Polonia festeja que al cumplir 30 años del fin del comunismo estén casi a nivel de Occidente

Por EFE
05 de Abril de 2019 Actualizado: 05 de Abril de 2019

El presidente polaco, Andrzej Duda, destacó que, “tras años de esfuerzo y trabajo”, Polonia está “casi al nivel de las naciones occidentales”, hoy 5 de abril, 30 años después del fin del comunismo y la llegada de la “libertad”.

“Recuerdo los acontecimientos que precipitaron la caída del comunismo, el sentimiento de alegría que me invadía, de emoción al sentir que por fin nos acercábamos a lo que habíamos soñado: la libertad”, dijo Duda durante la conferencia sobre el fin del comunismo en Europa, que comenzó ayer en Varsovia.

“Sentía que con esa libertad podríamos crecer y desarrollarnos, y hoy, 30 años después, ya estamos casi al nivel de las naciones occidentales, aunque aún tenemos mucho trabajo por delante”, añadió.

Andrzej Duda hizo hincapié en que, como consecuencia de los cambios políticos de 1989, Polonia ingresó en la OTAN y en la Unión Europea, lo que convirtió a los polacos “en parte, en un sentido político, de la comunidad occidental, aunque en nuestra mentalidad y tradición siempre estuvimos ahí”.

Duda también recordó la importancia de las negociaciones de la Mesa Redonda de 1989, donde régimen comunista y oposición se sentaron para discutir el camino hacia un nuevo sistema político y económico, primer paso de la transición del sistema comunista a la democracia.

Las negociaciones de la Mesa Redonda comenzaron el 6 de febrero de 1989, y los acuerdos alcanzados entre la oposición del sindicato Solidaridad y las autoridades comunistas el 5 de abril de ese año influyeron decisivamente en el colapso del comunismo, no solo en Polonia, sino también en toda Europa Central y Oriental.

En las negociaciones de la Mesa Redonda se acordó la legalización del sindicato Solidaridad e iniciar un proceso democratizador que culminó con elecciones semanas después, subrayó el presidente polaco.

El 4 de junio se celebraron las primeras elecciones parlamentarias parcialmente libres en Polonia desde el final de la II Guerra Mundial, en las que Solidaridad consiguió una inesperada victoria al obtener 160 de los 161 escaños a los que podía optar.

El premio Nobel de la Paz, Lech Walesa, lideró a Solidaridad en estas negociaciones, en las que la oposición buscaba ganar una posición desde la cual poder conseguir más libertades para el país.

En noviembre de 1990 se celebraron las primeras elecciones presidenciales directas en 40 años, con la victoria de Walesa, quien simbolizaría el fin del comunismo en el país.

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

 

TE RECOMENDAMOS