Por qué Texas es la ‘Meca’ para los mineros de Bitcoin

Por Andrew Moran
03 de Febrero de 2022 6:29 PM Actualizado: 03 de Febrero de 2022 6:29 PM

Texas se ha convertido en la meca de los mineros de Bitcoin y de otras criptomonedas durante el último año.

Puede que no parezca un lugar probable para la minería de tokens virtuales, pero los profesionales de las criptomonedas y los miles de millones de dólares en capital están inundando el estado del sur.

Esto ha dado lugar a un número creciente de comunidades de criptodivisas en todo el estado, y no sólo en Austin, que ha sido calificada como una especie de Silicon Valley 2.0 en los últimos años.

Pero, ¿por qué Texas es el principal beneficiario de la “Gran Migración Minera”?

Las tarifas de energía han sido un factor importante en el auge de las criptomonedas en Texas. Las tarifas de energía de Texas actualmente están clasificadas como las séptimas más bajas de la nación, con un precio promedio anual por kilovatio-hora de 8.36 centavos, por delante de los 8.53 centavos de Dakota del Norte y detrás de los 8.33 centavos de Nevada.

Turbinas de viento en un parque eólico en Colorado City, Texas, el 21 de enero de 2016. (Spencer Platt/Getty Images)

Además de ser el mayor productor de energía del país, Texas ha desregulado la red eléctrica, lo que facilita un entorno más competitivo para las empresas de servicios públicos y sus clientes, dice Ali Rehman, inversor de blockchain y cofundador de FindTheVenue.

“Dado que la red eléctrica en Texas está desregulada, los proveedores de electricidad tienen incentivos para ofrecer tarifas bajas, lo que significa que los clientes pueden elegir entre diferentes proveedores de energía”, dijo Rehman a The Epoch Times. “Las instalaciones mineras de criptomonedas pueden establecer contratos a largo plazo con proveedores de energía, lo que significa que pueden comprar electricidad a un precio fijo durante muchos años”.

La política pública ha servido además como un componente integral para fortalecer la confianza de la industria.

El año pasado, el gobernador Greg Abbott se reunió con docenas de líderes en el área de las criptomonedas para discutir una propuesta que puede parecer contra intuitiva.

Los mineros podrían respaldar la red eléctrica del estado exigiendo inmensos niveles de electricidad, lo que obligaría a las empresas privadas a comenzar a construir plantas de energía adicionales. Si la red comienza a fallar en caso de una gran tormenta, como sucedió durante la tormenta de invierno Uri en febrero de 2021, los mineros podrían suspender las operaciones para conservar energía para propiedades residenciales y empresas.

A pesar de que la mayoría de las necesidades energéticas del estado se satisfacen con gas natural, alrededor de una quinta parte de la energía de Texas también emana de la energía eólica, “lo que hace que la minería de criptomonedas sea un ejercicio relativamente verde a diferencia de otras partes del mundo, como China, que usan carbón”, agregó Rehman.

Argo Blockchain, una empresa líder en minera de criptomonedas que ha establecido sus operaciones en el oeste de Texas, depende de energías renovables como la solar y la eólica -con el gas natural como respaldo- para sus necesidades de minería.

Las restricciones extranjeras también han sido imperativas para atraer a los actores poderosos del sector.

China, que había controlado hasta dos tercios de la minería mundial de Bitcoin, prohibió toda la minería y el comercio de criptomonedas nacionales en junio. Esto se sumó a la restricción de que las instituciones financieras participen en transacciones criptográficas, declarando ilegales todas las transacciones de tokens digitales.

“Cuando China prohibió la minería de Bitcoin el año pasado, muchos mineros chinos comenzaron a buscar lugares afuera”, dijo Kalyan Banerjee, cofundador de Lumenci, en una entrevista con The Epoch Times. “Encontraron Kazajstán y Texas. Diría que el ecosistema general de Texas aprovechó esa oportunidad, haciendo todo el ruido correcto en los medios y llegando a esas personas, diciendo que hay suficiente tierra disponible”.

“Hay bastante desregulación eléctrica y la energía es barata. Así que vengan aquí, vengan uno y vengan todos”, agregó Banerjee.

Pero si los precios de la energía son uno de los factores principales, ¿por qué no otros estados con costos aún más bajos, como Luisiana (7.51 centavos) y Oklahoma (7.63 centavos)?

En los últimos años, muchas empresas de tecnología, empresarios y profesionales de la industria se han mudado a Texas. Esto ha dado lugar al establecimiento de un ecosistema relacionado con las criptomonedas.

“A medida que las empresas de criptomonedas acuden en masa a Texas debido a su regulación más laxa, las redes de apoyo comienzan a establecerse”, dijo Jonathan Teplitsky, fundador y director ejecutivo de Pipeline Marketing, en una entrevista con The Epoch Times. “Estas redes de apoyo incluyen empresas, espacios de trabajo conjunto como We-Work, redes financiadas por VC, eventos sociales y mezcladores, e incluso eventos y redes patrocinados por el ayuntamiento”.

El senador Ted Cruz (R-Texas), en su intervención en la Cumbre de Blockchain de Texas, celebrada en Austin en octubre, promovió la industria, en particular sobre cómo el entorno podría apoyar el sistema energético.

“Debido a la capacidad de la minería de Bitcoin para encenderse o apagarse instantáneamente, si hay un momento en el que hay escasez de energía en una crisis de energía, ya sea un congelamiento o algún otro desastre natural donde la capacidad de generación de energía disminuye, se convierten en reservas excedentes. Eso puede fortalecer la resiliencia de la red al proporcionar una capacidad significativa de energía adicional que esté disponible para servicios críticos si es necesario y cuando sea necesario”, dijo Cruz durante la conferencia.

Un trabajador de la construcción pasa junto a un centro de computo para minería de bitcoins en Bitfarms, Saint Hyacinthe, Quebec, el 19 de marzo de 2018. (Lars Hagberg/AFP a través de Getty Images)

Con el tiempo, la minería de Bitcoin podría desempeñar un papel importante en la red de energía de Texas.

“En cinco años, espero ver un terreno dramáticamente diferente, con la minería de Bitcoin jugando un papel importante [en] el fortalecimiento y endurecimiento de la resiliencia de la red”, agregó el senador.

El exgobernador de Texas y candidato presidencial Rick Perry describió a los mineros como “un importante acelerador para la creación de empleo y el crecimiento económico sostenible en el estado”.

En noviembre, el alcalde de Austin, Steve Adler, le dijo a un afiliado local de Fox News que quiere que la capital del estado se convierta en una “criptociudad”.

Si Texas continúa su impulso para transformarse en un paraíso criptográfico, el estado podría ser responsable de hasta un tercio de la producción mundial de Bitcoin.

Pero otros lugares en Estados Unidos están compitiendo con Texas en el campo de la criptominería.

Miami ha sido testigo de una ola de capital con la aparición de empresas de blockchain y criptomonedas en la ciudad.

“Así que veríamos el mismo tipo de innovación con respecto al blockchain tanto en Miami como en Austin”, señaló Harish Daiya, cofundador y director ejecutivo de Lumenci.

En general, es posible que no solo sean un puñado de jurisdicciones estadounidenses las que sirvan como imán para la criptominería. Con suficiente energía barata y regulaciones amigables con las criptomonedas, los expertos anticipan que todo el país será un punto de acceso minero durante muchos años.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.