Posteos en redes sociales y discurso político se tornan en temas relevantes en audiencia del 6 de enero

Los fiscales critican a Micayá J. Jackson por sus "teorías de conspiración de bandera falsa" y por caminar con los Proud Boys
Por Joseph M. Hanneman
11 de Marzo de 2022 6:33 PM Actualizado: 11 de Marzo de 2022 6:33 PM

Aunque Micayá Joel Jackson estuvo en una corte federal el jueves para ser sentenciado por un cargo de marcha, hacer huelga o manifestación en el Capitolio de EE. UU. el 6 de enero de 2021, gran parte de la audiencia estuvo dominada por la discusión de su actividad en las redes sociales y el contenido político de sus posteos.

Jackson de 26 años, de Phoenix, iba a ser sentenciado en Washington D.C. como parte de un acuerdo de culpabilidad con los fiscales federales, quienes están especialmente molestos con sus prolíficos posteos en Twitter y otras redes sociales. El cargo de marchar es un delito menor que conlleva una posible sentencia de cárcel de seis meses. Los fiscales pidieron 60 días de cárcel (pdf), mientras que la defensa abogó (pdf) por 60 días de arresto domiciliario.

El veterano de la Infantería de Marina de EE. UU. fue acusado de estar cerca de parte de los disturbios en el Capitolio de EE. UU., gritar “rompe su juramento” a la policía y pasar unos 30 minutos caminando por el edificio. Los fiscales citaron reiteradamente las entrevistas y posteos de Jackson en podcasts de video, Twitter y otros medios de comunicación social, y su propagación de supuesta desinformación.

La sentencia se aplazó hasta el 24 de marzo para permitir que la abogada defensora Maria Jacob proporcione más información a la corte acerca de por qué cree que Jackson no puede ser sentenciado a prisión y libertad condicional por un delito menor.

Foto de la época
Micayá J. Jackson camina desde Ellipse hasta el Capitolio de EE. UU. con algunos miembros de Proud Boys el 6 de enero de 2021. (Departamento de Justicia de EE. UU./Captura de pantalla a través de The Epoch Times)

Criticas de “Teorías de conspiración”

El fiscal Sean P. Murphy criticó las “teorías de conspiración de bandera falsa” de Jackson, sus comentarios de que “no concederemos” las elecciones presidenciales de 2020 y una entrevista del 8 de marzo con Alex Sheppard de Red Voice Media como prueba de que Jackson no tiene remordimiento por los cargo por los que fue condenado.

“Desde que el gobierno presentó su memorando de sentencia, el número de posteos en la cuenta de Twitter del acusado ha aumentado en casi 2000”, dijo Murphy al juez federal de distrito Randolph D. Moss.

Al hablar de la entrevista de Jackson con Sheppard, Murphy dijo: “Odio darles audiencia porque, lamentablemente, a veces esto acaba atrayendo a más personas”.

Foto de la época
Micayá J. Jackson dice que no es miembro de Proud Boys, sin embargo, los fiscales dijeron el 6 de enero que usaba guantes y un brazalete con los colores de Proud Boys. (Departamento de Justicia de EE. UU./Captura de pantalla a través de The Epoch Times)

“No tuve tiempo de verlo todo, pero parecía leer línea por línea el memorando de sentencia del gobierno y hablar sobre por qué está siendo perseguido políticamente, por qué esto es una operación psicológica y de por qué el FBI está tratando de atraparlo”, dijo Murphy.

“La enorme cantidad de lo que el acusado dijo y continúa diciendo casi a diario es absolutamente abrumador”, dijo Murphy. “Esto se ha convertido en su sello. Esto se ha convertido en su plataforma. Esto se ha convertido en su trampolín hacia la notoriedad”.

“Es solo después de esta notoriedad del 6 de enero que ha podido construir ese tipo de teorías de conspiración de bandera falsa”, dijo Murphy.

Murphy presentó una fotografía sin fecha que se cree que es anterior al 6 de enero que muestra a Jackson “con una gorra estadounidense y lo que parecen ser calzoncillos con rifles estilo AK” mientras apunta “lo que parece ser un arma de fuego o una réplica de un arma de fuego” mientras se tomaba una “selfie estilo espejo”.

El 6 de enero, Jackson usó “lo que parecía ser un atuendo cuidadosamente elaborado”, dijo Murphy.

“Él llevaba los guantes de color amarillo brillante; el amarillo, por supuesto, es uno de los colores de los Proud Boys”, dijo Murphy. Jackson dijo que no es miembro de Proud Boys, pero caminó junto a algunos de ellos en el trayecto desde el discurso del presidente Donald J. Trump al Capitolio el 6 de enero. Jackson también usó un brazalete naranja.

“Existe un grave peligro en la desinformación”, dijo Murphy. “La desinformación con frecuencia se vuelve viral y es muy peligrosa, con efectos muy peligrosos—ninguno de los que el acusado parece estar considerando cuando abre la boca y difunde estas declaraciones”.

Murphy citó comentarios de varios jueces federales en el Circuito del Distrito de Columbia que afirmaron que las declaraciones y posteos de los acusados ​​en las redes sociales eran factores agravantes que pesaban a favor de la pena de cárcel.

“Psicopatía americana”

“En la mayoría de esos casos, los acusados ​​solo tenían una o dos o tal vez algunos posteos en las redes sociales a las que la corte podía hacer referencia”, dijo Murphy. “Aquí, nuevamente, hay literalmente horas de videos y volúmenes de posteos a las que esta corte podría hacer referencia”.

