Policías detienen a un papá conduciendo ebrio y alimentan a los 3 niños hambrientos dentro del auto

Por La Gran Época
18 de Abril de 2019 Actualizado: 18 de Abril de 2019

Los oficiales de policía se enfrentan a muchos desafíos en el desempeño de sus funciones, incluyendo el hecho que se les presenten demandas inesperadas. En este caso, la necesidad requería que estos oficiales demostraran su lado amable hacia estos niños y el lado duro y respetuoso de la ley hacia su intoxicado padre.

Oficiales del Departamento de policía del Condado de Bernalillo, en Nuevo México estaban de servicio alrededor de la medianoche del lunes 8 de febrero de 2016, cuando un vehículo que se desvió captó su atención. Los oficiales Roger García y Sam Rodríguez detuvieron el auto y se enfrentaron a un hombre que se veía y actuaba como ebrio. Jeffrey Salas, de 24 años, se encontraba bajo los efectos del alcohol.

La triste y escandalosa realidad era que había tres niños pequeños con él dentro del vehículo, un niño de 5 años, otro de 2 y otro de 2 meses. El niño de dos meses estaba en un asiento de seguridad desabrochado.

Cuando se acercaron al padre, él oficial Rodriguez dijo a KOAT: “Tuvimos que sacarlo de la vista de los niños. Lo último que queríamos hacer era exponer a estos niños a un encuentro negativo con su padre”.

“Lo que más me dolió fue que cuando les preguntamos por la última vez que comieron, no se acordaban”, declaró el oficial García a CNN News.

El oficial García mezcló un poco de fórmula para bebés bajo una linterna, mientras que el oficial Rodríguez envolvió al bebé en una manta que recibió de una iglesia mientras lo alimentaba.

“Era un grupo de policías uniformados tratando de preparar un biberón a un lado de la carretera. Teníamos una botella de agua fría y tratábamos de usar nuestro calentador para calentarle el agua”, explicó el oficial Rodríguez.

“Siempre hice de niñero desde que era niño, pero nunca lo hice con un arma en mi cinturón en el asiento del pasajero de un coche patrulla con un rifle a mi lado”, continuó el oficial Rodríguez.

Otros tres agentes llegaron para ayudar, uno ayudó a cambiar el pañal sucio del bebé y los otros fueron a comprarle comida a los niños a McDonald’s.

“Fue muy difícil ser profesional cuando teníamos opiniones tan firmes sobre la moralidad de la situación. Realmente tratamos de mantenernos unidos por el bienestar de los niños. Tratamos de estar contentos con ellos y darles una sensación de seguridad”, señaló el oficial Rodríguez.

La foto de la Oficina del Sheriff del Condado de Bernalillo de policías cuidando a un bebé fue elogiada por muchos usuarios de las redes sociales.

Un usuario escribió: “¡Bien! Gracias por todo el amor incondicional y la bondad de los oficiales enviados por el cielo”.

Mientras otro usuario comprensivo escribió: “Que Dios te bendiga. Usaron el profesionalismo y la compasión e hicieron el trabajo duro que había que hacer. Rezo para que los niños puedan crecer para estar física y mentalmente sanos y para que el padre pueda superar con éxito su adicción y convertirse en el padre que necesita ser”.

“Cuidando a ciudadanos de todos los tamaños”, añadió un tercero.

El oficial Rodríguez aún no es padre, pero después de ver las fotos de él alimentando al bebé, su esposa comentó: “Cariño, es hora de empezar una familia”.

El padre ebrio, Jeffrey, fue arrestado. Esa misma noche los niños fueron entregados al Departamento de Niños, Jóvenes y Familias.

Aunque este incidente ocurrió en 2016, estos hombres realmente fueron más allá de su deber de cuidar a los niños.

Mira el video a continuación:


Policías salvan a un cachorro asfixiado en una estación de policía

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS