Policía de Hong Kong suspende ley anti-máscara mientras persiste la violencia en la Universidad

Por Frank Fang
18 de Noviembre de 2019 Actualizado: 18 de Noviembre de 2019

La policía de Hong Kong anunció que dejará de aplicar la controvertida ley anti-máscara, después que un tribunal local declarara inconstitucional el reglamento.

La policía hizo el anuncio en su conferencia de prensa diaria el 18 de noviembre, varias horas después de que el Tribunal Supremo de Hong Kong declarara la ley “incompatible con la Ley Fundamental” -la Constitución de la ciudad- e inconstitucional porque sus restricciones a los derechos fundamentales van más allá de lo razonablemente necesario.

Solo hay tres casos de personas detenidas por violar la prohibición de las máscaras, según la policía, y solo una persona ha sido acusada. La policía dijo que discutiría con el Departamento de Justicia cómo tratar estos casos.

El fallo de la corte también indicó que la ley “excede lo que es razonablemente necesario para lograr el objetivo de la aplicación de la ley, la investigación y el enjuiciamiento de los manifestantes violentos, incluso en las turbulentas circunstancias que prevalecen en Hong Kong”.

A su vez sostiene que la ley anti-máscaras “no logra un equilibrio razonable entre la promoción de los beneficios sociales y las vulneraciones de los derechos protegidos”.

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, implementó la ley anti-máscara el 5 de octubre, después de invocar una ordenanza de emergencia de la era colonial, pasando por alto la supervisión del Consejo Legislativo (LegCo). En pocos días, un grupo de 24 miembros del LegCo pandemócrata y el ex legislador Leung Kwok-hung acudieron al tribunal para impugnar su constitucionalidad.

El Tribunal Superior también dictaminó que la Ordenanza sobre el Reglamento de Excepción de la época colonial era “incompatible con la Ley Fundamental” cuando se invocaba “en cualquier ocasión de peligro público”.

Pero en cuanto a la constitucionalidad de invocar la ordenanza bajo la condición de “ocasión de emergencia”, la Corte Suprema declaró que dejaría abierta esa cuestión.

La ordenanza de emergencia otorga al jefe del ejecutivo amplios poderes para hacer cualquier regulación, pasando por alto el LegCo para hacer arrestos, detener las comunicaciones, y emitir castigos durante “ocasiones de emergencia o peligro público”.

En una reunión del comité del LegCo después del fallo de la corte, Sonny Au, subsecretario de seguridad, dijo que el gobierno de la ciudad necesitaría tiempo para examinar el fallo de la corte y buscar una opinión legal, según los medios de comunicación locales.

Sin embargo Vemon Loh, fiscal general adjunto en funciones del Departamento de Justicia, declaró que el gobierno ya no haría cumplir la ley contra la mascarilla.

Tras el fallo del tribunal, el legislador del Partido Cívico Dennis Kwok instó al Departamento de Justicia a retirar todos los cargos contra las personas que se oponen a la mascarilla, e instó a Hong Kong a no apelar el fallo del tribunal, según la agencia de prensa RTHK de Hong Kong.

Joshua Wong, activista y líder emblemático del Movimiento Paraguas 2014, calificó en su Twitter la decisión de la corte como una “rara victoria legal” para los manifestantes.

Protestas

El fallo de la corte, sin embargo, ha sido eclipsado por los intensos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en la Universidad Politécnica (PolyU). Estos comenzaron el fin de semana cuando la policía disparó gas lacrimógeno y cañones de agua, y luego desplegó un dispositivo sónico contra los manifestantes que lanzaban bombas de gasolina y disparaban flechas.

La policía mantuvo rodeado el campus universitario el 18 de noviembre, disparando balas de goma y gas lacrimógeno, impidiendo que los manifestantes atrapados dentro de la escuela salgan.

Los reporteros de la oficina de La Gran Época en Hong Kong  también se quedaron atrapados dentro del PolyU, antes de salir a salvo alrededor de la 1:30 p.m., hora local del 18 de noviembre.

Cientos de manifestantes, incluidos los vestidos de negro y los oficinistas, se dirigieron al distrito comercial de Central a mediodía del lunes, gritando consignas de “salvar a PolyU”, en señal de solidaridad con los manifestantes de la escuela.

“Están bloqueados por la policía. No pueden salir aunque no estén atacando a la policía. Quiero que la gente de Hong Kong esté con ellos”, dijo un manifestante de apellido Li, quien participó en la protesta en Central, según una entrevista a RTHK.

El 18 de noviembre, Patrick Nip, secretario de asuntos constitucionales y continentales de Hong Kong, advirtió que las protestas del pasado fin de semana “han reducido las posibilidades” de que el gobierno de Hong Kong celebre sus elecciones de concejales de distrito previstas para el 24 de noviembre, según los medios de comunicación de la ciudad.

La oficina de Hong Kong de The Epoch Times contribuyó a este informe.

Follow Frank on Twitter: @HwaiDer

***

A continuación

Fue arrollado por un tanque… y sobrevivió

TE RECOMENDAMOS