¿Por qué Trump celebró el colapso de ley fronteriza bipartidista?

Por Eduardo Tzompa
12 de Febrero de 2024 7:32 PM Actualizado: 12 de Febrero de 2024 7:32 PM

El expresidente Donald Trump celebró el sábado el colapso del proyecto de ley bipartidista sobre la frontera que buscaba frenar la crisis de inmigración ilegal, durante un mitin en Conway, Carolina del Sur. Algunos congresistas argumentan por qué el proyecto no resuelve el problema de fondo e incentiva la migración.

El pasado 4 de febrero, un grupo de senadores presentó el proyecto de ley de seguridad fronteriza, el cual también incluía financiación adicional para Ucrania, Israel y Taiwán. Sin embargo, el acuerdo fronterizo no ha avanzado en el Senado por la creciente resistencia de los republicanos tanto del Senado como de la Cámara de Representantes.

“No olvidemos que esta semana también tuvimos otra gran victoria que debe celebrar cada uno de los conservadores. Aplastamos el desastroso proyecto de ley de fronteras abiertas del corrupto Joe Biden”, celebró Trump agregando que “todo el grupo hizo un gran trabajo en el Congreso. Lo aplastamos”.

Trump también prometió que si llega a ser reelegido iniciará una operación de deportación masiva como una de sus primeras tareas.

“El primer día pondré fin a todas las políticas de fronteras abiertas de la administración Biden y comenzaremos la operación de deportación nacional más grande de la historia de Estados Unidos. No tenemos otra opción”.

Las declaraciones de Trump ocurren luego que Biden acusó al expresidente Trump de agravar la actual crisis fronteriza al oponerse al último acuerdo bipartidista sobre la frontera.

“Prefiere convertir este asunto en un arma en lugar de resolverlo. Así que, durante las últimas 24 horas, no ha hecho otra cosa, según me han dicho, que ponerse en contacto con los republicanos de la Cámara de Representantes y del Senado y amenazarles e intentar intimidarles para que voten en contra de esta propuesta. Y parece que están cediendo”, declaró Biden.

El proyecto de ley inicialmente prometía un gasto global de USD 118,000 millones, que incluía unos USD 60,000 millones para Ucrania, 14,000 millones para Israel y 20,000 millones para aplicar las nuevas medidas fronterizas. No obstante, ante el rechazo de los republicanos, el Senado aprobó un paquete de ayuda el 11 de febrero de USD 95,000 millones para apoyar a Ucrania, Taiwán e Israel.

Reacciones al proyecto de ley bipartidista

Uno de los opositores al proyecto fue el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson (R-La.), quien declaró en una entrevista con Fox News el 5 de febrero que el proyecto estaba “muerto a su llegada” a la Cámara.

Johnson justificó su decisión argumentando que el proyecto de ley incentiva la inmigración ilegal y no resuelve los problemas de fondo como el sistema roto de asilo y el fallido proceso para solicitar un parole humanitario.

“No siguen la ley federal. ¿Por qué haríamos esto de todos modos? Pero el proyecto de ley en sí mismo en realidad haría más daño que bien y es por eso que hemos dicho que no pasará aquí en la Cámara”.

En la misma línea que Johnson, el senador Steve Daines (R-Mont.), sugirió que aprobar el proyecto de ley sería perjudicial para el país.

“No puedo apoyar un proyecto de ley que no asegura la frontera, proporciona abogados financiados por los contribuyentes a los inmigrantes ilegales y da miles de millones a los grupos radicales de fronteras abiertas. Yo soy un no”, escribió el senador Steve Daines, el 5 de febrero, en la plataforma de medios sociales X.

Daines también pidió al presidente Joe Biden, que apoya el acuerdo, que utilice su actual autoridad ejecutiva para asegurar la frontera.

“A lo largo de este proceso, he dicho que estaba escuchando y esperando una solución, pero para mi decepción, este proyecto de ley no da en el blanco”, escribió el senador Roger Marshall (R-Kan.) en X, el 5 de febrero, en apoyo a sus colegas.

“No asegurará la frontera. No va lo suficientemente lejos en materia de asilo, y tal vez empeore aún más el abuso de la libertad condicional por parte de Biden, al sobrecargar a las ONG con MILES DE MILLONES de dólares de los contribuyentes para llevar a inmigrantes ilegales a un aeropuerto cercano”, añadió.

El proyecto titulado “Ley de Asignaciones Suplementarias de Seguridad Nacional de Emergencia”, también ha sido rechazado por organizaciones hispanas de defensa de los migrantes.

Uno de los puntos más polémicos sobre la ley es una “autoridad de emergencia fronteriza” que permitiría al Secretario de Seguridad Nacional restringir la entrada de inmigrantes cuando se alcance un umbral de 4000 detenciones diarias en un lapso de una semana. Además, se cerraría la entrada en la frontera en caso de que se alcance un promedio de 5000 entradas diarias en una semana.

Algunas organizaciones de defensa de los migrantes dicen que el acuerdo no soluciona los problemas que enfrentan los inmigrantes ilegales desde el punto de vista humanitario.

Para Frankie Miranda, presidente y director ejecutivo de la Federación Hispana, la medida contiene fines políticos electorales ya que los estadounidenses no deberían tener que elegir “entre eliminar las protecciones humanitarias y brindar ayuda a nuestros aliados”.

Desde mayo de 2023, más de 482,000 personas han sido deportadas o retornadas a sus países. Esta cifra es similar a la de 2018, cuando Donald Trump era presidente. Pero aunque la cifra sea similar, en el caso de la Administración Trump, esta representaba más del 30% de las personas encontradas en la frontera, según cifras del Departamento de Seguridad Nacional (NHS); mientras que en el caso de la Administración Biden, representa menos del 5%, dado el enorme flujo de migrantes que cruzaron la frontera en el año fiscal 2023.

Con información de Cristina Bazán e Ileana Alescio
Siga a Eduardo Tzompa en X: @JEduardoTzompa


Únase a nuestro nuevo canal de WhatsApp para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.