Planta de cerdo epicentro del brote en Dakota del Sur había recibido visita de dueños asociados con el PCCh

Por Ivan Pentchoukov
15 de Abril de 2020 8:29 PM Actualizado: 15 de Abril de 2020 8:29 PM

Una planta de procesamiento de carne de cerdo de Smithfield Foods en Sioux Falls, Dakota del Sur, recibió la visita de representantes de su empresa matriz, vinculada al Partido Comunista Chino, un mes antes de que se confirmara el primer caso de COVID-19 en la instalación, según tres empleados.

Después de que se confirmara el primer caso en la planta el 26 de marzo, la instalación de Sioux Falls se convirtió rápidamente en el epicentro del brote del virus del Partido Comunista Chino (PCCh) en Dakota del Sur, conocido comúnmente como el nuevo coronavirus. La Gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, escribió en una carta del 11 de abril informando que 238 empleados de la planta habían contraído el virus, lo que representaba el 38% de los casos confirmados en el estado en ese momento.

Desde entonces el brote se ha intensificado. Más de 518 empleados han dado positivo en las pruebas del virus hasta el 15 de abril. Y otros 126 que no son empleados se han infectado después de entrar en contacto con alguno de los empleados de Smithfield, según el Departamento de Salud de Dakota del Sur.

Ejecutivos del Grupo WH, la compañía matriz de Smithfield en China, han visitado regularmente la planta, según dos empleados. La visita que precedió al primer caso confirmado no incluyó un recorrido por la planta y se limitó a reuniones en un edificio separado, dijo otro empleado. La visita tuvo lugar aproximadamente un mes después de que el Presidente Donald Trump prohibiera el viaje desde China, donde se originó la pandemia. Todos los empleados hablaron bajo la condición de anonimato.

Tres de los empleados dijeron a The Epoch Times que la compañía ofreció a los trabajadores un bono de 500 dólares para seguir trabajando después de que la planta había confirmado su primer caso. Un empleado dijo que informó a la gerencia en múltiples ocasiones que se sentía enfermo, pero se le pidió que siguiera trabajando. El trabajador finalmente dio positivo con el COVID-19.

“Cuando alguien se sentía enfermo o no se sentía bien después de empezar a tener poco personal, intentaban mantenerte allí sin importar lo que sucediera”, dijo el empleado.

Cuando se le preguntó a otro trabajador acerca de que la gerencia ignoraba los informes de enfermedad, él dijo que esa acusación “es completamente falsa”.

“Todos los empleados que tenían un mínimo síntoma eran enviados a casa con una recomendación médica”, dijo el trabajador, añadiendo que la planta tenía medidas de distanciamiento médico y social.

Smithfield Foods se negó a dar comentarios. El Grupo WH no respondió a la solicitud de comentarios.

La planta de Sioux Falls llevaba un cierre de tres días por el brote cuando el gobernador Noem pidió a Smithfield que cerrara la planta, que procesa entre el 4% y el 5% de toda la carne de cerdo de Estados Unidos, durante al menos dos semanas. Smithfield respondió cerrando la planta indefinidamente.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Smithfield dijo que pagaría a sus 3700 empleados durante dos semanas después del cierre. Kenneth Sullivan, el director general de Smithfield, describió el cierre de la planta en terribles términos. La empresa no dijo si su matriz china participó en la redacción del comunicado de prensa.

“El cierre de esta instalación, combinado con una lista creciente de otras plantas de proteína que han cerrado en toda nuestra industria, está empujando a nuestro país peligrosamente cerca del borde en términos de nuestro suministro de carne”, dijo Sullivan. “Es imposible mantener nuestras tiendas de comida abastecidas si nuestras plantas no están funcionando”.

La compra de Smithfield Foods en 2013 por el Grupo WH fue en su momento la mayor adquisición de una empresa americana realizada por una empresa china. La compra convirtió al Grupo WH, conocido como Shuanghui International en ese momento, en el mayor productor de carne de cerdo del mundo. La adquisición fue aprobada por la administración de Obama.

El propietario del Grupo WH, Wan Long, ocupa un escaño en el Congreso Nacional del Partido Popular, la legislatura del PCCh. El camino de Wan hacia la dominación en el mercado de la carne de cerdo de China fue despejado por Li Keqiang, según un relato de la agencia de noticias estatal Xinhua citado por The Wall Street Journal. Li es ahora el segundo miembro del Comité Permanente del Politburó del PCCh.

La conexión entre el PCCh y la planta de Smithfield se ajusta al patrón de que personas y entidades con fuertes lazos con el régimen comunista son los más afectados por la pandemia. Atraídos por los beneficios comerciales o cediendo a la presión de Beijing, los gobiernos y funcionarios de muchas regiones han adoptado posturas complacientes con el régimen chino.

El año pasado, en medio de un brote de fiebre porcina en China, Smithfield trasladó la producción de al menos una planta estadounidense para satisfacer el mercado chino. La empresa lo hizo a pesar de saber que el cambio podría crear una escasez en Estados Unidos en 2020. El director de compras de materias primas de Smithfield, Arnold Silver, dijo en una conferencia de la industria a finales de 2019 que las ventas a China podrían eventualmente crear escasez de tocino y jamón para los consumidores estadounidenses.

“En el futuro, si esto continúa y enviamos mucho producto a China, ciertamente creo que podríamos ver escasez, particularmente en jamones y pancetas”, dijo Silver.

Wan, el director general del Grupo WH, comenzó su carrera en una planta estatal de procesamiento de carne en Luohe, China. Después de subir de rango y liderar una expansión, compró la empresa al gobierno en 2006 por 326 millones de dólares. Una empresa cofundada por Winston Wen, hijo del exjefe del PCCh, Wen Jiabao, invirtió en la compañía después de la compra y en un momento tuvo una participación del 4%, según WSJ.

Aunque la planta de Sioux Falls de Smithfield no es la única instalación de procesamiento de carne con casos confirmados de COVID-19 entre sus empleados, la escala de su brote, 238 casos, es por lejos la peor.

Sanderson Farms, el tercer productor avícola más grande de Estados Unidos, informó a principios de abril que 15 de sus empleados dieron positivo en las pruebas de detección del virus del PCCh. Tyson Foods, el segundo mayor procesador y comercializador de pollo, carne de vacuno y cerdo del mundo, informó30 casos confirmados en una de sus plantas de Washington el 14 de abril. Maple Leaf Foods, Cargill, West Liberty Foods y JBS también han cerrado algunas plantas después de que se confirmara que los empleados o residentes de la localidad tenían COVID-19.

Productores y procesadores de carne han cerrado temporalmente las plantas y han reducido la producción mientras tomaban medidas para prevenir los brotes. La industria también se está ajustando rápidamente a un cambio masivo en la demanda hacia los supermercados y lejos de los restaurantes, escuelas y otros clientes comerciales que han cerrado en medio de la pandemia. Las ventas al por menor del departamento de carnes fueron 41% más altas a principios de abril en comparación con la misma época del año pasado, según 210 Analytics.

Jack Phillips y Reuters contribuyeron con este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Legisladores se oponen al nombramiento de China en Consejo de DDHH

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.