Plan para desfinanciar el Departamento de Policía de Seattle obtiene apoyo del Concejo Municipal

Por Zachary Stieber
10 de Julio de 2020
Actualizado: 10 de Julio de 2020

La mayoría de los miembros del Consejo de la Ciudad de Seattle ahora apoyan una propuesta para recortar los fondos del Departamento de Policía de Seattle (SPD) en un 50 por ciento.

Los miembros del consejo Dan Strauss y Andrew Lewis salieron en apoyo del plan el jueves.

Lewis dijo en un comunicado que está “100 por ciento a favor de” las demandas de los grupos locales, “incluida la meta de un recorte del 50 por ciento del presupuesto del SPD”.

“Estoy comprometido a reinvertir ese dinero en organizaciones dirigidas por BIPOC”, dijo. BIPOC significa negro, indígena y gente de color.

“Si no estaba claro ayer, estoy 100 por ciento de acuerdo” con Decriminalize Seattle, uno de los grupos que presionan para que la policía sea destituida, agregó Strauss.

Strauss dijo que el trabajo que debe hacerse ahora incluye crear un plan para que los cambios propuestos tengan éxito y definir cómo producir los recortes presupuestarios.

La presidenta del Consejo, M. Lorena González, y los miembros Tammy Morales, Kshama Sawant y Teresa Mosqueda expresaron su apoyo al plan el mes pasado.

“El modelo actual de seguridad pública no produce seguridad para las personas negras, indígenas y marrones”, dijo González en un comunicado de video.

Los otros tres miembros del consejo no respondieron a las solicitudes de comentarios, ni tampoco la alcaldesa de Seattle, Jenny Durkan, una demócrata o el Departamento de Policía de Seattle.

Todos los miembros del Consejo de la ciudad de Seattle son demócratas, excepto Sawant, que es miembro del partido Alternativa Socialista.

La miembro del Consejo de la Ciudad de Seattle, Kshama Sawant, habla mientras los manifestantes realizan una manifestación fuera del Recinto Este abandonado del Departamento de Policía de Seattle, el 8 de junio de 2020. (David Ryder / Getty Images)

Propuesta

Decriminalize Seattle y King County Equity Now, grupos que se formaron recientemente, están presionando para reemplazar las operaciones actuales del 911 con un sistema controlado por civiles y desfinanciar el departamento de policía en un 50 por ciento. El presupuesto del departamento es de USD 409 millones este año.

Los recortes vendrían de congelar nuevas contrataciones, reducir el personal de la patrulla, recortar el presupuesto de relaciones públicas del departamento y recortar los gastos del departamento en seguridad nacional, entre otras cosas, según una presentación (pdf) dada a los miembros del consejo esta semana.

Los grupos dicen que quieren “ampliar las soluciones lideradas por la comunidad”, “financiar una hoja de ruta creada por la comunidad para la vida sin vigilancia” e “invertir en vivienda para todos”.

Nikkita Oliver, una abogada involucrada en los esfuerzos de desfinanciación, dijo que el dinero obtenido de la policía se desviará a grupos comunitarios.

“Esto requerirá una inmensa ampliación de los servicios. Se requerirá la construcción de una nueva infraestructura para poder responder a las llamadas y solicitudes de los miembros de la comunidad, y requerirá que podamos capacitar a más miembros de nuestra comunidad para que puedan proporcionar estos servicios directos”, dijo ella en una conferencia de prensa virtual el jueves que incluyó a varios miembros del Concejo Municipal.

La conferencia tuvo lugar un día después que el Comité de Presupuesto Selecto del consejo escuchara a docenas de personas que dijeron apoyar el desfinanciamiento de la policía.

Durkan propuso recientemente un recorte de USD 20 millones en gastos del Departamento de Policía de Seattle, o el cinco por ciento del presupuesto.

El vicealcalde Mike Fong dijo en una carta a los miembros del consejo el miércoles que el departamento ya ha gastado la mitad de su presupuesto anual, por lo que un recorte del 50 por ciento dejaría a la policía sin presupuesto para el resto del año “y requerirá que la ciudad aboliera el departamento”.

Un recorte del 25 por ciento significaría despidos inmediatos de hasta 1000 personas y dejaría al departamento incapaz de realizar funciones básicas, agregó.

“Creo que es imprudente e irracional tomar esa decisión sin tener una conversación reflexiva con los miembros de la comunidad”, dijo la jefa de policía de Seattle, Carmen Best, a KIRO7. “Y espero que el Consejo de la Ciudad reconsidere el plan para hacer eso, sin tener un plan sobre cómo vamos a volver a imaginar la policía y cómo funcionará”.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra:

Black Lives Matter: Qué es y cómo actúa este movimiento

TE RECOMENDAMOS