Pompeo anuncia una alianza internacional para defender la libertad religiosa

Por Jennifer Zeng
19 de Julio de 2019 Actualizado: 19 de Julio de 2019

WASHINGTON–En el último de los tres días de la Conferencia Ministerial para Promover la Libertad Religiosa, el vicepresidente Michael Pence y el secretario de Estado Mike Pompeo se dirigieron a cientos de ministros, líderes religiosos y otros de 106 naciones para celebrar los “derechos inalienables” de la libertad religiosa, y para “convertir las convicciones en acción”. Pompeo anunció dos nuevas iniciativas.

Pence dijo: “Desde los primeros días de nuestra nación, los Estados Unidos ha defendido la libertad religiosa. Nuestros primeros colonos abandonaron sus hogares y todo lo que sabían por la ‘posibilidad de comenzar el mundo de nuevo'”. Esculpieron protecciones para la libertad religiosa en nuestras cartas fundadoras y en las primeras leyes. Y después de nuestra independencia, los artesanos de la constitución de Estados Unidos consagraron la libertad religiosa como la primera de nuestras libertades estadounidenses.

“Nuestra Declaración de Independencia proclama que nuestras preciosas libertades no son el don del gobierno, sino que son derechos inalienables otorgados por nuestro Creador. Los estadounidenses creen que las personas deben vivir según los dictados de su conciencia en lugar de los dictados del gobierno”.

Pompeo celebró el crecimiento de la Conferencia Ministerial para Promover la Libertad Religiosa en su discurso. “También quiero señalar el notable crecimiento en la asistencia comparado con el año pasado. Espero que podamos mantener esa tendencia. Hay cientos de asistentes más, y les agradecemos a todos por tomarse el tiempo de sus increíbles horarios para ser parte de ello.

El vicepresidente Pence pronuncia un discurso en la Conferencia Ministerial para Promover la Libertad Religiosa en Washington el 18 de julio de 2019. (Lynn Lin/La Gran Época)

“Es la reunión ministerial de derechos humanos más grande celebrada en el Departamento de Estado de los Estados Unidos. Además, con nuestro país que ahora tiene más de 200 años, es el evento más grande jamás organizado por un Secretario de Estado de los EE.UU. Es realmente notable “.

Acciones

Tanto Pence como Pompeo señalaron que el 83 por ciento de la población mundial vive en naciones donde la libertad religiosa es amenazada o negada por completo. Ambos dijeron que la situación era urgente, y que no hay que perder ni un momento.

Pompeo dijo que es hora de “convertir nuestras convicciones en acción” y anunció dos iniciativas.

“Primero, hemos puesto nuestro dinero donde está nuestra boca”.

Pompeo dijo que el Departamento de Estado ha establecido un Fondo Internacional para la Libertad Religiosa, un fondo de múltiples donantes que brinda asistencia rápida a las víctimas de la persecución en todo el mundo. “Ya está sirviendo bien, y su propósito en todo el mundo se está expandiendo”.

Pompeo dijo que desde 2017, los Estados Unidos había proporcionado más de USD 340 millones a las comunidades religiosas y étnicas vulnerables en Irak, en particular a las que ISIS había seleccionado para el genocidio.

“Y hoy, tengo el privilegio de anunciar que la USAID está proporcionando USD 27 millones en nueva asistencia humanitaria para mantener este progreso”, dijo Pompeo.

Otra iniciativa es crear una Alianza Internacional de Libertad Religiosa.

“Esperamos que este nuevo vehículo, el primer organismo internacional dedicado a este tema específico, se base en los esfuerzos realizados hasta la fecha y reúna a países de ideas afines para enfrentar los desafíos de la libertad religiosa internacional”.

Pompeo dijo que más países han tenido o planean tener eventos similares para promover la libertad religiosa. Esos países incluyen el Reino Unido, los Emiratos Árabes Unidos, Albania, Colombia, Marruecos y el Vaticano.

“Y también debemos avanzar en las instituciones multilaterales del mundo. Gracias a los esfuerzos de Polonia, la Asamblea General de la ONU ha nombrado al 22 de agosto como un día especial para recordar a las víctimas de la persecución religiosa. Por favor conmemore también en sus países de origen”, dijo Pompeo.

Apuntando a China

Tanto Pence como Pompeo señalaron a China como “el hogar de una de las peores crisis de derechos humanos de nuestro tiempo. Es realmente la mancha del siglo”, dijo Pompeo.

“El Partido Comunista Chino exige el control sobre las vidas de los chinos y sus almas. Funcionarios del gobierno chino incluso han desanimado a otros países a asistir a esta reunión”, dijo Pompeo.

“Si estás aquí hoy y eres un país que ha desafiado la presión china para venir aquí, te saludamos y te damos las gracias. Y si te negaste a asistir por el mismo motivo, tomamos nota”.

Pompeo citó los casos del practicante de Falun DafaFalun Gong) Chen Huixia y el pastor Wang Yi como ejemplos de persecución religiosa en China.

“En septiembre del año pasado, Chen Huixia, miembro de Falun Gong, fue condenado a tres años y medio de prisión simplemente por practicar su fe.

“En mayo de 2018, las autoridades arrestaron a Wang Yi, pastor de la Iglesia Early Rain Covenant, una gran iglesia no registrada en Chengdu, por criticar abiertamente los controles del gobierno sobre la libertad religiosa. Él todavía está en la cárcel hoy”, dijo Pompeo.

Manping Ouyang, una sobreviviente cristiana de la persecución religiosa del Partido Comunista Chino, se presenta luego de ser reconocida por el Vicepresidente Pence, en la Conferencia Ministerial para Promover la Libertad Religiosa en Washington el 18 de julio de 2019. (Lynn Lin/La Gran Época)

Pence señaló que aunque la fe cristiana también está dirigida a China, “pero en una de las mayores ironías de la historia del cristianismo, la China comunista de hoy es la que está experimentando el crecimiento más rápido en la fe cristiana en los últimos 2000 años”.

“Hace solo 70 años, cuando el Partido Comunista tomó el poder, había menos de medio millón de cristianos chinos; sin embargo, hoy, solo dos generaciones después, la fe en Jesucristo ha llegado a 130 millones de cristianos chinos”.

En el segundo día de la Conferencia Ministerial para Promover la Libertad Religiosa, el 17 de julio, el presidente Trump se reunió con 27 sobrevivientes de la persecución religiosa de 17 países. Cuatro de ellos son de China, entre ellos la practicante de Falun Gong Yuhua Zhang, el musulmán uyghur Uhamur Ilham, el budista tibetano Nyima Lhamo y la cristiana Manping Ouyang.

La Sra. Yuhua Zhang (en el centro con gafas), practicante de Falun Dafa que sobrevivió a la tortura del régimen comunista chino, asiste a la Conferencia Ministerial para Promover la Libertad Religiosa en Washington el 18 de julio de 2019. (Lynn Lin/La Gran Época)

Sanciones

Después de observar el historial del régimen iraní de negar la libertad religiosa dentro y fuera del país, Pence mencionó que Estados Unidos había impuesto sanciones a dos líderes de las milicias respaldadas por Irán. “Estados Unidos no se mantendrá ocioso mientras las milicias respaldadas por Irán extienden el terror”, dijo.

Pence dijo, esta semana, que los Estados Unidos aplicaron sanciones de visa a los dos principales líderes militares de Birmania, el comandante en jefe y su oficial, así como a dos comandantes de brigadas de infantería, por una campaña brutal de limpieza étnica contra el pueblo rohingya. Obligó a más de 700.000 a huir a través de la frontera a Bangladesh.

Descubre a continuación

“Aún estaba vivo”: el estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

TE RECOMENDAMOS