¿Llegas tarde o temprano al trabajo? Especialistas describen cómo funcionan ambas personalidades

Por La Gran Época
22 de Septiembre de 2019 Actualizado: 24 de Septiembre de 2019

Contrariamente a lo que muchas personas creen, la mayoría de las personas que llegan tarde al trabajo o a una cita, no pretenden ocasionar problemas con ello. De hecho, parece que estas personas han llegado tarde toda su vida.

En una entrevista, el psicólogo social y autor británico Oliver Burkman colocó el asunto de los impuntuales en el área de la personalidad.

Según Oliver, quienes llegan tarde son personas controladoras. “Quieren estar en control de la situación, ser el centro de atención cuando llegan”, explicó, según publicó la BBC.

Imagen ilustrativa. (Pxhere/rawpixel.com /CCO)

“Hay algo de conmovedor en que tengan esa necesidad de acaparar la atención y no se sientan bien con ellos mismos si no la reciben”, afirmó.

Por su parte, la doctora Diana DeLonzor, autora de “Never Be Late Again”, y experta en el manejo del tiempo, estimó que la gente no debería tomarse la tardanza de un compañero de trabajo como algo personal.

“Generalmente, no se trata de control. No es que no valoren tu tiempo. No es que les guste captar la atención cuando entran a la habitación”, le dijo al diario The New York Times.

“La mayoría de las personas que han llegado tarde han llegado tarde toda su vida y llegan tarde a todo tipo de actividad, buena o mala”, agregó.

Otros estudios científicos, citan diferentes razones como la falacia de la planificación.

La gente optimista es más impuntual que el resto. Así lo determinó la Universidad Estatal de San Diego en California en Estados Unidos.

¿Por qué los optimistas son más impuntuales? Los científicos explican que los pensamientos generalmente positivos llevan a pensar que uno siempre dispone de tiempo suficiente para realizar un gran abanico de tareas, por lo que ser demasiado optimistas con el tiempo con el que cuentan se convierte al final en un sello de falta de puntualidad.

Imagen ilustrativa. (rawpixel.com/ Pexels)

Los que apuran el plazo. Aquellas personas que les gusta la adrenalina de dejarlo todo para el último momento.

Los “productores”. Los optimistas que creen que pueden hacer mucho más de lo que les da el tiempo.

Ella cree que quienes llegan tarde tienen también ciertos rasgos: son positivos y creativos pero también poco realistas.

Imagen ilustrativa. (Pxhere/CCO)

Esther, una retardista crónica que pudo corregir su conducta, confesó que pudo superarlo con entrenamiento y disciplina. Poniendo en práctica algunos hábitos como ser realistas en la planificación de las tareas, informó La Vanguardia.

Los puntuales

En el caso de los individuos puntuales tienen más autocontrol que los demás y una mejor percepción del tiempo.

“Son más cautos y suelen imaginarse los peores escenarios, por eso necesitan el tiempo suficiente para solucionar los problemas que puedan aparecer”, explicó DeLonzor en base a sus investigaciones de acuerdo a la BBC.

También aseguró que tienden a no aplazar las cosas.

Por supuesto, existen rasgos negativos en ser excesivamente puntual.

“A veces, llegar muy temprano denota una preocupación excesiva y una voluntad por querer agradar a los demás”, comentó en su conversación con BBC, el psicólogo Oliver Burkman.

Imagen ilustrativa. (Pxhere/ CCO)

Recordó asimismo que las personas que llegan excesivamente temprano a un encuentro a menudo se enojan por esperar demasiado pero invitó a “no culpar a los demás por haber llegado media hora antes de lo acordado”.

Expertos en recursos humanos coinciden en que la puntualidad es un factor importante en el mundo laboral y cuesta dinero a las empresas aunque algunos estudios sobre productividad hablan de los beneficios de que las compañías sean más flexibles.

4 consejos para ser más puntual

¿Qué puedes hacer para intentar ser más puntual?

La tardanza es un hábito muy difícil de superar, destacó DeLonzor, pedirle a una persona que llega tarde, es como decirle a una persona que hace dieta que “no coma tanto”.

Pero si llegar tarde es un problema en tu día a día, aquí tienes 4 pasos sencillos para intentar ser puntual:

1- Planea una estrategia: proponte trabajar en una tarea un poquito todos los días.

2- Calcula el tiempo que te llevan tus actividades: así serás más realista con el tiempo que te demoras realizándolas.

3- Llega antes, no a tiempo: si planeas llegar a la hora justa probablemente llegues tarde, así que intenta llegar con antelación.

4-Disfruta esperando: no tiene tanto de malo, llévate una revista, un libro y lee o simplemente piensa y reflexiona.

Esperamos estos consejos te sirvan para tener una vida más tranquila y para que puedas administrar el tiempo de la manera más efectiva. Sin que la falta de tiempo te lleve a complicaciones diarias en el trabajo. Recuerda que hacer esperar a alguien es de mala educación.

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS