas de arañazos en la casa donde vivía, según Boston.com.

Pero Radoslaw había cometido muchos otros crímenes, incluyendo el robo de 135.000 dólares de una anciana a la que se suponía que debía cuidar, así como el robo de dinero de una iglesia polaca, según Boston.com. Fue condenado por estos crímenes y sentenciado de 3-5 años.

En marzo del 2018, después de haber cumplido condena por sus otros crímenes, Radoslaw fue finalmente juzgado por los crímenes contra Puppy Doe y declarado culpable. La sentencia fue significativa, de 8 a 10 años, y muestra a otros abusadores de animales que este tipo de comportamiento no se tomará a la ligera. Como dijo a Patch Mary Nee, presidenta de la Liga de Rescate Animal de Boston: “Con la condena y sentencia de Radoslaw Czerkawski, se ha demostrado que las personas que cometen crueldad con los animales, y en este caso crueldad extrema, serán responsables”.

Desafortunadamente, esta justicia llega demasiado tarde para Puppy Doe, pero su muerte no fue en vano, ya que llevó al estado de Massachusetts a aprobar una nueva legislación en el 2014 que aumenta las multas y sanciones por abuso animal por primera vez o si es de forma reiterativa.

Este oso perezoso es muy lento para pasar la vía, así que necesita un poco de ayuda… ¡Tienes que verlo hasta el final!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS