Pompeo y Duque unen fuerzas contra el régimen de Venezuela: “Esa desangre” tiene que parar

Por Pachi Valencia
19 de Septiembre de 2020
Actualizado: 19 de Septiembre de 2020

Como última parada en su gira por Latinoamérica, el secretario de Estado Mike Pompeo se reunió con el presidente de Colombia Iván Duque, para hablar sobre la situación en Venezuela y la lucha contra el narcotráfico en el país.

El secretario de estado llegó a Bogotá esta mañana, en donde visitó el Palacio de Gobierno, conoció la espada de Bolívar, y posteriormente se reunió con el mandatario de Colombia y su gabinete cerca de una hora. Esta es la cuarta visita a Colombia del funcionario estadounidense desde que Duque ganó la presidencia.

Pompeo abrió su discurso enfatizando lo “absolutamente vital” que es la relación entre EE. UU. y Colombia en la región. “La seguridad, la prosperidad, la democracia han sido los valores fundamentales desde el comienzo de nuestras dos naciones”, dijo el secretario de estado durante una conferencia de prensa en la Casa de Nariño el 19 de septiembre junto con Duque.

“Quiero elogiar cómo su gobierno se ha ocupado de sus propios ciudadanos, pero también de los refugiados venezolanos durante esta difícil pandemia del COVID-19. Su trabajo de salud pública ha salvado decenas de miles de vidas. Usted y el pueblo colombiano deberían estar muy orgullosos de eso” continuó Pompeo, y dijo que el apoyo de Colombia a Guaidó y a una “transición democrática para una Venezuela soberana libre de la influencia maligna de Cuba, Rusia, Irán, es increíblemente valorado”.

“Usted es un verdadero líder para la región y para la dignidad de todas sus personas”, dijo Pompeo a Duque.

Colombia es el país que alberga la mayor cantidad de venezolanos que escapan del régimen de Maduro, sin embargo, en los últimos meses la cifra fue disminuyendo, debido a que algunos venezolanos decidieron regresar a su país voluntariamente debido al cierre de la economía ocasionado por el virus del PCCh. Al 30 de junio de este año, más de 1,700,000 venezolanos residen en Colombia; y solo el 43,6 por ciento de los refugiados está de forma regular en el país, de acuerdo con las últimas cifras oficiales publicadas en abril.

A nivel mundial, hay 5,2 millones de venezolanos refugiados desde 12 de abril de 2018 a septiembre de 2020, y alrededor de 4,3 millones están en América Latina y el Caribe, según la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial (R4V), establecida por solicitud del Secretario General de Naciones Unidas a ACNUR y la OIM.

“La mayoría no tiene perspectivas de un retorno sostenible a corto y mediano plazo”, dice un documento de la plataforma.

Por su parte, el presidente Duque resaltó que Colombia ha aplicado una “política de hermandad” para recibir a los venezolanos refugiados, mencionando que la situación de Venezuela es “insostenible”. El mandatario también se refirió al reciente informe de la ONU donde “se confirma (…) que Nicolás Maduro es un criminal de lesa humanidad”.

“Este reporte tiene que servir para validar lo que ya había sido anunciado por la OEA, y es que hay un régimen de violaciones a los derechos humanos de manera sistemática, pero sobre todo, la cabeza de la dictadura en sí misma es un criminal de lesa humanidad y la comunidad internacional tiene que actuar para que esta situación termine”, dijo Duque.

“En eso nos hemos identificado y seguiremos haciendo ese llamado a la comunidad internacional, porque tiene que parar ese desangre”, añadió Duque.

Ese mismo día, el Departamento de Estado de EE.UU. anunció una ayuda adicional de USD 348 millones como “asistencia humanitaria” para atender la crisis en Venezuela, que incluye ayuda para venezolanos que están tanto dentro como fuera del país.

Asimismo, ambos funcionarios destacaron la cooperación entre los dos países en su lucha contra las FARC y el ELN.

“La violencia por parte de los disidentes de la FARC, ELN o cualquier otro grupo es inaceptable y no puede ser tolerada, ni tampoco los regímenes como el de Maduro que proveen un refugio seguro, asistencia, y alivio para esos terroristas”, dijo Pompeo.

Dos soldados armados pertenecientes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) vigilan el paso de Berlín, el 7 de marzo, cerca de Florencia, en la provincia sureña de Caquetá, en Colombia. (PEDRO UGARTE/AFP a través de Getty Images)

Ambas naciones también celebraron su progreso frente al narcotráfico. Dos días antes, el presidente Donald Trump había enviado un memorándum en el que evalúa el compromiso de 22 países, entre ellos Colombia, en la lucha contra el narcotráfico, donde resaltó que ambos países siguen siendo “firmes aliados”.

“Señor presidente, su administración ha sido ejemplar en este ámbito. La policía colombiana, incluso en estos tiempos difíciles, ha intensificado la interdicción y erradicación de la cocaína”, dijo Pompeo dirigiéndose a Duque, y mencionó que la policía colombiana llegó a “erradicar manualmente” más de 57 por ciento más de campos de coca en 2019, en comparación al 2018.

Duque agradeció la ayuda de EE. UU. en la lucha contra el terrorismo y narcotráfico. El presidente de Colombia señaló que en 2019 se logró “la mayor reducción del área sembrada de coca, en prácticamente seis años” y resaltó la campaña naval Orión que, con Estados Unidos y con 23 países más, han “logrado hacer la más grande operación de interdicción contra el narcotráfico en el Caribe”.

“Quiero subrayar el apoyo que seguimos recibiendo y el trabajo coordinado para enfrentarnos a las estructuras del ELN, los grupos escindidos de las FARC, El Clan del Golfo, Los Pelusos, bandas criminales muy peligrosas. Y hemos logrado importantes éxitos en esta área que deben mantenerse”, dijo el presidente de Colombia.

La gira latinoamericana del secretario de Estado comenzó el jueves con una histórica visita a Surinam, tras lo cual se trasladó a Guyana y Brasil antes de viajar a Colombia.

Durante su visita a la ciudad brasileña de Boa Vista–ubicada cerca a la frontera con Venezuela–el diplomático se reunió con cinco miembros de una familia venezolana quienes emigraron hace diez meses y viven en uno de los refugios de Operación Bienvenidos, de acuerdo con un diario local.

“[Ellos] quieren lo que todos los seres humanos quieren: dignidad, quieren una Venezuela democrática, pacífica y soberana a la cual llamar hogar, una donde ellos y sus hijos puedan encontrar trabajo y vivir con esa dignidad”, dijo Pompeo en una base aérea en Boa Vista, durante una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo.

Asimismo, el secretario estadounidense también criticó a Nicolás Maduro por “una crisis provocada por el hombre” en Venezuela y lo calificó de “narcotraficante”, durante la rueda de prensa, según Reuters.

Luego de una breve visita por la región, ahora el funcionario viajará de regreso a su país para su última parada, en Plano, Texas, donde hablará sobre las prioridades del departamento de Estado en la Iglesia Bautista Prestonwood.

Con información de EFE y VOA.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

China, Rusia, Irán y Cuba están contribuyendo a la inestabilidad de América Latina

TE RECOMENDAMOS