¿Por qué Steve Jobs pensaba que el iPad era demasiado peligroso para sus propios hijos?

Por Louise Bevan
07 de Noviembre de 2019 Actualizado: 08 de Noviembre de 2019

“Limitamos la cantidad de tecnología que nuestros hijos usan en casa”, dijo el magnate de la tecnología Steve Jobs a un periodista del New York Times en 2010. Fue en el momento del lanzamiento del iPad de Apple; la declaración hizo que el periodista se conmocionara.

Los expertos han debatido durante mucho tiempo la cuestión de si el acceso de los niños a la tecnología debe ser regulado o no. Steve falleció en 2011, pero su legado como empresario, como hombre de negocios y como padre sigue vivo. En el clima social y tecnológico actual, ¿qué significa exactamente ser un “padre de baja tecnología?”.

Steve Jobs celebra el lanzamiento de una nueva familia de productos Apple iPod en el California Theater de San José el 26 de octubre de 2004. (Tim Mosenfelder/Getty Images)

En el lanzamiento del iPad de Apple en 2010, Steve lo describió como un “dispositivo maravilloso” que acercaba a las personas y a las herramientas educativas.

El reportero del New York Times, Nick Bilton, poco después, describió una interacción con el empresario. “La primera tableta de la compañía estaba llegando a los estantes”, escribió Nick. Le preguntó a Steve: “Entonces, ¿a tus hijos les debe encantar el iPad?”.

“No lo han usado”, respondió Steve. Entonces, Nick se quedó sin palabras.

Steve Jobs sostiene el nuevo iPad, un dispositivo de navegación móvil en forma de tableta que se ha convertido en un cruce entre el iPhone y un MacBook portátil. (Justin Sullivan/Getty Images)

“Me había imaginado que la casa de Steve era como el paraíso de los nerds”, explicó Nick, “que las paredes eran pantallas táctiles gigantes, que la mesa de comedor estaba hecha de azulejos de iPads y que los iPods se repartían a los invitados como si fueran chocolates sobre una almohada”.

“No, el Sr. Jobs me lo dijo, ni cerca”, escribió.

Dos años más tarde, Steve reiteró su postura afirmando: “En realidad, no permitimos el iPad en casa. Creemos que es demasiado peligroso para los niños en efecto”, como lo cita Business Insider.

Desde entonces, una gran cantidad de empresarios de la tecnología han revelado sus propias aversiones personales a la tecnología en el hogar, especialmente cuando sus hijos están involucrados.

El redactor en jefe de Wired, Chris Anderson, habla durante la conferencia de negocios de Wired en la Biblioteca y Museo Morgan en la ciudad de Nueva York el 14 de junio de 2010. (Larry Busacca/Getty Images)

Liderar con el ejemplo

Chris Anderson, ex editor de la revista WIRED y actual director ejecutivo de 3D Robotics, es padre de cinco hijos. También ha instalado límites de tiempo y controles parentales en todos los dispositivos de la casa de su familia.

“Mis hijos nos acusan a mí y a mi esposa de ser fascistas y demasiado preocupados por la tecnología, y dicen que ninguno de sus amigos tiene las mismas reglas”, dijo Chris al The New York Times. “Eso es porque hemos visto los peligros de la tecnología de primera mano”.

“Lo he visto en mí mismo”, continuó. “No quiero ver que eso les pase a mis hijos”.

La regla número uno en el hogar de los Anderson, explicó el CEO, es muy simple: “No hay pantallas en el dormitorio. Punto. Nunca”, dijo.

Evan-Williams
Cofundador de Medium y Twitter Evan Williams habla en la Conferencia de Negocios WIRED: Piense a lo grande en el Museo de la Herencia Judía en la ciudad de Nueva York el 7 de mayo de 2013. (Brad Barket/Getty Images)

Evan Williams, uno de los fundadores de Twitter y Medium, y su esposa, Sara, son igualmente cautelosos con la tecnología. Tienen “cientos de libros” para sus hijos en lugar de iPads.

Dick Costolo, el CEO de Twitter, ofreció una perspectiva diferente. Él y su esposa aprueban el “uso ilimitado de aparatos” con una condición: que sus hijos usen el espacio común y no sus dormitorios. Demasiados límites de tiempo, creen los Costolo, podrían provocar una rebelión.

“Cuando estaba en la Universidad de Michigan, había un tipo que vivía en el dormitorio de al lado y tenía cajas y cajas de Coca-Cola y otros refrescos en su habitación”, dijo Dick. “Más tarde descubrí que era porque sus padres nunca le habían dejado tomar refrescos cuando estaba creciendo”.

Los peligros reales de la tecnología

niño-iphone
Imagen ilustrativa. (Hal Gatewood/Unsplash)

Según el Child Mind Institute, la gestión del uso de los medios de comunicación en el hogar es uno de los mayores desafíos de la crianza de los hijos en el siglo XXI.

La gratificación a pedido de los programas de televisión y los videojuegos puede tener un atractivo particular para los niños con diagnóstico de TDA/H. Desafortunadamente, la absorción en la televisión o los videojuegos no replica el mismo tipo de enfoque que requieren otras tareas.

El Dr. John Constantino, de la Universidad de Washington sostiene que los niños con predisposición a la violencia o al aislamiento social pueden verse afectados negativamente por las nuevas tecnologías, ya que su acceso a la información y la comunicación se vuelve ilimitado.

niña-ipad
Imagen ilustrativa. (Patricia Prudente/Unsplash)

Los medios de comunicación social han sido criticados durante mucho tiempo por mantener estándares poco realistas de belleza y éxito, lo que podría ser particularmente peligroso para las mentes jóvenes e impresionables. Sin mencionar que la tecnología en su totalidad tiene la capacidad de volverse extremadamente adictiva.

Mientras que los argumentos para imponer (algunas) restricciones a la tecnología pueden ser convincentes, muchos padres de baja tecnología abogan por hacer concesiones a los niños a medida que crecen y necesitan una computadora para la escuela.

El biógrafo de Steve, Walter Isaacson, pasó mucho tiempo en la casa de Steve y pareció capaz de arrojar luz sobre la razón de ser de los límites tecnológicos del empresario.

“Todas las noches, Steve se dedicaba a cenar en la mesa grande y larga de su cocina, a discutir libros, historia y una variedad de cosas”, dijo Walter al The New York Times.

“Nunca nadie sacó un iPad u ordenador”, continuó, y añadió: “Los niños no parecían adictos a los dispositivos”.

*****

Mira a continuación:

¿Huawei espía a EE.UU. desde Latinoamérica?

TE RECOMENDAMOS