Preocupación por cierre de puestos de Patrulla Fronteriza por traslado de agentes a puente Del Río

Por Charlotte Cuthbertson
18 de Septiembre de 2021
Actualizado: 18 de Septiembre de 2021

UVALDE, Texas — La Patrulla Fronteriza de Texas se vio obligada a cerrar varios puestos de control de la carretera cerca de la frontera para liberar más agentes y hacer frente a la crisis que se desarrolla bajo el puente internacional en Del Río.

Los dos puestos de control texanos de mayor tráfico cerrados al momento se encuentran en la carretera 57 de Eagle Pass a San Antonio y la carretera 90 de Del Río a San Antonio. Otro puesto de control que cerró está en Comstock. Los cierres dejan las carreteras en gran medida libres para los contrabandistas de personas y de drogas. La mayoría de los policías estatales de Texas desplegados en las carreteras fronterizas también están siendo trasladados al puente que conecta a ciudad Acuña, México, con Del Río, Texas, para mayor seguridad.

Apenas unas horas después de los cierres, el sheriff del condado de Kinney, Brad Coe, dijo que está seguro de que la falta de puestos de control ya está siendo aprovechada por “todo el mundo: cárteles, contrabandistas de personas, etc.”.

Coe ha sido agente de la Patrulla Fronteriza en la zona durante 31 años antes de convertirse en sheriff. El condado de Kinney se encuentra en la carretera 90 entre Del Río y el puesto de control cercano a Uvalde.

“Ahora es un camino libre desde Del Río hasta San Antonio —nadie controla nada”, dijo Coe a The Epoch Times el 17 de septiembre.

El puesto de control de la Patrulla Fronteriza en la carretera 90 cerca de Uvalde, Texas, se encuentra cerrado el 17 de septiembre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

La Patrulla Fronteriza y otras agencias de la ley están luchando para contener la situación bajo el puente en Del Río donde miles de inmigrantes ilegales se agolparon en un área de tierra adyacente al Río Grande. A media tarde del 17 de septiembre, más de 12,800 extranjeros ilegales, en su mayoría haitianos, estaban acampados bajo el puente a la espera de ser procesados por la Patrulla Fronteriza. El número aumentó cada hora desde la mañana del 13 de septiembre, cuando había unas 2000 personas bajo el puente.

Los puestos de control de la carretera suelen estar situados entre las 40 y 70 millas más allá de la frontera entre Estados Unidos y México y están diseñados para detener el tráfico que viaja desde la frontera. A menudo, un agente con un K-9 estará trabajando para ayudar a encontrar drogas o personas ocultas.

A medida que los agentes de la Patrulla Fronteriza se han visto obligados a procesar de continuo a un mayor número de inmigrantes ilegales, la cantidad de drogas incautadas en los puestos de control de las autopistas fue disminuyendo gradualmente este año.

Durante los últimos 11 meses, en los puestos de control de carretera de toda la frontera sur, los agentes incautaron 431 libras de fentanilo, según las estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). También se incautaron más de 2000 libras de cocaína y 5285 libras de metanfetamina.

La CBP no desglosó las cifras de las incautaciones por sector, por lo que los valores específicos del sector de Del Río no están disponibles.

El puesto de control de la Patrulla Fronteriza en la carretera 90 cerca de Uvalde, Texas, se encuentra cerrado el 17 de septiembre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El alcalde de Uvalde, Don McLaughlin, dijo que todavía era demasiado pronto para que Uvalde sienta el impacto del cierre del puesto de control, pero “ahora está abierto de par en par”.

“Si quiere pasar drogas, páselas”, dijo. “No hay controles (…) no hay Patrulla Fronteriza”.

McLaughlin dijo que espera un aumento en los grupos de extranjeros ilegales no detenidos por la Patrulla Fronteriza en la frontera, ya que los agentes se ven obligados a dejar millas de frontera sin protección.

Uvalde se encuentra a unas 70 millas de la frontera entre Estados Unidos y México. En la ciudad la población ha estado lidiando con un aumento de robos y persecuciones de vehículos a través de las calles.

“Mi departamento de policía está muy disperso, nuestros robos aumentaron un 80 por ciento en Uvalde”, dijo McLaughlin, añadiendo que los culpables no son todos extranjeros ilegales.

“A un contrabandista le confiscaron el coche y la cárcel estaba llena, por lo que no lo aceptaron, así que lo soltaron en la ciudad. Entró en dos casas, cuatro automóviles y robó seis armas”, dijo.

“Si el gobierno federal va a abandonar al estado de Texas, el estado de Texas tiene que decir al diablo con el gobierno federal, hagámoslo a nuestra cuenta”.

La CBP no respondió a la pregunta sobre el tiempo que prevén que los puestos de control de la carretera queden cerrados.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS