Planetas de helio podrían derivar por efecto de la radiación

13 de Junio de 2015 Actualizado: 13 de Junio de 2015

Un grupo de astrónomos sugirieron que los exoplanteas apodados Neptunos súper calientes, por su elevada temperatura, son en realidad planetas con una atmósfera predominantemente de helio, que tardarían una 10 mil millones de años en formarse, y nuestra galaxia los tendría por miles.

Asemejan a globos flotantes que orbitan de muy cerca a sus estrellas, en apenas uno a dos días y alcanzan súper temperaturas de más de 1.340 grados Fahrenheit (1000 Kelvin), según un reporte de la NASA del 11 de junio. Los científicos postulan que los efectos de radiación de estrellas cercanas los habría hecho perder el hidrógeno.

“Creemos que los planetas con atmósferas de helio podrían ser comunes alrededor de otras estrellas”, explicó en dicho documento, Hu Renyu, del equipo la NASA que trabaja con Hubble en el Laboratorio de Propulsión Jet en Pasadena, California, y autor principal de un nuevo estudio publicado en la revista Astrophysical Journal.

La explicación es que “el hidrógeno es cuatro veces más ligero que el helio, por lo que desaparecería lentamente de las atmósferas de los planetas, haciendo que se vuelvan más concentrado al helio a través del tiempo”, dijo Hu. “El proceso sería gradual, teniendo un máximo de 10 mil millones de años para completarse”.

A modo de comparación, la NASA describe que nuestro planeta Tierra es de unos 4,5 mil millones de años.

El equipo de Hu sugiere además que estos Neptunos calientes tienen roca o agua en su interior, rodeados del gas que les daría  un aspecto de color gris, si su atmósfera es en su mayoría de helio.

En comparación, en nuestro Sistema Solar, la NASA explica que Neptuno muestra un aspecto de color azul celeste brillante. La razón es que “el metano en su atmósfera absorbe el color rojo, dándole a Neptuno su color azul”.

La nave espacial Voyager 2 capturó esta espl{endida imagen de Neptune en 1989. (NASA)
La nave espacial Voyager 2 capturó esta espl{endida imagen de Neptune en 1989. (NASA)

Un ejemplo de los súper planetas de Helio, podría ser el exo plantea cálido GJ 436b, situado a 33 años luz de distancia,. Sin embargo al analizar los registros del telescopio Spitzer, Hu y su equipo describen que observaron evidencia de carbono, pero no el metano.

“Esto fue desconcertante para los científicos, porque las moléculas de metano están hechas de átomos de carbono uno y cuatro de hidrógeno, y se espera que los planetas como este tengan una gran cantidad de hidrógeno”.

La teoría propuesta es que “el hidrógeno podría haber sido cocinado lentamente fuera del planeta por la radiación de las estrellas anfitrionas. Con menos de hidrógeno alrededor, el carbono se emparejaría con el oxígeno para crear el monóxido de carbono. De hecho, Spitzer encontró evidencia de un predominio de monóxido de carbono en la atmósfera de GJ 436b”.

Este diagrama ilustra cómo hipotéticamente se pueden formar atmósferas de helio. Estos serían en planetas alrededor de la masa de Neptuno, o más pequeño. (NASA/JPL-Caltech)
Este diagrama ilustra cómo hipotéticamente se pueden formar atmósferas de helio. Estos serían en planetas alrededor de la masa de Neptuno, o más pequeño. (NASA/JPL-Caltech)

Para los investigadores, los signos de monóxido de carbono y dióxido de carbono, son indicadores de atmósferas de helio.

Para confirmar esta teoría, los astrónomos de la NASA anunciaron que usarán el telescopio espacial Hubble y el Telescopio Espacial James Webb, el cual puede puede detectar directamente el helio.

Estos planetas de helio no existen en nuestro Sistema Solar. La NASA explica que los más calientes son del tamaño de Neptuno, y tienen órbitas muy cercanas a sus estrellas; en cambio otros con atmósferas más cálidas, son más pequeños que Neptruno, y más alejados de sus soles.

TE RECOMENDAMOS