Político europeo condena la presión ejercida por China para cancelar Shen Yun en España

Por Janita Kan - La Gran Época
25 de Enero de 2019 Actualizado: 25 de Enero de 2019

Un político europeo denunció la reciente cancelación de las presentaciones de danza y música clásica china de Shen Yun en España, aparentemente debido a la presión ejercida por la embajada china, calificando sus acciones como una forma de “chantaje”.

Shen Yun, con sede en Nueva York, -cuya misión, según su sitio web, es revivir los 5000 años de civilización china a través de la música y la danza- había reservado el Teatro Real de Madrid para presentarse el 31 de enero y el 2 de febrero.

Pero solo semanas antes de los espectáculos programados, el director del teatro informó a Puro Arte Humano -presentador sin fines de lucro de Shen Yun en España- que las funciones se habían cancelado debido a dificultades técnicas. El Teatro Real confirmó su razonamiento en un correo electrónico enviado a La Gran Época.

Daniel Herman, ex Ministro de Cultura de República Checa, dijo que el Teatro Real -una de las casas de ópera más grandes de la ciudad- debería haber rechazado la presión de la embajada china, dado que es “absolutamente inaceptable ser como una provincia de Beijing”.

“Es necesario ser fuertes y no aceptar esa [presión]”, expresó Herman, que sirvió como Ministro de Cultura entre 2014 y 2017.

El director del Teatro Real explicó que otro espectáculo, la ópera Das Rheingold, que tenía presentaciones el día anterior y el posterior a Shen Yun, tendría dificultades para desmantelar el escenario para acomodar los espectáculos de Shen Yun, según confirmó Puro Arte Humano en una conferencia de prensa. No obstante, los gerentes técnicos del teatro no lo mencionaron como un problema al momento de firmar el contrato con Puro Arte Humano.

Asimismo, Puro Arte Humano manifestó que el teatro no parecía tener problema con que otros espectáculos se presenten entre fechas de las funciones de la ópera Das Rheingold, afirmando que el teatro solo apuntó a Shen Yun.

Sandra Flores Gómez, vicepresidente de Puro Arte Humano, dijo que el motivo de cancelación declarado por el teatro no era convincente y que sospechan que la verdadera razón es la presión del Partido Comunista Chino (PCCh) -en base a previas experiencias en las que el consulado chino interfirió con el espectáculo de Shen Yun en Barcelona en 2014.

Además, China recientemente intentó forjar lazos más profundos con el teatro.

Así, el Teatro Real firmó un contrato en mayo de 2018 con el Centro Nacional de Artes Escénicas en Beijing -un lugar presidido por funcionarios del partido- para involucrarse en el intercambio de producciones y coproducciones entre ambos, según un comunicado de prensa.

En 2016, el teatro de Madrid anunció que firmó un acuerdo con el régimen chino para participar en un proyecto llamado “Liga Internacional de Teatros de la Ruta de la Seda”, para promover “intercambio artístico en el campo de las artes escénicas”. La liga es parte del proyecto de insignia chino para incrementar la influencia geopolítica alrededor del mundo, la iniciativa ‘Un Cinturón, Un Camino’, conforma un reportaje por el periódico estatal China Daily.

Lo que es más, el embajador chino para España actualmente es miembro del “Círculo Diplomático” del Teatro Real, un grupo de diplomáticos que promueven la atracción internacional del teatro, según lo afirma el sitio web del teatro.

La Gran Época recientemente reportó que el gerente general del teatro estuvo de viaje en China el 14 y el 15 de enero este año, según las fuentes.

La presión del PCCh no es poco común

Herman dijo que experimentó la presión del PCCh en varias ocasiones cuando era ministro cultural de su país, por ejemplo, cuando el líder religioso tibetano Dalai Lama fue invitado a la República Checa en 2016 y cuando Shen Yun se presentó en Praga en 2014. Dijo que la embajada china contactó al director del Teatro Nacional de Praga en un intento de impedir las funciones de Shen Yun, pero que finalmente no tuvo éxito.

El exministro de cultura dijo que cree que el régimen chino no quiere permitir que Shen Yun actúe porque la misión del espectáculo -revivir la cultura china inspirada en lo divino- no se alinea con su ideología ateísta. Agregó que las piezas modernas del show, que representan violaciones reales a los derechos humanos en China, como la persecución a Falun Dafa, tampoco conviene al régimen.

“El régimen en China es un típico régimen totalitario. Quieren supervisar o controlar todas las vidas de esa sociedad”, dijo Herman. “Para ellos, todo lo que esté fuera de su marco de control es peligroso”.

Pero Herman dijo que, al igual que República Checa, España es un estado miembro de la Unión Europea y no debería permitir que el régimen comunista determine “lo que está bien y lo que no está bien” para el país.

“Somos seres humanos libres, personas libres, miembros de un estado democrático, y sabemos mejor que los comunistas en Beijing lo que está bien para nosotros”, dijo.

Desde su nacimiento en 2006, Shen Yun enfrentó desafíos debido a la interferencia china alrededor del mundo en diferentes países, como Holanda, Dinamarca, Corea del Sur, Australia y Estados Unidos. En muchas instancias, el PCCh intentó presionar a los teatros para que no alquilen su espacio a la compañía o para que cancelen sus espectáculos. El régimen comunista incluso buscó coaccionar a funcionarios occidentales para que no asistan a las presentaciones o expresen apoyo a esta compañía de artes escénicas.

La compañía con sede en Nueva York fue fundada por adherentes de la disciplina espiritual Falun Dafa, que han sido severamente perseguidos en China continental. El entonces líder del PCCh, Jiang Zemin, creía que la inmensa popularidad de Falun Dafa -que alcanzaba los 100 millones de adherentes según estimaciones citadas en los medios de comunicación occidentales- amenazaría la autoridad del Partido. Luego inició una campaña para acosar, arrestar, detener o difamar practicantes de Falun Dafa.

El PCCh también difundió propaganda anti Falun Dafa estratégicamente, tanto dentro como fuera de China a través de medios chinos pro Beijing o afiliados al Partido y grupos pantalla insertados en comunidades chinas en el extranjero.

Algunos de estos grupos pantalla se reúnen fuera de los teatros donde Shen Yun se presenta para sostener letreros con eslóganes de propaganda y discurso de odio a fin de perturbar al público. El ejemplo más reciente de ésto fue en el Lincoln Center en Nueva York.

Shen Yun se presentó en más de 100 ciudades alrededor del mundo, agotando funciones en Nueva York, Barcelona y otras grandes ciudades.

Herman dijo que era importante respaldar a grupos perseguidos como Falun Dafa, Cristianos y Tibetanos.

“Debemos respaldar a esta gente perseguida y tenemos que abrir discusiones con China incluso en esta plataforma. Tenemos que decirles que no es aceptable para nosotros que hagan cosas tan crueles y malas”, dijo.

Sigue a Janita en Twitter: @EMG_Janita

TE RECOMENDAMOS