PM australiano rechaza diplomacia con Beijing, le preocupa pacto de seguridad China-Islas Salomón

Por Nina Nguyen
27 de Marzo de 2022 3:03 PM Actualizado: 27 de Marzo de 2022 3:03 PM

El primer ministro australiano, Scott Morrison, rechazó la posibilidad de reunirse con el embajador de China, Xiao Qian, una medida que, según dijo, sería un signo de “debilidad”.

En declaraciones a los periodistas el sábado, Morrison describió su decisión como “una respuesta totalmente proporcional” luego de que Beijing “bloqueara por completo cualquier diálogo entre ministros”.

“Eso sería una demostración de debilidad y les puedo asegurar como primer ministro, ese es el último mensaje que enviaría a China”.

“[Hasta] que China elimine ese bloqueo, bueno, creo que los australianos lo verían como algo muy inapropiado que yo participara en ese diálogo con un embajador”.

Sus declaraciones se producen luego de que el régimen comunista chino acuñara un pacto militar con las Islas Salomón, permitiendo despliegues de fuerzas de seguridad y navales chinos en la nación, que se encuentra a 1700 kilómetros (1050 millas) de la ciudad de Cairns, en el norte de Australia. El gobierno de las Islas Salomón defendió el viernes la propuesta como una medida “necesaria” para “mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo y abordar las amenazas de seguridad blandas y duras a las que se enfrenta el país”.

El acuerdo de seguridad ha desencadenado ansiedades geopolíticas para Australia y sus aliados, que desconfían de la huella expansionista de la China comunista en la región.

“Hay una gran preocupación en toda la familia del Pacífico porque estamos en contacto constante con nuestra familia del Pacífico”, dijo Morrison a los periodistas el sábado.

Sin embargo, el primer ministro indicó que su gobierno no intervendría porque “estas son decisiones de gobiernos soberanos” y que a pesar del nuevo pacto del archipiélago con Beijing, Australia “seguiría estando ahí presente” para apoyar la seguridad y la estabilidad de las Islas Salomón.

“Cuando las Islas Salomón entraron recientemente en un momento de crisis, el primer lugar al que recurrieron las Islas Salomón fue Australia. Y enviamos nuestras fuerzas de defensa y nuestra policía, y todavía están allí y nos hemos comprometido a que estén allí hasta finales de 2023”, dijo.

En 2019, Morrison anunció un fondo de financiación de infraestructura de 2000 millones de dólares australianos (1500 millones de dólares) para las islas del Pacífico, ante la preocupaciones de que Beijing estuviera aumentando su influencia en la región a través de préstamos concesionarios baratos. En 2018, Australia reemplazó al chino Huawei para construir una red de cable de telecomunicaciones submarinos que conectaran a las comunidades remotas de las Islas Salomón con Honiara.

El primer ministro de las Islas Salomón, Manasseh Sogavare, rompió sus antiguos lazos con Taiwán y se alineó con Beijing en 2019, lo que suscitó la indignación pública. La decisión parece haber sido un factor que provocó los disturbios en Honiara en noviembre de 2021, la capital de las Islas Salomón, lo que propició a que Australia desplegara su fuerza de mantenimiento de la paz en las Islas del Pacífico.

Foto de la época
Un mensaje antigubernamental adorna un edificio incendiado en Honiara, Islas Salomón, el 27 de noviembre de 2021. (Charley Piringi/AFP a través de Getty Images)

Un portavoz del Departamento de Estado de EE. UU. dijo que el proyecto del acuerdo de seguridad y el acuerdo policial no abordaban los problemas subyacentes que contribuyeron a los disturbios mortales.

“No creemos que las fuerzas de seguridad [de la República Popular China] y sus métodos deban exportarse”, agregó el portavoz.

“Esto solo alimentaría las preocupaciones local, regional e internacional sobre la expansión unilateral de Beijing de su aparato de seguridad interna hacia el Pacífico”.

Con información de AAP.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.