Practicantes de Falun Dafa se manifiestan tras el brutal ataque de pandillas en Hong Kong

Por Eva Fu
29 de Septiembre de 2019 Actualizado: 29 de Septiembre de 2019

Advertencia: Este artículo contiene imágenes de video explícitas

NUEVA YORK – La conmoción por un sangriento ataque de pandillas en Hong Kong contra una practicante de Falun Dafa se propagó por la ciudad de Nueva York mientras las naciones se reunían para el 74º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

El 25 de septiembre, en la Plaza de las Naciones Unidas, los practicantes de Falun Dafa levantaron pancartas y banderas en chino y en inglés para reclamar en nombre de su compañera de práctica que el día anterior había sangrado profusamente por la cabeza tras ser agredida. Pidieron por el cese de la brutalidad contra los practicantes de Falun Dafa por parte del Partido Comunista Chino (PCCh) y el apoyo internacional.

“Me duele mucho el corazón, realmente quiero decirle a la gente del mundo y detener esta persecución, para que los practicantes ya no tengan que sufrir ningún incidente sangriento como este”, dijo a La Gran Época Chen Biying, practicante de Falun Dafa radicada en Nueva York.

Falun Dafa, una antigua práctica espiritual de la escuela Buda que llegó al público en 1992, incluye ejercicios de movimiento lento y enseñanzas morales, y enseñanzas basadas en los tres principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Al considerarlo un desafío a su autoridad, el régimen comunista ateo en China inició una campaña nacional para erradicar la práctica en 1999. El número de muertos por golpizas, trabajo esclavo y otras formas de tortura sigue siendo desconocido debido a la dificultad de obtener información tan sensible a través del Gran Cortafuegos implementado en China.

“Debido a la persecución en China continental, no tuvimos otra opción que escapar hasta aquí”, dijo Chen, originaria de China. Dijo que se le llenaron los ojos de lágrimas al ver las imágenes de las secuelas del atentado de Hong Kong.

El 24 de septiembre, Liao Qiulan, una practicante de Falun Dafa que organiza eventos en la ciudad relacionados con la práctica, fue atacada por dos extraños mientras caminaba por el barrio Lai Chi Kok en Hong Kong. Acababa de solicitar un permiso de la policía para realizar una manifestación el 1 de octubre, el día de la conmemoración del 70º aniversario del régimen comunista en China. El evento anual tenía la intención de arrojar luz sobre la continua persecución del grupo espiritual por parte del régimen chino.

Los dos atacantes, cuyos rostros estaban cubiertos por una tela negra, ya habían golpeado a Liao con un objeto de metal negro de 30 cm de largo cuando sus dos compañeras se precipitaron a defenderla con sus carteras. Luego los hombres corrieron hacia un automóvil blanco y huyeron del lugar de prisa. Las amigas de Liao sospechan que el ataque fue algo planeado y que los agresores tenían puesta la mira en Liao.

“Me golpearon con todas sus fuerzas y me seguían golpeando”, dijo Liao más tarde a NTD Television. “Un hombre golpeó mis manos y otra persona, mi cabeza y pies”.

La sangre le caía por toda la cara a Liao, empapando la parte delantera de su camisa, antes de formar un pequeño charco en el suelo.

Chen dijo que los practicantes de Falun Dafa frecuentemente sufren ataques de grupos comunistas como la Asociación de Asistencia a la Juventud (Hong Kong Youth Care Association) en eventos públicos, aunque un ataque de semejante violencia y con tanta sangre no tiene precedentes en Hong Kong.

“Nuestros practicantes se enfrentaron a muchas dificultades (…) y no lo están haciendo para sí mismos”, dijo Chen, refiriéndose a algunos puestos de información que los practicantes locales han instalado en Hong Kong, donde meditan y distribuyen volantes a los turistas de China continental para generar conciencia sobre lo que está sucediendo con su creencia en China.

Otro practicante, Michael Yu, dijo que el ataque a Liao “no fue un incidente aislado”, señalando el creciente patrón de ataques violentos durante las recientes protestas antiextradición en Hong Kong. Un número de activistas prodemocracia, periodistas y legisladores han experimentado ataques de pandillas en los últimos meses. Entre ellos se encuentran el coordinador del Frente Civil de Derechos Humanos, Jimmy Sham, que organizó varios actos masivos, un reportero del Apple Daily conocido por su cobertura del movimiento prodemocracia, y el legislador del Partido Democrático Roy Kwong, que también apoya las protestas de Hong Kong.

“Los practicantes de Falun Gong pueden ejercer su fe internacionalmente (…) incluido en Hong Kong, pero [viendo que] esta violencia contra los practicantes de Falun Gong podría ocurrir en Hong Kong, esto requiere la atención internacional”, dijo Yu.

“Hong Kong es una sociedad libre y altamente autónoma; algo así nunca debería ocurrir”, añadió.

Una portavoz de Falun Dafa de Nueva York condenó el ataque a Liao, diciendo que el PCCh estaba “pisoteando la libertad de los ciudadanos de Hong Kong y los derechos humanos fundamentales”, según una declaración obtenida por La Gran Época. Sugirió que el régimen chino está tratando de “eliminar cualquier voz diferente” mientras se prepara para la celebración del 1 de octubre.

Chen dijo que la violencia no impedirá que los practicantes de Falun Dafa denuncien las violaciones de derechos humanos perpetradas por el régimen chino.

“Sabemos que la justicia prevalecerá sobre el mal”, afirmó Chen.

***

¿Sabías?

Desde el 20 de julio de 1999 el comunismo chino lucha por eliminar 100 millones de personas

TE RECOMENDAMOS