Murphy citó una entrevista del 24 de enero que Jackson hizo con Vicky Richter en la que calificó al 6 de enero como “psicopatía americana” con la policía incitando a las multitudes al atacar a los manifestantes con gas pimienta y bastones de acero.

“Nada de lo que ha dicho ha parecido humilde o disculpándose”, dijo Murphy.

Foto de la época
Micayá J. Jackson posteó esta selfie en las redes sociales, que se muestra con pantalones cortos “estilo AK” y apuntando con una pistola al espejo. (Departamento de Justicia de EE. UU./Captura de pantalla a través de The Epoch Times)

“Creo que para promover el respeto por la ley y reflejar la gravedad del delito, la solicitud del gobierno de una sentencia de 60 días de encarcelamiento más 36 meses de libertad condicional es suficiente pero no mayor de lo necesario”.

Dijo que Jackson “no ha hecho nada en particular para retractarse o intentar enmendar el daño que causó ese día por su insistencia en meter los dedos en la herida y seguir desgarrándola”.

Jacob dijo aunque los fiscales trataron de lograr un equilibrio entre la sentencia recomendada y lo que ven como una falta de arrepentimiento, “Creo que a veces cruzaron la línea”.

Jackson ha admitido arrepentirse de algunas de las cosas que dijo y posteos en las redes sociales, pero la mayoría de sus posteos en las redes sociales desde el 6 de enero “no tienen relación, no tienen ninguna relación con su conducta el 6 de enero o su aceptación de responsabilidad en este caso”, dijo Jacob.

Se refirió al memorando de sentencia del gobierno que hablaba sobre la creencia de Jackson de que las elecciones presidenciales de 2020 fueron robadas. “Simplemente no entiendo la relevancia de esa creencia en lo que concierne a un castigo apropiado aquí”.

El juez Moss dijo que las declaraciones de que la policía hizo señas a los manifestantes para que ingresaran al Capitolio el 6 de enero y que la fiscalía “es una especie de venganza política contra él y otros” lo hace pensar “que el señor Jackson no es sincero”.

Jacob dijo que muchas personas involucradas “han tenido estas creencias que tienen derecho a tener, que las elecciones fueron robadas”. Jackson lamenta su presencia en el Capitolio, pero no participó en nada de la violencia, dijo.

“El gobierno aún no ha identificado por qué sus acciones del 6 de enero justifican su sentencia de cárcel de 60 días”, dijo. “Es una sentencia importante. No creo que se apoye en casos anteriores, en sentencias anteriores que se han impuesto”.

La Oficina de Libertad Condicional de EE. UU. dijo que Jackson no es un peligro para la comunidad y ha cumplido con las condiciones de libertad condicional previo al juicio, dijo Jacob. Más de 30 días en la cárcel o reclusión en un centro de reinserción social haría que Jackson perdiera sus beneficios de la Administración de Veteranos, dijo, y requeriría un “proceso muy largo y arduo” para recuperarlos.

Murphy dijo que el “precedente bien establecido de la Corte Suprema” sostiene que la Primera Enmienda “no prohíbe el uso probatorio del discurso para probar elementos del crimen o para probar el motivo o la intención”. Hizo hincapié en que el Departamento de Justicia ofreció los ejemplos de las redes sociales de Jackson solo con ese propósito.

Confrontación con el asistente al 6 de enero que portaba un arma

Jackson es muy conocido por un video de su discusión con un hombre en Arizona del que sospecha que es un informante del gobierno que portaba una pistola en las instalaciones del Capitolio el 6 de enero. Luke P. Robinson aparecía originalmente como el número 343 de la página del FBI de los más buscados el 6 de enero, pero su fotografía fue borrada más tarde del sitio. A partir del 10 de marzo, su foto aún no se encuentra en el sitio del FBI. No ha sido arrestado ni acusado por estar en el Capitolio o por presuntamente portar un arma.

“¿Por qué te sacaron del 343 en la lista de buscados del FBI?”, cuestionó Jackson a Robinson, quien respondió: “No lo sé”.

El copresentador de Jackson en el video, Kyle Clifton, le preguntó a Robinson: “¿Es usted un informante federal?”. Robinson dijo: “No”. Jackson posteriormente preguntó: “¿Fuiste un agente de crisis?” Robinson dijo: “No, no lo fui”. Jackson luego preguntó: “¿Hiciste un trato con los federales para espiarme porque tenías un arma de fuego contigo el 6 de enero?” Robinson dijo: “No, no lo hice”.

“Tenías un arma de fuego en propiedad federal. Eso es algo serio”, dijo Jackson, señalando una foto de la pistola. “Me acusaron de un delito menor por hacer marchas y huelgas. Eso es un arma de fuego, hombre”. dijo Jackson que originalmente conoció a Robinson 10 días después de que el FBI visitara la casa de Jackson respecto al 6 de enero.

Una página en el sitio web de Sedition Hunters apodada Robinson #GingerGun. Muestra una foto de primer plano de una cinta con lo que los detectives online identificaron como una pistola Sig Sauer P320 de 9 mm color canela. También parecía estar usando un auricular en la oreja izquierda, según una foto de Sedition Hunters.

“¿Estás cooperando con el FBI?” preguntó Clifton.

“Realmente no quiero hablar”, dijo Robinson.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.