Policía argentina amamanta a un bebé hambriento cuando responde a un llamado por violencia doméstica

Por CELESTE ARMENTA - LA GRAN ÉPOCA
30 de Agosto de 2019 Actualizado: 30 de Agosto de 2019

Una oficial puede encontrarse con las situaciones más diversas en sus jornadas de trabajo, como fue el caso de esta mujer policía que tuvo que entrar en acción cuando un bebé se quedó sin su madre y hambriento.

Maria Cristina Dellabrida es una suboficial que trabaja en la comisaría de la Mujer de Oberá, en la provincia de Misiones, Argentina. El pasado 23 de agosto, la Unidad Regional II publicó en sus redes sociales un bello acto que Cristina tuvo ese día en su jornada laboral.

Esa tarde, la comisaría de Oberá recibió un reporte que advertía un episodio de violencia al que la cabo primera acudiría para cumplir con sus funciones. Y su labor de ese día fue calmar el llanto de un bebé, haciéndolo de la manera más instintiva y amorosa: dándole de amamantar.

Y es que el pequeño de dos meses solo logró tranquilizarse cuando estuvo en los brazos de Cristina, pues “lloraba incesantemente por hambre”, publicó la Unidad Regional Oberá II.

El caso es que la suboficial justo es madre en periodo de lactancia, lo que por supuesto vino a salvar la situación para el incipiente ciudadano argentino.

La situación, reportada a la comisaría, daba cuenta de que la madre del pequeño había sido víctima de una situación que había llegado a lo violento, motivo por el cual tuvo que ser trasladada al hospital Samic, en Oberá. En medio de todo esto, la uniformada salió al rescate del bebé sin dudarlo.

Las redes sociales de inmediato reaccionaron de la forma más positiva, compartiendo palabras de ánimo para la oficial argentina:

“Qué emoción, me muero sos un ángel Cris, Dios te bendiga siempre por acunar a un niño entre tus brazos”.

“Felicitaciones, esta cabo le tengo una aprecio porque las veces que me tocó lidiar con ella por alguna razón que no viene al caso …ella fue muy amable comprensiva y sobretodo muy humana… Dios la guarde la guíe hoy y siempre”.

Un ejemplo para la comunidad y una motivación para seguir trabajando al servicio de todo aquel que lo necesite, es el mensaje que se puede interpretar con este acto que fue más allá del deber.

Y al parecer la filosofía de esta comisaría es fortalecer los lazos con la comunidad y restablecer la buena reputación de los oficiales del orden “a fin de que reconozcan al funcionario como un factor de protección”, enfatiza en su página de Facebook.

Para este propósito, constantemente realizan actividades junto a su comunidad, como el merendero para convivir con los niños donde comparten y donan ropa y calzado. Y también el día del niño, el pasado 18 de agosto, organizaron junto a profesores de una primaria en la ciudad, una “tarde [..] con muchos juegos al aire libre, risas y diversión”, indicaron en su página.

No es de extrañar entonces que la cabo Cristina tenga un alto sentido del deber hacia su comunidad y pueda manifestar un acto “noble y compasivo”, como describen en sus redes sociales.

¡Esperamos que la bebé de Cristina no se haya quedado con hambre ese día!

Policías tratan de arrestar a una tortuga

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS